Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche
 

Las consecuencias de la incautación de la madera y el banco aserradero en la comunidad de Temulemu.

Comuna de Traiguen. Provincia de Malleco. IX Región de la Araucanía

Temulemu, 23 de Febrero, 1999

El desarrollo de los hechos para la incautación de la madera y el banco aserradero de nuestra comunidad, se inició el 19 de Febrero, aproximadamente desde las 3:30 horas A.M., dado que nuestra comunidad se percató de movimiento de vehículo desde estas horas. Carabineros llegaron al Fundo Santa Rosa, a las 06:00 A.M. resguardando a guardias de la Forestal Mininco.

 
Para esta acción actuaron un total de 300 efectivos policiales. Hicieron ingreso a nuestra comunidad donde se encontraba la madera y el banco aserradero, sorprendiendo a 7 personas, entre ellos 3 niños y 4 adultos, quienes cuidaban el banco aserradero, en una pequeña ruca destinada para este fin. Carabineros los tomó detenidos de inmediato por la fuerza sin señalarles el motivo de su detención, junto con esto se llevaron especies que se encontraban dentro de la ruca, entre ellos colchonetas, frazadas y víveres evaluados en $50.000.- pesos.. En este acto también se detuvo al ciudadano francés Arnold Fuentes, que había llegado dos dias antes al lugar. Cabe destacar que los niños fueron llevados y encerrados en una micro policial, tras lo cual carabineros detonó una bomba lacrimógena.

 
Al mismo tiempo, unos 100 efectivos policiales allanaron una casa aledaña al banco aserradero. Se trata de la casa del matrimonio compuesto por Germán Tranamil y Adelaida Tranamil. Estos efectivos llegaron al domicilio, desbaratando puertas y ventanas sin presentar una orden de allanamiento, lo que consideramos un asalto. El matrimonio se encontraba en la casa junto a sus hijos de 15, 14 y 8 años. Los efectivos destruyeron todo lo que encontraron a su paso (ventanas, puertas, mesas, lamparas, muebles, etc.). Dentro de los destrozos sustrajeron una cantidad de dinero que el matrimonio tenía ahorrado para el costo de los estudios de sus hijos, en una cantidad de $ 500.000.- pesos, lo que habían obtenido días atrás por la venta de una yunta de bueyes. Esta cifra junto con los enseres destrozados y la propia casa deberán ser evaluados en pesos en su oportunidad. En este allanamiento carabineros golpeó brutalmente al matrimonio y a otras personas que se encontraban en ella a raíz de evaluar que con tal cantidad de efectivos sería imposible impedir la incautación. Se trata de Pascual Pichun, Marina Pichun, Merejilda Pichun, Aurelia Coilla y Maria Hueñir, quienes trataron de defender la casa y al matrimonio. Todos fueron agredidos brutalmente por defender al matrimonio e impedir la destrucción de su casa.

 
Aproximadamente a las 07:00 hrs. el resto de la comunidad se percató de esta detención, ya que los detenidos gritaban descontrolados a raíz de los golpes que estaban recibiendo de carabineros. En el momento se reunió el resto de la gente y fueron al lugar a fin de impedir por lo menos que se llevaran el banco aserradero y a defender a los detenidos.

 
La gente preguntó en el lugar el motivo de la acción y no tuvieron respuesta de parte de carabineros, iniciándose la agresión por parte de estos en contra de la gente, sin dar a conocer la documentación que facultaba dicho accionar. Mientras guardias de la forestal y carabineros incautaba la madera y levantaba el banco aserradero de la comunidad, junto con trabajadores que contrataron, utilizando maquina pesada, con cuatro cargadores y tractores buldozer.

 
Para todos los efectos (incautación y ataque a la comunidad), carabineros se coordinó y actuó en conjunto con los guardias privados de Mininco, quienes también portaban armas de fuego, palos, perros y piedras. Estos en conjunto eran 400 agresores contra 25 comuneros en total, por lo cual desmentimos la cifra de 80 comuneros que señala las fuentes oficiales. Entre los 25 mapuche se encontraban menores de edad, ancianos, adultos, hombres y mujeres, ninguno de ellos escapó de la agresión.

 
La gente siguió resistiendo para poder defender el banco aserradero y carabineros y guardias no dudaron en seguir su brutal agresión echándose sobre la gente con sus perros, gases lacrimógenos, la gente no tuvo otra alternativa que arrancarse. Carabineros y guardias, persiguieron a la gente de la comunidad quienes se refugiaron dentro de los predios aledaños, tirándose entre medio de los alambres, para que estos policías no lo siguieran agrediendo, sin duda como eran mayoría continuaron su agresión atacando con balines, gases lacrimógenos, churros y amenazándolos de muerte.

 
Aproximadamente a las 10:30 hrs, los mismos carabineros y guardias produjeron incendio en el banco aserradero y dos focos dentro de la forestal, lo cual es habitual cada vez que estos hacen incautación de madera, para así culpar a las comunidades y justificar su accionar brutal en contra de nuestras comunidades mapuche.

 
Después aproximadamente a las 11:30 hrs, llegaron cuatro helicóptero y 6 avionetas, todos para apagar los incendios y vigilar el lugar. Estos a parte de apagar los focos de incendio, pasaban muy cerca de la gente que observaba desde lejos y que estaba a unos cuantos metros retiradas del banco. Estos helicópteros y aviones con su proceder amedrentaban a nuestra gente, porque pensábamos que nos podían disparar o tirar cualquier tipo de gases tóxicos o traer más gente para golpearnos. A pesar de esto mucha gente siguió observando desde lejos toda la acción de carabineros y guardias, desde donde vimos todo el proceso y en que fueron sacados a la fuerza los detenidos de la casa destruida: Marina y Pascual Pichun, Merejilda Pichun, Aurelia Coilla, Maria Hueñir, Germán y Adelaida Tranamil.

 
Posteriormente los detenidos fueron trasladados a Traiguen, ingresando al Hospital de esta misma ciudad, donde fueron chequeados sus lesiones, en una actitud racista y discriminatoria por parte de los funcionarios médico y no así con los lesionados policiales. Posteriormente aproximadamente a las 13:00 hrs. los detenidos fueron trasladados a la 3ª comisaría de Traiguen donde el trato nuevamente fue discriminatorio por parte de carabineros, tratándolos de indios y otra serie de garabatos, sin darle a conocer el motivo de su detención y sin darles a conocer sus derechos como detenidos.

 
Respecto de la incautación de las supuestas armas, aclaramos que éstas jamás han pertenecido a ningún mapuche de las comunidades. Esta incautación y toda la represión hecha contra nuestra gente, tiene directa relación con que el gobierno otorga todas las facultades a las grandes empresas, en este caso Mininco, para hacer explotación de un predio, cuya propiedad se encuentra en conflicto y que nuestra comunidad cuenta con toda la documentación para comprobar que nos pertenece.

 
Mediante esta represión se busca negar violentamente el legítimo derecho de las comunidades a recuperar su territorio. Con esto también se le entrega todas las facultades a la empresa para incautar la madera y dar lugar a los guardias para que ingresen al predio. Recordemos que estos guardias privados portan armas de fuego y atacan con diversos elementos a los comuneros. Con esto se demuestra una actitud racista y prepotente contra nuestras comunidades, en donde los guardias han sobrepasado las funciones de carabineros de Chile, que demuestra una usurpación de poderes y facultades.

 
Aclaramos además que la madera incautada, una 2.000 pulgada y 200 metros ruma, pertenecen a la comunidad y corresponden a la explotación que hemos realizado legítimamente sobre la superficie de 60 hectáreas, del cual contamos con documentación desde 1930 otorgada por el Juzgado de Indios y que hoy forestal Mininco tiene en forma ilícita.

 
Respecto del banco aserradero incautado, también pertenece a la comunidad y no se trata de un banco clandestino, dado que cualquier ciudadano de este país puede contar con un banco aserradero, sin contar con permisos especiales, sobre todo si se trata de pequeñas explotaciones como las que realizamos en nuestra comunidad.

Nomina de detenidos: 14 mapuche y 1 extranjero:

Niños:

Mujeres:
Hombres:
Extranjero: