Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Comunicado de Prensa
Comité de Apoyo al Pueblo Mapuche

20 de enero de 2001. Montreal, Canadá


Mapuches ocupan embajada

Con una ocupación pacífica de la embajada de Holanda, el Comité de Apoyo a los Presos Políticos Mapuches denunció graves irregularidades que se han cometido en contra de comuneros mapuches en el marco de las movilizaciones por la recuperación de tierras.

En declaración pública detallan:
 

"1º.- Dos funcionarios de Carabineros de Collipulli han falsificado un parte policial con el objeto de inculpar a los hermanos Millalén de la comunidad de Catrio Ñancul en la causa por infracción a la ley de Seguridad Interior del Estado.

Estos funcionarios son Nelson Vilches Rodríguez teniente de Carabineros y Héctor Badilla Jara, ambos de la dotación de la 2ª Comisaría de Collipulli.
El parte en cuestión es el Nº135 y señala de parte de estos funcionarios que en la causa que investiga el incendio de una camioneta (18 de febrero 2000) de la que resultaron heridos 2 guardias de Forestal Mininco, se encontró en el lugar de los hechos una billetera con los documentos de identidad del Sr. Enrique Millalén, razón por la cual este hermano fue procesado y se encuentra recluido en la cárcel de Collipulli desde hace más de 7 meses.
Sin embargo, la investigación posterior determinó que el funcionario policial que concurrió al lugar de los hechos y que remitió las especies encontradas al Tribunal jamás encontró los documentos de Enrique Millalén en dicho lugar, por lo tanto los funcionarios acusados mintieron deliberadamente".
En la declaración se señala que pese a haber interpuesto la denuncia oficial, el Tribunal a cargo, al tanto de estos antecedentes, rehusa otorgar la libertad provisional a Millalén

"2º.- Denunciamos igualmente que el gobierno regional presentó como testigos en la causa rol 1-2000 que investiga igualmente el incendio de la casa del señor Feliciano Cayul, hecho ocurrido el día 1 de marzo del 2000, a los señores Arturo Segundo Namoncura Maquel y Ramón Ricardo Namoncura Maquel. Estos individuos declararon en el cuaderno reservado causa rol Nº1-2000 de la Corte de Apelaciones de Temuco, acusando de la autoría material de este incendio al comunero mapuche Marcelo Catrillanca Queipul de la comunidad de Temucuicui, señalando haberlo visto personalmente tanto de ida como de regreso hacia el lugar en donde se incendió dicho inmueble.
La falsedad de estas acusación queda demostrada en virtud de las declaraciones entregadas por el Alcaide de la cárcel de Collipulli quien, con fecha 29 de septiembre, señala que Osvaldo Catrillanca Queipul permaneció recluido en la unidad penitenciaria desde el 29 de febrero hasta el 3 de marzo del 2000, razón por la cual no pudo cometer materialmente dicho delito".
Estos antecedentes también motivaron una querella criminal en contra de los individuos que inculparon a los comuneros.

"3º.- Mención especial merece la situación de Julio Huentecura, Julio Marileo, Ariel Tori, Juan Bautista Millalén, quienes han sido procesados y se encuentran encarcelados desde ya 9 meses por las declaraciones de Pedro Maldonado Urra, quien producto de las prolongadas incomunicaciones y amenazas de que fue objeto inculpó a dichos hermanos. Sin embargo el informe psicológico acompañado al expediente indica que este comunero es retardado mental, por lo tanto al obligarlo a acusar a los demás comuneros se transforma en una víctima más de estas graves irregularidades.
A pesar de que los Tribunales tienen los antecedentes antes mencionados en su poder, se han negado en forma sistemática a otorgar la libertad bajo fianza a estos hermanos, quienes arriesgan severas penas en caso de ser condenados.

"4º.- Por último, adjuntamos un informe de carácter técnico reservado entregado por el General Mauricio Catalán Devlahovich Jefe de Zona (con fecha 12 de junio de 1999) en el que en algunos de sus párrafos reconoce que el personal de su institución en el trato con las comunidades en conflicto actúa en forma grosera, altanera y discriminatoria, empleando además violencia innecesaria lo que a la larga, advierte el alto oficial, ha llevado a la población mapuche a percibirlos como sus enemigos.
En este informe incluso reconoce que son las propias fuerzas policiales quienes provocan y desencadenan los enfrentamientos con los comuneros mapuches.
Terminan la declaración denunciando el trato discriminatorio de los procesos judiciales que afectan a los mapuches, exigiendo la libertad de los presos políticos, encarcelados en su justa lucha por recuperar sus tierras usurpadas.


Comité de apoyo a los Presos Politicos Mapuche -Chile