MAPUEXPRESS - INFORMATIVO MAPUCHE
desde territorio Mapuche
http://www.mapuexpress.net
mapuche@mapuexpress.net
Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Los medios de comunicación y su campaña de desinformación en el marco del conflicto forestal en el territorio Mapuche

Por Pablo Huaiquilao / Alfredo Seguel
Agrupación Mapuche de Temuko Konapewman / comité técnico coordinación de comunidades en conflictos ambientales - región de la araucanía


Los dos principales medios escritos chilenos, La tercera (Empresa COPESA); Y EL Mercurio (Empresa EMOL) grafican abiertamente su manejo tendencioso en el denominado “Conflicto Mapuche” a través de sus publicaciones, que en gran parte involucran a empresas forestales.


Ambas empresas y sus filiales periodísticas de diarios con distribución en todo Chile, largamente sobre el 60 % de noticias referidas al Pueblo Mapuche en situaciones directas con hechos de violencia o de criterios policiales en lo que va del año 2003 y de lo que fue en el 2002.
Con menor espacio están las noticias relacionadas a las opiniones de fuentes del Estado (Gobierno y legislativo) que tratan sobre asuntos Mapuche que no superan el 30 % ; el resto se distribuye en información cultural, científica, social y es casi nula las publicaciones de versiones organizacionales Mapuche sobre algún tema en particular.


Estas mismas empresas periodísticas son las que con sus portadas y registros noticiosos han estigmatizado el denominado “Conflicto mapuche”, como si el Mapuche fuera un problema o como si el mapuche hubiera generado los conflictos, propaganda tendenciosas que incluso, varios dirigentes mapuche mal emplean en su discurso.


Algunos de sus titulares como ejemplo de este enfoque:


”Terrorismo en la araucanía”, publicaba el diario La Segunda (Emol) el día 14 de diciembre del 2001; “Alta sensación de inseguridad en la Araucanía”, publicaba el Mercurio (Emol) el día 06 de julio del 2002; “Cárcel para Lonkos terroristas”, publicaba el Mercurio (Emol) el día 30 de agosto del 2002, (refiriéndose al encarcelamiento de los Lonkos de Traiguén, principales autoridades territoriales mapuche y que quedaron en libertad en marzo de este año); “Tres carabineros heridos deja enfrentamiento con mapuches”, aparecía en el diario La tercera (Copesa) el 02 de marzo del 2002;


“Queman casa en zona de conflicto indígena”, el 01 de marzo, La Tercera (Copesa). “Dos carabineros heridos por asalto de mapuches ­ Fundo Ginebra”, Viernes 25 de abril de 2003 (El Mercurio).- “Controvertida vinculación mapuche zapatista”, el 22 de abril del 2003, publicaba el diario austral de Temuco (Emol).; “Mapuches desestiman diálogo”, Sábado 10 de mayo de 2003, diario el mercurio (Emol).


Si bien en Chile, no es una mayoría de la población la que adquiere diariamente ejemplares de prensa escrita , por tener un costo, pero cierto es también que promueve el horizonte cognitivo de la mayoría de los ciudadanos, principalmente, porque determina, desgraciadamente, la opinión de los ciudadanos con sus portadas y titulares que aparecen en todo lugar público de las distintas comunas y ciudades e incluso, siendo motivo de análisis y referencia en medios radiales y televisivos, por lo mismo, sus noticias aparecen para el ciudadano como la verdad absoluta.


En este sentido, el tratamiento que el pueblo Mapuche recibe en casi todos los medios de comunicación capitalista, resulta una de las mayores barreras que evitan su convivencia armoniosa con la sociedad chilena y en el caso puntual de estos medios escritos han servido además como instrumento constante para formular la cara política e ideológica de una dominación económica en sus distintas fases de expansión. Las permanentes noticias sobre la “violencia Mapuche”, que aunque luego resulte que los Mapuches no han sido los responsables o impulsores directos de los hechos relacionados, su relación, convertida ya en uso, acaba provocando una asociación terminológica Mapuche ­ terrorista, dañando enormemente. creando situaciones virtuales extremas y de gran peligrosidad.


En efecto, las organizaciones Mapuches se encuentran en absoluta desprotección e indefensión con respecto a los Derechos a la información, ya que las consecuencias de acciones políticas son tratadas subjetivamente por esta prensa escrita, con espacios amplios y exclusivos de sectores empresariales y grupos de poder político. Cuando por alguna razón, dirigentes u organizaciones buscan dar sentido a una réplica por medio de comunicados o conferencias de prensa, con posterioridad a un titular en portada o noticia sensacionalista, ésta, si es que se publica, pasa a formar parte del acontecer noticioso secundario y rezagado. El tratamiento de la información Mapuche por esta prensa formal chilena, atenta contra toda posibilidad de un derecho a réplica y por ende a una sana convivencia e integridad cultural, ambiente que sin lugar a dudas es manipulada principalmente por los grupos económicos forestales.


Casos sobre terrorismo comunicacional generado por la prensa escrita en base al conflicto Forestal - Mapuche.


Agosto 01 de 1999. Ataque incendiario Casa Patronal Fundo Rucañanco de Collipulli.- ¡Ataque incendiario! ¡Atentando terrorista!, , agosto 2, Diario austral - ¡incendiaron casas de Forestal Mininco en Malleco! - Grupo habría usado armas de fuego (Diario El Sur en Internet, 2 de agosto de 1999) ­ “Denuncian "mafia" de violentistas que ataca forestales” (La Tercera en Internet, 2 de agosto de 1999) ­ “Reunión de emergencia por asalto mapuche” (El Mercurio en Internet, 2 de agosto de 1999) ­ “Prevén Escalada Violentista de Entidades Mapuches Tras acciones en Collipulli y Ercilla” (El Mercurio en Internet, 3 de agosto de 1999) -“Allanada casa de líder mapuche Victor Ancalaf. Dirigente dice que no encabezó atentados incendiarios” (La Tercera en Internet, 4 de agosto de 1999) - “Infiltrados entre Mapuches Estarían Identificados. Propiciarían acciones violentistas” (El Mercurio en Internet, 4 agosto de 1999)


Publicaban de este modo los medios pertenecientes a la cadena de Emol y Copesa desde el día domingo 2 de agosto, sobre el atentado incendiario que destruyó completamente la casa patronal del Fundo Rucañanco de Forestal Mininco ubicada a 15 kilómetros al noreste de Collipulli . Las decenas de guardias que se encontraban al interior de la hacienda declararon haber sido atacados por un grupo de mapuches armados que luego de enfrentarse a ellos incendiaron la casa utilizando bombas molotov. Posteriormente, los empresarios y autoridades chilenas tuvieron amplias tribunas por varios días en estos medios para realizar todo tipo de especulaciones, como identificación de autores materiales de los atentados y grados de infiltración del Movimiento, entre ellos el gerente de CORMA quien acusó abiertamente al dirigente Víctor Ancalaf. . Asimismo, surgió luego en este tipo de prensa la presión para la aplicación de la Ley de seguridad interior del Estado, la que se concretó y provocó la posterior militarización de estos territorios y la represión y encarcelamiento de varios dirigentes de Collipulli, jugando en este sentido un rol fundamental estos medios de prensa.


Sin embargo, en febrero del año 2000. Leticia Fonseca y Gerson Espinoza Fonseca, madre y hermano de Leonardo Espinoza, denunciaron que éste se suicidó afectado por una depresión emocional causada por haber obedecido las instrucciones que recibía cuando trabajaba como guardia forestal en orden a efectuar sabotajes contra las empresas forestales para luego, culpar de estos atentados a comunidades mapuches, entre ellas, la quema de la casa patronal del Fundo Rucañanco. Posteriormente, se denunció una serie de otros hechos de sabotajes y autoatentados generados desde el seno de las propias empresas forestales.


El daño comunicacional provocado por estos medios en su origen no fue remediado, por el contrario, solo dieron tribuna secundaria a estas graves denuncias.


Mayo 16 del año 2001. El montaje de la prensa para perjudicar a dirigente Mapuche en proceso Judicial.- “Líder Mapuche desde la cárcel: MALLECO PUEDE CONVERTIRSE EN UN CHIAPAS”, Publicaba en su portada el Diario austral de Temuco (Emol). Lo extraño fue, que la publicación apareció justo cuando el dirigente Víctor Ancalaf enfrentaba la situación más delicada en su procesamiento judicial, con sendos ataques de la empresa Forestal Mininco quien le mantenía los calificativos de ser un peligro para la sociedad por lo que había que mantener la cárcel para el, situación que se agravó con esta publicación por el impacto público que tuvo este titular en su portada donde en sus contenidos incluso se refería al uso de armas perjudicándolo notablemente. ¿coincidencia?. Fue evidente que había un manejo de fondo en esta información, pero ¿quién estaba detrás de esta maniobra?.


Agosto 10 del año 2001. Robo de armas en Regimiento Militar. Diario responsabilizaba a Mapuches. “Robo en el úsares ­ armas estarían en poder de los Mapuches”, publicaba en su portada el diario austral de Temuco (Emol). En relación al robo de 9 pistolas de 9 milimetros cada una. Agregaba en el desarrollo de la información que la investigación apunta a comunidades Mapuche, confirmando el ambiente de guerrilla en la zona que publicitaban constantemente estos medios de prensa. Posteriormente, se supo que las armas habían sido sustraídas por personal interno del regimiento, pero la información nuevamente pasó a un espacio secundario sin remediar el daño.


Agosto 08 del año 2002. Prensa continuaba con el fantasma de la guerrilla Mapuche. “Descubrieron fábrica de armas ­ allanamiento a comunidad Chequenco”. De esto modo publicaba el austral de Temuco en su portada. La “Fábrica de armas” se refería a 3 escopetas hechizas, algunos linchacos, y boleadoras, material de soldadura, etc. La noticia vinculó el hallazgo con la situación de un Lonko de la comunidad y las ordenes de detención que tenía y que nada tenía que ver con la noticia. Posteriormente, cumplido el efecto comunicacional se supo que se trataba de un hecho particular y que no había vinculación alguna con el movimiento Mapuche.


Agosto 30 del año 2002. La prensa y los Loncos “terroristas”. “Cárcel para Loncos terroristas”, así se refería el Diario el mercurio y replicado a todas las filiales de Emol, catalogando de terroristas a dos autoridades tradicionales del Pueblo Mapuche, quienes estaban siendo procesados pero ya catalogados y condenados por estos medios. Como ya se sabe, en marzo de este año los llamados Lonkos “terroristas” fueron dejados en libertad al no comprobarse su participación en ataques incendiarios a predios forestales, situación que fue revocada recientemente por la Corte Suprema ante la presión política anulando el juicio..


Noviembre del año 2002. El caos virtual generado por la prensa.- “Represalia Mapuche ­ Incendios intencionales destruyen aeropuerto, casas de veraneo y lo que quedaba de LleLLeu”. Con ese titular publicaba el diario La Segunda (Emol) mostrando un caos absoluto que era virtual y que solo estaba en el imaginario del propio medio, generando en la opinión publica una estado de extrema violencia causada por los Mapuche. La noticia del diario se basó en una información publicada por el periódico electrónico de Arauco, lanalhuenoticias y este propio medio se encargo de desmentir y que se reproduce a continuación: ....”Nuestra crónica de ayer, de los atentados incendiarios fue ampliamente difundida por el diario "La Segunda", de propiedad de El Mercurio y principal diario de la tarde en Santiago, el que muchas veces dicta la pauta noticiosa de la prensa escrita del día siguiente”..... ....“así como exagera de manera atroz alguno de los hechos acontecidos; tal es el caso de el titular de la portada, donde mencionan la destrucción de un "Aeropuerto" y "lo que quedaba de Lleu -Lleu". Si bien la situación debe considerarse como delicada, no debiera caerse en tamaña exageración para llamar la atención, cabe preguntarse a quién le conviene estas exageraciones: ¿a los minoritarios grupos violentistas? ó ¿a las empresas forestales que desean justificar una represión generalizada en contra de los mapuches? ó ¿a ambos?,..... “Está de moda hablar de la imagen del país en el extranjero, como nos verán cuando sepan que ... Indígenas Queman Aeropuerto en Chile... o que destruyeron lo que quedaba de Lleu-Lleu... como si ya no fuera a existir mas "Lleu-Lleu", como si la hacienda lo fuera todo, por favor! si mas violencia, destrucción y detenidos se vio en pleno centro de Santiago por el mismo motivo el día martes, ¿se imaginan quemar el aeropuerto de santiago? .... (lanalhuenoticias 15 de noviembre del año 2002)


Relación e influencia en la generación de opinión


A diferencia de los Angelini, los Matte (Eliodoro y Bernardo principalmente) en el juego del Poder, hacen uso pleno de sus relaciones colaterales, con su linaje aristocrático entre las familias chilenas, sus vínculos comerciales, políticos, culturales y hasta religioso. Los Angelini en cambio, simplifican la fuerza de su poder en comprar, vender o contratar.


Los Matte, además de intervenir directamente en medios de comunicación como la TV abierta , también se han involucrado en una serie de espacios de generación de opiniones al interior de la sociedad chilena, tales como el Centro de estudios públicos (CEP), fundación que reúne al mundo empresarial, principalmente forestal. Fundado y dirigido por Eliodoro Matte. En él además intervienen los Angelini, como consejeros.


El CEP interviene en proyecciones de opinión pública, estudios e investigaciones y sirve además como lugar de encuentro entre autoridades de gobierno y el mundo empresarial. Justamente los mandatarios deben acudir a esta institución para negociar sus puntos de vista; Otra, es el Instituto Libertad y Desarrollo (LYD), base ideológica de la Derecha en Chile desde 1990, dedicada al estudio y la investigación y nutre de contenidos tanto a la UDI como Renovación Nacional y los resultados de sus publicaciones genera gran impacto en la opinión pública ya que son ampliamente publicitados por los medios de comunicación. De aquí han salido diversos contenidos en contra del movimiento político mapuche. En el LYD forma parte Patricia Matte, miembro del consejo en calidad de asesora.


Otra instancia, es la Fundación paz Ciudadana, ente privado dedicado a “combatir la delincuencia en Chile”, con pleno respaldo de poderes gubernativos y legislativos,. Aquí forma parte Bernardo Matte, en calidad de Vicepresidente y tesorero. Su presidente es Agustín Edwards (dueño de EMOL). Otra institución con “fines sociales”, dedicada a la pobreza vía proyectos y becas, es la Fundación Andes, integrada en su consejo directivo por una serie de personajes dependientes de los grupos económicos forestales (Brunner, Leniz y Guzmán). Sigue la lista de entre otras, con la Fundación Kazt o legionarios de Cristo, en relación a los Matte.


Asimismo, la directa participación en la academia universitaria es otro claro elemento de intervención en la generación de opiniones, como es principalmente la Universidad Finis Terráe en Santiago, también en alusión a los Matte.


Por última, su directa participación en grupos gremiales, mantiene latente la relación de poder entre los dueños de las forestales con otros grupos económicos: Corma (Corporación de la madera); Sofofa (sociedad de fomento fabril), voces poderosas frente a los poderes políticos y sociales chilenos.