Temuco:
Sorpresiva captura de mapuche que estuvo prófugo durante dos años
Iván Fredes 
7 de Mayo de 2003
 

José Llanca no opuso resistencia al ser detenido mientras desayunaba en la comunidad indígena de Chequenco.

IVÁN FREDES 

A disposición de la Fiscalía Militar de Angol pasó ayer José Francisco Llanca Ahilla, de 34 años, el mapuche más buscado del país y que fuera capturado por la policía tras dos años de persecución.

El dirigente, que contaba con seis órdenes de detención desde septiembre de 2001, quedó bajo la tutela del fiscal subrogante de la Fiscalía Militar de Angol, Luis Opazo Baltra, junto a otros dos comuneros, Nelson Ahilla Garrido y José Llanca Figueroa, también detenidos ayer, como autores del delito de maltrato de obra a funcionarios de Carabineros en Servicio, con resultado de lesiones graves.

Los tres nombrados, además de otros seis detenidos con anterioridad, son investigados por su participación en el ataque con arma blanca que dejó gravemente heridos a los suboficiales de Carabineros, Héctor Placencio (39) y Patricio Fuentealba (34), cuando ambos cumplían diligencias policiales en el interior del fundo Ginebra, cerca de Collipulli, el pasado 24 de abril.

Activista prófugo

José Francisco Llanca Ahilla era intensamente buscado por ser el presunto autor de numerosos delitos cometidos en el marco del llamado conflicto mapuche y durante dos años permaneció oculto en sectores rurales de Collipulli y Ercilla.

De acuerdo a las investigaciones practicadas por el fiscal de Collipulli, Alejandro Ríos, José Llanca es el presunto autor de los disparos de escopeta que hizo a quemarropa a los ex dueños del fundo Ginebra, Hernán y Gerardo Jequier, padre e hijo, respectivamente, en una emboscada registrada el 19 de enero del 2001 en ese mismo predio.

También era buscado por el delito de asociación ilícita terrorista en su calidad de integrante de la violentista Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), cuya cúpula directiva y operativa fue detenida a fines del año pasado.

Además, tenía orden de detención por haber golpeado y causado lesiones a su padre, Francisco Llanca Quipaillán, lonco de la comunidad Ahilla Varela, y a su tío Bernardo Llanca Quipaillán, werkén o vocero de la misma, en un violento incidente registrado el 8 de diciembre del 2002, donde acusó a su progenitor de traidor por negociar con el gobierno el traspaso de tierras.

Otra orden similar había sido emitida por su participación en la quema de la camioneta del ex vocero de la CAM, Víctor Ancalaf, el pasado 9 de diciembre del 2002, cuando el vehículo era conducida por el cuñado de este último en el sector del fundo Ginebra. Finalmente, a José Llanca se le imputa el haber dirigido el pasado 13 de enero, en el sector de Chequenco, una emboscada a un bus que trasladaba a una veintena de trabajadores de la forestal Millalemu. En esa ocasión robó un par de motosierras, celulares y otras especies a los operarios forestales.

FAMILIARES

AGRESOR: José Francisco Llanca Ahilla también tenía orden de detención por golpear y causar lesiones a su padre, Francisco Llanca Quipaillán, lonco de la comunidad Ahilla Varela, y a su tío Bernardo Llanca Quipaillán, en un incidente registrado el 8 de diciembre del año 2002.
 
 



© El Mercurio S.A.P