Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
Dirigentes mapuches de visita en Buenos Aires
"No somos argentinos ni chilenos"
Por Indymedia Argentina / Especial para Kolectivo Lientur / 19 de agosto de 2003

Rogelio Fermín y Rubén Colico, dirigentes de la Comunidad Mapuche Vuelta del Río y de la organización Pu Weche Lafkenche, respectivamente, dejan ante los reporteros de Indymedia sus impresiones e ideas luego de visitar al Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD) Aníbal Verón en Buenos Aires y de hacerse presentes en el ultimo corte del hoy mítico Puente Pueyrredon, actividad desarrollada por agrupaciones piqueteras y sociales en memoria de los luchadores sociales Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, ambos asesinados por la policía federal argentina hace poco más de un año en una manifestación de desocupados.

- Bueno Rogelio, y a vos también Rúben, les quería preguntar, ahora que ustedes estuvieron hace poco visitando al Movimiento de Trabajadores Desocupados de Solano, visita ron Roca Negra, y luego fueron también al barrio San Martín. Bueno, ¿qué impresiones les quedaron y qué ideas se llevan?.

Rogelio: Para mí, he visto que la gente está trabajando a full. Está haciendo todo lo posible, también, en lo que ellos están laburando. Nosotros nos llevamos de acá imágenes que tienen ganas de laburar cosas que en la comunidad no se hace.

- ¿Cómo qué?

Rogelio: Por ejemplo están laburando con la panadería, con las huertas, que eso sí en el campo se hace, pero el tema de panadería, eso no se hace allá en el campo.

- ¿Y cómo es, vos sentiste que se puede comparar de alguna manera el trabajo que hacen en la comunidad mapuche con el que están haciendo acá los compañeros de los MTDs?
11bd43.jpg

Rogelio: Yo creo que se podría comparar y también por ahí llegar casi haciendo el mismo trabaj o con nuestros hermanos de nuestra comunidad, llegando a un acuerdo para que se hagan diferentes tipos de trabajos en nuestra comunidad. Sería una manera también comparar a lo que ellos están haciendo acá y lo que hacemos nosotros allá.

- A vos Rubén ¿qué impresiones te quedan? .

Rubén: Las mejores. Si bien nosotros, de repente, como pueblos originarios, vivimos en comunidad o gran parte de nuestra gente vive en comunidad, muchas veces no..., como que la gente a perdido ciertas costumbres como el de compartir, como el de estar y debatir muchas cosas. Cosa que de repente, lo vi ahora, acá, en Bs. As. y me dejó impactado. Porque una cosa es estar allá en comunidades que son grandísimas, donde los terrenos, los campos son grandísimos, donde toda la gente siempre vivió así, y ahora va cambiando, va cambiando, va cambiando hacia el otro lado. Verlo acá en la ciudad, en un lugar tan grande, me impactó porque es lo que nosotros deseamos, que nuestra gente viva en comunidad, en verdadera comunidad, donde todo se comparta, donde haya proyectos en común, donde la gente se comprenda o cuando no hay entendimiento, lo charle y llegue a un acuerdo.
No, realmente me dejó con la esperanza igual, me dejó con muchas esperanzas de que no solamente para el pueblo mapuche hay que pelear por las tierras, no solamente para los pueblos originarios hay que pelear por una forma de cultura distínta, a la que es la cultura huinka, dominante, el capitalismo. No solamente en los pueblos originarios podemos estar pensando que somos los únicos, sino que también hay muchos hermanos en otros lados, que si bien, de repente, por ahí son un crisol de razas porque realmente ahí ves los distintos colores, matices, que se puede llegar a un entendimiento, no solamente entre grupos, sino que juntarnos y empezar a charlar y debatir.. Eso está bueno.

- Y bueno. Ya se cumplen 13 meses de la masacre de Avellaneda, donde murieron dos compañeros, Darío y Maxi. Y donde los MTDs fueron reprimidos. Ustedes estuvieron hace poco en el Puente, en el Puente Pueyrredón. ¿Qué les pareció? ¿Qué imagen se llevan? .

Rubén: Bueno a mi me impactó mucho.. yo lo sólo lo había visto en televisión. Es más, muchas veces nosotros hemos difundido mucho de lo qué es el MTD, pero estar ahí es otra historia. Es totalmente distinto, además comparando con lo que nosotros hacemos, por ahí, para reclamar por nuestras tierras, por nuestro lugar, es impactante. Nosotros, en un corte de ruta, donde cortamos la ruta para hacer nuestra ceremonias, lo comentabamos hoy y te comentaba un poco a vos, nada, somos repocos. Y acá ver que, de repente, supuestamente, ni siquiera fue una de las marchas más grandes y había bocha de gente, como que uh!. Ojalá algún día podamos hacer lo mismo.

Rogelio: Si, si bien en nuestra comunidad también se hacen este tipo de cosas, también se hacen cortes de ruta cuando tenemos que hacer una ceremonia pero no somos una cantidad como la que hoy vimos. Si bien estamos 15 personas o 20 personas, ahí, rodeados por 80, 70 milícos o gendarmes. O sea, es nada nosotro s, es muy poco, muy poca la gente que está con nosotros permanentemente en distintos lugares. Me impactó ver mucha gente. En fin, por ahí uno queda pensando un poco, y quizá, en fin, por ahí se puede, que se yo, por así decirlo, que en nuestro lugar también sea lo mismo, que llegue a haber esa concurrencia de gente.

Rubén: También hay que entender, de repente, que las distancias allá también son totalmente distintas a las de acá. Por ahí de una comunidad, a nosotros nos sucede que, bueno, cuando hacemos actividades nos juntamos.., o en este caso cortamos la ruta para hacer una ceremonia caen gente de varias comunidades, pero caen dos o tres porque es imposible, también dejar el campo, si lo dejas mucho tiempo, el zorro, el puma, te come, o el zorro de 2 patas, te come todos los animales. Y para los que vivimos en la ciudad, para los que somos mapuches urbanos como nos llaman ahora, ahora para nosotros el movernos es mucha veces casi un penal porque muchas veces llega mos a dedo, muchas veces llegamos trabajando para estar ahí. Algunas veces, por ahí, conseguimos que nos lleve alguna persona que también está comprometida, y bueno, se dirige hacia el lugar. O a veces, por ahí, conseguimos pasajes para ir y después para volver estamos en la misma. Y, de repente, de un montón de personas que quieren ir, solamente llegan, también, 2 o 3. Pero, ojalá, ojalá algún día se dé como se da acá, ojalá, sería buenísimo.

Rogelio: supuestamente nos va a llevar un tiempo, porque como decía ahí es muy difícil nuestro acceso, nuestras comunicaciones, si bien estamos comunicados permanentemente. Pero si bien van 5 personas de cada comunidad es muy importante para cada una de las comunidades.

- Una vez, en una entrevista a Mauro Millán, me decía que en realidad, precisamente los huinkas calculaban la importancia de una manifestación o un acto por la cantidad de gente que había. Es como una manera de entender que lo importante tenia que ver con la cantidad, y que precisamente lo que él reivindicaba con un lógica mapuche, digamos, de entender esas cosas, era que no le importaba la cantidad, sino precisamente el motivo de la lucha, y que, a lo mejor, siendo pocos se representaba igual un conflicto muy grande y muy importante, ¿no?.

Rubén: Si, seguro. Vos fíjate como es la convicción de la gente para estar apoyando un conflicto que los peñi (´hermanos`) hacen, o los wenuy (`amigos`) hacen recorridos grandes distancias a caballo para estar en un lugar que no es, no son, terrenos fáciles. Muchas veces no se hace en los tiempos que sean más accesibles, más piadoso con el mapuche, por ahí se hacen en épocas de invierno, si salta un conflicto. Por ejemplo, si mañana al peñi agarran y lo van a desalojar, y ahí van a estar las comunidades, las primeras que van a llegar son las comunidades son las que menos cuentan, las que de repente, menos medios tienen. No sé, muchas veces me pregunto como es que bum! se de sparrama tan pronto en un territorio tan grande, la información, pero bueno, ahí están. Empiezan a llegar de distintas comunidades, comunidades que están a 200 km., por ahí, a veces, llegan a caballo, llegan con la camioneta de años, aparecen, de repente llegan con una gotita de combustible, porque lo único que tenían le pusieron eso, y nada, y que llegaron ahí. Después, que se yo, la tirarán cuesta abajo la camioneta intentarán llegar, que se yo. Eso sí, es importantísimo para nosotros que, bueno, que nuestra gente tenga ese compromiso en la lucha de decir bueno, a un hermano lo están desalojando, ahí estamos nosotros.

Rogelio: Si estamos hablando estamos todos, porque si bien, como mapuches y como no mapuches están apoyando a nuestras comunidades, en diferentes lugares. Así es que también, el no mapuche también hace por ahí llevarse testimonios de cada persona de la comunidad en donde está ocurriendo un hecho de desalojo, por ejemplo.

Rubén: Si, por eso por suerte, también tenemos a estos no mapuches, los wenuy que nosotros decimos `amigos` que llegan y se comprometen de tal forma que parecen uno más de los nuestros.

Rogelio: Sí

Rubén: Porque están resistiendo como nosotros, se están congelando como nosotros, están pasando hambre como nosotros, se están muriendo de sed o de calor, de frío como nosotros y están esperando que el milico venga y te caguen a tiros. Total, ahí arriba nadie se va a enterar. Si te matan a uno ¿quién se entera? ¿quién fue?. No hay cámaras, no hay nada ahí arriba. O en el lugar donde sea. Las distancias son tan grandes que, por ahí, cuando sucede, cuando llegaron las cámaras, ya todo terminó.

Rogelio: Y en ese momento la lucha es nosotros y la represión, eso es. La de los milicos contra nosotros y nosotros contra ellos, a los forcejeos, y por ahí. También importantísimo que en ese momento, nos gustaría que una cámara hubiera como fue la llegada, que hicieron en primer momento. Da ría estas imágenes para informar a otros lugares y darles difusiones claras de lo que ocurrió.

Rubén: Si, además, bueno, volviendo por ahí a los `wenuy`, no mapuche, muchas veces pierden más que nosotros. Porque nosotros, de repente, estamos peleando por nuestra tierra y estamos en el lugar, de repente, no nos quedamos, perdemos eso y listo. Pero, por ahí, de repente, la persona que viene y se compromete con nosotros y está con nosotros tiene que dejar, muchas veces, por ahí, su laburito, y si es desocupado tiene que se mueve apenas como puede. Queda más fichado y más marcado por la policía que nosotros. Porque, que se yo, a nosotros nos conocen pero, por ahí al que viene de afuera le complican la vida después en todo momento.

- Brevemente ¿qué mensaje le dejarían a la gente de los MTDs, desde su visión, de lo que es la lucha?.

Rogelio: Para mí el mensaje es claro: que sigan adelante, que no bajen los brazos, que la lucha hace que consigamos muc has cosas importantes. Y bueno, ellos hacen su lucha acá, nosotros en nuestro lugar también con lo mismo. Siempre van a haber ejemplos que todos estamos luchando por algo que nosotros queremos. Ese sería el mensaje, y que sigan adelante, que no bajen los brazos y supuestamente van a lograr los artículos que ellos están pidiendo.

Rubén: Para mí que sigan así, que no cambien. Que sigan peleando por las tierras, que sigan peleando por la dignidad de cada uno de ellos, porque las luchas son iguales las dos. Son tan iguales que podríamos llegar a ser el mismo pueblo. Espero que sigan así, que no cambien, que no se dejen llevar por nadie. Que los políticos, que los milicos se vayan a la mierda. Que sigan con esa garra, con esa fuerza y sigan unidos así, sigan en comunidad y que Dario y Maxi no murieron al pedo, murieron por todos los que peleamos por la tierra y esas son dos banderas grandes. Esas las tenemos que llevar todos.

- También brevemente, un sueño.

Rubén: Que se nos respete como mapuches, que se nos respete como pueblo. Que se respete a todos los pueblos originarios y que se respete la dignidad de las personas, principalmente.

Rogelio: Que sean reconocidos nuestros derechos. Que reconozcan nuestros derechos, como nosotros también reconocemos los derechos de cada persona. Que se nos respete también, porque si bien, por ahí estamos pasados por encima por los políticos, que los políticos se quieren llevar todo por delante. Nosotros también queremos respeto hacia nuestra humanidad, y darle un ejemplo más claro a los más jóvenes, a los más chiquitos que se están criando, que también se deben hace respetar, de no dejarse basurear con políticos y cosas con el estilo.

Rubén: Que el huinka comprenda también que al lado, hay otro pueblo que también vale, que tiene mucho p or enseñarle. Que se respete nuestra espiritualidad, que se respete nuestra política, nuestra autonomía. Eso seria, de repente, un sueño.

Rogelio: Que nos reconozcan como mapuches

Rubén: acepten que no somos ni argentinos, ni chilenos, como nos tratan, sino que somos mapuche y nada más.

- Qué significa mapuche?

Rubén: Mapuche es Gente de la Tierra, si, como lo dice, nosotros sin tierra, no somos nada, nosotros necesitamos estar ahí.

Rogelio: Y necesitamos de esas tierras en las cual estamos ahora.

- Bueno peñi, muchas gracias.

Rogelio: No, gracias a ustedes. Esto va a ser un mensaje bastante claro para las personas que se lleguen a encontrar con esta información. Esta información no salió de acá, sino que viene de Chubut, trayéndola nosotros mismos.