Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
Nº 196 - Año 2002
Padres de Alex Lemún y organizaciones mapuches

Exigencia de justicia

Arnaldo Pérez Guerra

Los padres de Alex Lemún, junto a la Coordinadora Mapuche Arauco Malleco y Meli Wixam Mapu, entregaron sendas cartas el 21 de noviembre en la Corte Suprema, Carabineros, La Moneda, UNICEF y la Comunidad Económica Europea, finalizando con un encuentro de organizaciones mapuches. Alihuén Antileo, dirigente de la Coordinadora, expresa: "Hicimos un emplazamiento público, manifestando nuestro repudio a la violencia criminal empleada por Carabineros en contra de comuneros mapuche y que tuvo como resultado la muerte de nuestro hermano Alex Lemún. A nuestro juicio, Carabineros ampara a criminales: peritajes demostraron que el perdigón o la bala que dio muerte a Alex salió de un arma de Carabineros. Desde que se reinició el conflicto mapuche, hace unos 5 años, han tenido una política permanente de represión: son decenas los heridos con balines y balas, fracturados y, lamentablemente, el último incidente tuvo como resultado la muerte de un joven mapuche. No estamos hablando de un hecho aislado. Si los mecanismos institucionales no pueden detener el movimiento mapuche comenzarán a operar bandas paramilitares, como las que ya existen, y eso no va a hacer más que agravar el conflicto. Realizan el 'trabajo sucio' con operaciones encubiertas a través de paramilitares y organismos represivos vinculados a los grandes intereses financieros y, en este caso, el gobierno de la Concertación también los tiene. No llamamos a ningún miembro de la Coordinadora ni del movimiento mapuche a tomar venganza. El hermano Lemún cayó en un contexto de recuperación de tierras, control territorial y de reconstrucción de nuestra nación. Llamamos a movilizarse en torno a esos objetivos. Es evidente que si hay un desarrollo de mayor violencia política en contra de las comunidades, habrá que presionar al gobierno para que desmantele a los organismos paramilitares. De persistir esos ataques las comunidades tendrán el derecho y, esperamos, la capacidad para confrontarlos en ese terreno".

Carabineros y Corte Suprema deben responder

En la misiva dirigida al general Cienfuegos, los mapuches señalan: "Considerando las circunstancias en que fue baleado nuestro hijo y hermano Alex Lemún, en la comuna de Ercilla, este hecho se une a una constante, sistemática y sangrienta represión que han desatado sus funcionarios en contra de las comunidades que en el ejercicio de un legítimo derecho han decidido ocupar los predios y espacios territoriales que ancestralmente nos pertenecen. La patrulla a cargo del mayor Marco Aurelio Treuer, Comisario de Angol, asesinó a un joven mapuche comprometido con el desarrollo de su comunidad y de su pueblo, y alejado de todo vicio que hoy ataca a la juventud".
Más adelante, dejan testimonio de las contradictorias declaraciones de Carabineros, avaladas por el gobierno de Lagos: "Vuestra actitud desde el comienzo de este hecho de sangre, expresada en sus cambiantes declaraciones públicas que comenzaron negando su responsabilidad, luego, avalando el uso de armas 'disuasivas', hasta hoy, en que se reconoce la utilización de proyectiles de acero en 'legítima defensa', no hacen más que encubrir el accionar criminal de su personal, obstaculizando el proceso judicial". Los mapuches advierten la "abierta y descarada vinculación" con los intereses del empresariado chileno y transnacional que "en su afán de preservar y proteger la inversión capitalista en el territorio ancestral mapuche no duda en acabar con la vida de seres humanos. Un general no debe eludir las responsabilidades sino que, por el contrario, enfrentarlas. Es ridículo igualar piedras con balas, o palos con armas de fuego, como las que posee su institución. Exigimos que los responsables sean castigados. No asumir la necesaria justicia reafirma una actitud cobarde de su institución, que sólo añadirá más leña a esta hoguera histórica".
Por su parte, en la misiva entregada al Presidente de la Corte Suprema, los padres de Alex Lemún y las organizaciones mapuches dejan en claro su abierta desconfianza de los tribunales chilenos que "a lo largo de la historia no han hecho sino confirmar a través de sus fallos los más graves atropellos a nuestros derechos esenciales. La muerte de Alex Lemún no es sino la culminación de múltiples hechos de injusticia hacia comuneros mapuche que legítimamente reivindican sus tierras. Son numerosos los casos en que las denuncias realizadas por mapuche y que demuestran la participación de civiles y uniformados en servicio activo en hechos criminales, quedan en la más absoluta impunidad". La carta recuerda, a modo de ejemplo, las golpizas llevadas a cabo por Carabineros contra niños y ancianos en las comunidades de Temulemu y Temucui-cui o Pascual Coña: "Debemos señalar el caso emblemático de la menor de 14 años, Daniela Ñancupil, de la localidad de Chol-Chol, quien fue criminalmente atacada con escopetas por Carabineros dejándola gravemente herida y hospitalizada. Recientemente esta niña fue secuestrada por civiles no identificados quienes la amenazaron y agredieron con el objetivo de amedrentar a su comunidad y familia. Estos hechos y varios más han sido denunciados a los tribunales competentes sin que exista hasta este momento, y habiendo transcurrido meses y años, ninguna persona detenida". Los mapuches recuerdan que es de público conocimiento que en la IX Región funciona el grupo paramilitar autodenominado Hernán Trizano, quienes se han dado el lujo de amenazar y entregar su "opinión" a través de medios de comunicación en la Región.
A pesar de múltiples denuncias, los tribunales encargados de atender y sancionar estos hechos hasta ahora no han entregado ningún resultado concreto.

"El sonido del kul-kul llama a resistir"

Ante el asesinato de Alex Lemún Saavedra, declaramos:
Alex, weichafe, joven mapuche comprometido con la lucha de su Pueblo, física y espiritualmente limpio, alejado de todo vicio, deja en evidencia la claridad de las nuevas generaciones, al seguir la senda de nuestros antepasados, transformándose con ello en un ejemplo que todo mapuche debe seguir. Alex Lemún es un ejemplo para seguir luchando por nuestra autonomía y control territorial. No hacerlo sería traicionar su memoria. Es el sonido del kul-kul que llama a sus hermanos a resistir ante la arremetida genocida de las transnacionales forestales.
El gobierno de Lagos hoy tiene sus manos manchadas con la sangre de nuestro hermano. Rechazamos categóricamente su política, la cual tiene dos facetas hacia nuestro Pueblo: en lo social sólo persigue la integración a la pobreza, dependencia y a la marginalidad de las grandes urbes. Su otra careta, la represiva, golpea, encarcela y asesina.
Reafirmamos aquí nuestro compromiso con la lucha que decididamente han emprendido nuestras comunidades. Mantener la existencia del Pueblo Mapuche sólo es posible si las transnacionales se retiran definitivamente del territorio que ancestralmente nos pertenece. Hacemos un llamado a la sociedad chilena y comunidad internacional a reconocer la legítima y decidida lucha que el Pueblo Nación Mapuche está dando por su reconstitución, asumiendo las crudas medidas con que el Estado responde para preservar los intereses de los ricos de este país. Llamamos a los mapuche que habitan las ciudades a retornar a su origen y defender lo que nos pertenece, siendo este el mejor homenaje que podemos dar a nuestro mártir Alex Lemún.

Edmundo Lemún Necul y Sonia Saavedra Horia, padres de Alex.
Meli Wixam Mapu
Coordinadora Mapuche Arauco Malleco.

Santiago, Noviembre 21 de 2002.