Centro de Documentaciˇn Mapuche Documentation Center

Manifiesto  de los pueblos indígenas

Un mundo mejor es posible

Mesa de Trabajo de los Pueblos Originarios
Buenos Aires, 26 de noviembre 2001
Tel: 1556092022
e-mail: mesatrabajo@hotmail.com

Buenos Aires 27 de Noviembre del 2001


El orden armónico sobre el cual se desarrollaron nuestros pueblos en este lugar del territorio que hoy se conoce como República Argentina, esta fundado en la idea de que existen muchos mundos, todos ellos regidos por un mismo  principio.

Por eso, todas nuestra tradiciones, encuentran sus fundamentos en una relación indisoluble entre el hombre, sociedad y naturaleza.  Nuestro mundo, tiene una visión integral y totalizadora de la vida.  Esta armonía fue rota por la imposición de un pensamiento contrapuesto a la forma de vida comunitaria, solidaria, humana y de profundo respeto con la naturaleza. La inhumana acción genocida del conquistador, con el único afán de apropiarse primero de nuestras riquezas y después de nuestras tierras, produjeron una profunda destrucción en la vida equilibrada que venían desarrollando, hasta ese entonces nuestros pueblos.

La edificación sistemática del estado sobre nuestros territorios nos redujo a la simple condición de comunidades empobrecidas, marginadas y excluidas del proyecto político nacional. Esto que nos sucedió a nosotros con la instauración del estado nacional, trajo dolor, sufrimiento, sometimiento y miserias a nuestras vidas, hoy en la actualiad esto también le esta sucediendo al conjunto de la sociedad que siente y ve con preocupación como el país que construyeron sus antepasados se desmorona y despedaza por la acción de un pensamiento y una ideología que plantea la idea de que todo debe ser lo mismo.

El ciudadano de la república que con su voto y participación decidía que tipo de sociedad quería tener, ha sido violentamente arrojado a la pobreza, marginación y exclusión y ha sido reemplazado por el ciudadano "globalizado" es decir aquellos que tienen en sus manos el poder económico y deciden desde ese lugar de poder, el destino de toda la sociedad.

Los pueblos indígenas conocemos muy bien esto, porque fuimos los primeros excluidos y marginados de este sistema.  No obstante, la pobreza de nuestra vida material, aún conservamos la riqueza de nuestra cultura.

Desde este lugar nos dirigimos al conjunto de la sociedad para decirles de que es posible construir una sociedad mas justa y solidaria, basados en los principios milenarios que han regido nuestra existencia. Es posible un mundo mejor, es necesario que esto sea así para que la existencia humana tenga una oportunidad de corregir el camino equivocado. Es posible la esperanza siempre y cuando el respeto del que nosotros siempre hablamos no sea otro que el de ordenarnos social, cultural y políticamente de acuerdo a como son las cosas en este lugar que hoy día nos toca padecer y existir.

Finalmente instamos a los hombres y mujeres de este país a un cambio de actitud que se traduzca en el reconocimiento de que este mundo mejor que queremos construir sólo será posible si respetamos la diversidad cultural de nuestra tierra.