Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
Estrategia de "hechos consumados" de Endesa-España
Imágenes del diálogo por Ralco
Por Kolectivo Lientur / 18 de septiembre de 2003

Desde el inicio del conflicto por la construcción de la Central Hidroeléctrica Ralco, Endesa-España apostó con la complicidad de los gobiernos de la Concertación por la macabra estrategia de los "hechos consumados". Es decir, avanzar impunemente en las obras de la represa a fin de que cualquier objeción posterior, ya fuera del gobierno, la justicia o los propios pehuenches movilizados, careciera de efectos en la práctica. Es así como el año 1997 se inician en el Alto Bio-Bio las obras de emplazamiento de la polémica central, sin existir aprobaciones ambientales pertinentes, concesiones eléctricas, derechos de aguas y ni siquiera el consentimiento de las familias pehuenches directamente afectadas. Hoy la represa esta casi terminada, reconociendo los propios ejecutivos de Endesa un 80% de avances en las obras.

En este marco de imposición se acaba de concretar el publicitado acuerdo entre las familias opositoras y los ejecutivos de Endesa en el palacio de La Moneda. Para el Presidente Ricardo Lagos y su plana mayor encargada de la desmovilización del movimiento mapuche, se trató sin duda de un ansiado triunfo del "diálogo" como vía de resolución a un complejo y emblemático escenario de conflicto.

“El día de hoy que el país puede estar altamente satisfecho. Se ha demostrado una vez más que las posibilidades de entendimiento entre los chilenos, cuando hay voluntad de dialogar, alcanza importantes consensos. Lo que parecía un tema altamente complejo, hoy gracias a la buena voluntad de Endesa, por una parte, y de las familias pertenecientes a las comunidades pehuenches por otra, y a los esfuerzos que ha hecho el gobierno, ha encontrado pleno éxito”, señaló de hecho el Mandatario a la prensa reunida el pasado 16 de septiembre en La Moneda.

¿Un triunfo del diálogo?. Si las obras de emplazamiento de la central hidroeléctrica en la zona arrojan actualmente un 80% de avances, ¿de qué diálogo habla entonces el "garante" Ricardo Lagos?. ¿Qué diálogo tan peculiar entre las partes posibilitó a Endesa avanzar impunemente con sus trabajos en el Alto Bio-Bio, burlando una serie de resoluciones judiciales que -aceptando los reclamos de las familias opositores- reconocían la ilegalidad de tales acciones emprendidas por la empresa española?. En honor a la verdad, el supuesto rol imparcial y garante que las autoridades de la Concertación pregonan haber ejercido hoy en torno a este conflicto no llega más allá de una mera estrategia comunicacional.

Las imágenes que les presentamos a continuación hablan por si solas y dejan al descubierto aspectos ocultos de un "acuerdo de voluntades" que huele por todos lados a corrupción y tráfico de influencias, a imposición e intolerancia. En definitiva, a meras estrategias de falso diálogo y nuevo trato concertacionista. Todas ellas fueron captadas en los meses de julio-mayo de 2003, en exclusiva por miembros del Kolectivo Lientur, en el epicentro de las obras de emplazamiento de la Central Hidroeléctrica Ralco. Cómo se podrá apreciar, mientras las partes "dialogaban" y una serie de resoluciones judiciales impugnaban la legalidad de los permisos otorgados a Endesa, las obras en la Central avanzaban sin mayores inconvenientes que aquellos derivados de los vaivenes climáticos propios de la zona. He aquí las imágenes de la destrucción y la vergüenza.

"La Ley indígena, prohibe la venta la compra o permuta de las tierras comunitarias, siendo imposible desde este punto de vista, la construcción de una Central como la proyectada por ENDESA en Ralco, donde hay nueve títulos comunitarios".

Diputado DC Francisco Huenchumilla, 1997.