Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Justicia consideró "falta de pruebas" en juicio que absolvió a lonkos
Suprema ordena realización de nuevo juicio
Por Carlos Millahual / Kolectivo Lientur / 3 de julio de 2003


SANTIAGO. En una decisión para nada sorpresiva, el pleno de la Corte Suprema de Justicia decidió el día de ayer ordenar la realización de un nuevo juicio oral en contra de los destacados lonkos mapuches Pascual Pichún y Aniceto Norín, quienes junto a la colaboradora Patricia Troncoso fueron absueltos de los delitos de amenaza e incendio terrorista contra los propietarios de los fundos Nancahue y San Gregorio de la comuna de Traiguén, el 9 de abril del presente año.

El fallo sobre el recurso de nulidad, que buscaba dejar sin efecto el juicio que absolvió de los cargos a los dirigentes mapuches, fue leído en audiencia pública al mediodía de ayer miércoles por el ministro Enrique Cury. En la resolución, que contó con el voto en contra del ministro Milton Juica, los magistrados del máximo tribunal capitalino consideraron que en la sentencia del tribunal oral de Angol no se indicaron todos y cada uno de los medios de prueba que se utilizaron a lo largo del juicio.

Los ministros recordaron que el nuevo sistema procesal penal obliga a los jueces en su sentencia a informar todos los medios que se utilizaron durante el juicio a fin de apreciar el razonamiento que se aplicó en la sentencia. En el fallo, redactado por el ministro Nibaldo Segura, se hizo notar que ya en la resolución del 12 de mayo pasado, que anuló el proceso por la muerte de la religiosa peruana Lita Castillo en La Serena, se había hecho hincapié en la necesidad de plasmar en la sentencia todos y cada uno de los medios de prueba.

El recurso de nulidad, que buscaba dejar sin efecto el juicio que absolvió a los lonkos, fue presentada por el Ministerio Público y por la víctima del incendio, el ex ministro de agricultura y actual miembro del Tribunal Constitucional de la República Juan Agustín Figueroa, por considerar que los jueces del tribunal Oral de Angol aplicaron en forma incorrecta la normativa vigente, argumento que fue rechazado desde un comienzo tanto por los abogados defensores particulares de los dirigentes, como por el equipo de la Defensoria Penal Mapuche a a cargo del caso.

Defensores rechazan veredicto

Como un "error" de la Corte Suprema calificaron los abogados de la Corporación de Derechos Humanos NorAlinea de Temuco y encargados particulares de la defensa de ambos lonkos mapuches, el falló dictado el día de ayer por los ministros. "Esto es burdo y un error de la Corte Suprema por cuanto luego de 12 días de juicio oral, el Ministerio Público, el particular Juan Agustín Figueroa y el gobierno no entregaron pruebas relevantes sobre la responsabilidad de los mapuches. Ahora la Corte Suprema, en solo 6 horas de escuchar a los abogados de las partes considera que sí hay mérito para condenar", señalan a través de un comunicado emitido por su oficina de comunicaciones.

Para los profesionales de NorAlinea, entre ellos los abogados Jaime Madariaga y Rodrigo Lillo, el falló sentaría un negativo precedente judicial en el marco del conflicto mapuche. "Lamentablemente el fallo es una señal que presionará a los jueces en futuros juicios contra mapuches acusados por conflictos territoriales y de tierras que se dan en la zona sur del país. Aunque no se refiere a estos temas, el fallo de la Corte Suprema legitima la aplicación de la legislación antiterrorista y la utilización de recursos como los testigos protegidos "sin rostro". Con este fallo el máximo tribunal del país se suma a la estrategia de criminalizar a los mapuches y sus demandas", denuncian los defensores.

Si bien Claudio Pavlic, Defensor Regional Público, coincidió por su parte con NorAlinea en no compartir el fallo de la Corte Suprema, se manifestó sin embargo tranquilo respecto del desenlace final del proceso, ello explicó porque el fallo de los ministros se referiría a aspectos más bien formales y no de fondo de la sentencia que absolvió a los dirigentes en abril pasado.

"El fallo de la Suprema se refiere a aspectos formales de la fundamentación de la sentencia que determinó el Tribunal Oral. No hay juicio de valor alguno acerca del fondo del asunto, o sea acerca de la convicción de absolución que se formó el Tribunal Oral y eso lógicamente nos tiene tranquilos. Por lo tanto el reproche de que esa sentencia del Tribunal Oral no evaluó toda la prueba, no afecta a nuestro juicio ni la decisión que tomo el tribunal de Angol ni lógicamente lo que pueda venir a futuro en atención a que ya conocemos la prueba con la que cuenta la parte acusadora”, indico.

Juan Pichún: "Aquí hubieron presiones políticas"

Tras conocer el fallo el hijo del lonko Pascual Pichún se mostró para nada sorprendido con la resolución. Para Juan Pichún, la decisión de los ministros sólo dejaría en evidencia las motivaciones políticas que desde siempre marcaron el emblemático procesamiento de su padre y los demás dirigentes inculpados por el Ministerio Público de La Araucanía.

"Esta resolución no es nada nuevo. Creo que la gente que votó a favor del recurso de nulidad, demuestran una cobardía de no poder decidir en contra de Figueroa y en ese sentido creo que la decisión fue más política que judicial... Aquí sólo ha quedado una vez más en evidencia el poder infinito de este señor para presionar y revertir un fallo que los tribunales habían tomado responsablemente en la zona sur. Los fiscales tuvieron  más de un año encarcelados a los lonkos y con tiempo suficiente para investigar y presentar pruebas... No entiendo como pueden ahora alegar que el proceso fue irregular", señaló el dirigente.

Cabe destacar que antes de la audiencia pública de hoy, una treintena de manifestantes mapuches, en su mayoría dirigentes de la Coordinación de Organizaciones e Identidades Territoriales Mapuche venidos desde la zona sur realizaron una manifestación en las afueras del palacio de tribunales, donde con pancartas y altavoces apoyaban a sus dirigentes imputados y rechazaban el "racista" accionar de los magistrados a cargo de dictar el veredicto. La movilización se tornó más intensa una vez conocido el fallo, más aun considerando la presencia en el lugar del propio Juan Agustín Figueroa quién de manera desafiante se paseaba por el edificio rodeado de abogados y personal encargado de su seguridad personal.

Según declararon los dirigentes de la Coordinación Mapuche, el falló sólo ayudaría a ahondar las desconfianzas existentes en el sistema judicial chileno, no descartando el inicio de movilizaciones en la zona sur como medida de rechazo. "Esto sólo ayuda a abrir más las heridas que están frescas también ante el caso de Alto Bio-Bio, de los estudiantes sin hogares, de los cientos de procesados y presos políticos mapuche, como Víctor Ancalaf. Por lo cual no renunciamos, aun en el más crudo momento de represión que se desata contra el pueblo mapuche, a movilizarnos contra los responsables de estas persecuciones, así como a recurrir a instancias de Derecho internacional para restablecer nuestros legítimo Derechos y querellarnos ante los responsables", señalaron en un comunicado.

Jueces inhabilitados

La Sala Penal de la Corte Suprema, integrada por los ministros Alberto Chaigneau, Enrique Cury, José Luis Pérez, Milton Juica y Nibaldo Segura, escuchó los días 11 y 12 de junio pasado los alegatos de las partes involucradas en el juicio. En esa oportunidad expusieron el propio Juan Agustín Figueroa, los abogados Andrés Rieutord y José Martínez en representación de Pichún y Troncoso, el abogado Hugo Gutiérrez por Aniceto Norín; Xavier Armendáriz por el Ministerio Público, y Jorge Morales por el Ministerio del Interior. Todos ellos estuvieron también presentes el día de ayer.

Cabe recordar que Pichún, Norín y Troncoso fueron absueltos de los cargos que se les imputaban en un sorpresivo fallo de los magistrados del Tribunal Oral en lo Penal de Angol, Georgina Solis, Luis Sarmiento y Waldemar Kosh, quienes consideraron que no se podía comprobar la participación de los acusados en los actos delictivos, por lo que ordenaron ponerlos de inmediato en libertad. En el extenso juicio oral que se prolongó por 12 días, declararon 35 de los 69 testigos presentados, dos de ellos en la modalidad de "testigos sin rostro", situación que fue duramente criticada por los abogados defensores e importantes organismos internacionales de derechos humanos, tales como Amnistía Internacional (AI) y la Federación Internacional de Ligas de Derechos Humanos (FIDH) con sede en Paris.

Sin embargo, a raíz de la reciente resolución de la Corte Suprema, los tres magistrados antes mencionados quedan inhabilitados para tomar conocimiento y resolver nuevamente el emblemático caso, debiendo nuevos jueces integrar la sala que vera esta reiteración del juicio en contra de los loncos y que debiera concretarse dentro de los próximos diez días.