Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
Temuko, marzo 12, wallmapu (Chile)
 


EL MAPUCHE BIEN SABE DE ESO LLAMADO GUERRA.....

(Mapuexpress)


¿Quién puede estar indiferente a una guerra? ¿Quién puede hacerse el desentendido a los ataques bélicos contra la humanidad? , ¡Nadie! Y el Pueblo Mapuche, Nación originaria, bien sabe de eso en siglos de resistencia, soportando los ataques del invasor: Primero por el imperio español, con destrucción , desplazamiento territorial e intentos de etnocidio. Tuvieron que pactarse 28 tratados (parlamentos) con la corona española para que se respetara la independencia y soberanía Mapuche, el último fue el de Negrete en el año 1803. Luego vino la invasión del Estado chileno y argentino. Ya el Mapuche por el lado chileno (Gulumapu)   había acordado un parlamento de respeto muto en  Tapihue en el año 1825. Sin embargo, el mismo Estado, de la mano de las mismas familias que hoy controlan el Poder en Chile: Los Matte, los Larraín, los Tocornal, Los Mackenna, los Edwards,  los Errázuriz, los Echeñique......, rompieron los acuerdos, rompieron su propio Estado de Derecho (que hoy tanto defienden) para atacar brutalmente  con su ejército y conquistar sus ambiciones  lo que duró hasta el último periodo del siglo 19, época inicial de la conquista bélica chilena del territorio Mapuche. (Similar historia en el lado argentino - Puelmapu)

El Mapuche bien sabe del dolor, bien sabe que los propios Estados de Argentina y de Chile generaron con sus guerras e invasiones  los abusos y violaciones; el sufrimiento y pérdidas de vidas humanas; la destrucción de la estructura económica y social Mapuche; la destrucción de los ecosistemas en los territorios; Y esto no quedó ahí, tuvo que llegar 1973 en Chile para dar paso a una dictadura militar montada y amparada por el imperio norteamericano para que la matanza continuara  contra el Mapuche: 41 ejecutados por la garra del asesino y más de 80 detenidos desaparecidos, en medio de la muerte y desaparición de miles de chilenos. Hoy en la seudo democracia, con fieles al imperialismo capitalista yanki, la sangre mapuche sigue derramándose: En noviembre del 2002, Alex Lemún, 17 años, fue asesinado por la policía  que protegía los intereses de las familias acaudaladas chilenas (Los Matte propietaria de Forestal Mininco, CMPC) al interior de un predio forestal.   La historia no ha cambiado mucho y los poderosos siguen explotando a las personas y sobreexplotando los recursos naturales en el territorio Mapuche para exportarlo al mercado Yanki y al resto del capitalismo.

 El Pueblo Mapuche,  Pueblo de Paz, Nación originaria de resistencia, bien sabe de guerras, porque los ataques continúan y si ayer fue el imperio español y luego el ejército chileno mandado por sus patrones aristocráticos, hoy son los súbditos al capitalismo (llámese gobernantes chilenos)  y el propio imperio capitalista norteamericano, los mismos que han matado a cientos de miles de vidas humanas y pretenden seguir haciéndolo en Irak para expandir su globalización económica y conseguir el sometimiento de todos los Pueblos y culturas.

Ante esto, No se trata de detener una guerra solamente, se trata también de frenar la expansión del depredador capitalismo que sólo a traído destrucción y empobrecimiento en contra de los sectores más expuestos e indefensos a sus cargas, provocando marcadas desigualdades sociales y el enriquecimiento de pequeños grupos a costa de la destrucción de recursos naturales y de los irreparables costos sociales y culturales. No es solamente buscar la Paz, se trata también de  levantar la voz  para una nueva propuesta de relación y  avance de una nueva sociedad, más humana,  más justa y equilibrada, para dar esperanza de un futuro digno a todos y a todas.

Nadie, absolutamente nadie puede estar indiferente a la guerra, menos el Mapuche porque bien sabe de eso.............. Las invasiones seguirán.  La Resistencia continúa. Los imperios caen.

Mapuexpress - informativo Mapuche