Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

 
A tres años de cárcel por conflicto con Forestal Mininco.

Suprema ratifica condena contra Ancalaf

Kolectivo Lientur / 18 de junio de 2003

La Corte Suprema de Justicia de Santiago ratificó en los últimos días la condena a 3 años y un día de cárcel para el dirigente mapuche de Collipulli, Víctor Ancalaf, por el supuesto delito de "robo de madera" en contra de la empresa Forestal Mininco S.A., en una causa del año 1999 y enmarcada en las reivindicaciones territoriales levantadas por su comunidad en al interior del Fundo San Jorge. Así lo confirmaron en las últimas horas el abogado del dirigente mapuche Hugo Gutiérrez, quién encabezó la defensa de Ancalaf en el máximo tribunal capitalino, y su esposa Karina Prado, miembro de las comunidades en conflicto de dicha zona del Wallmapu.

Según Karina Prado, Ancalaf fue notificado de su condena al interior de la cárcel El Manzano de Concepción, lugar donde se encuentra recluido desde hace ocho meses acusado de "atentados" contra maquinarias de Endesa en el Alto Bio-Bio. Dicha notificación se habría realizado el pasado 6 de junio por parte de funcionarios del poder judicial, quienes además le habrían comunicado al dirigente la negativa de los ministros a concederle algún beneficio extra carcelario para el cumplimiento de la condena, situación que si favoreció a su hermano Luis Ancalaf, lonko de la comunidad Choin Lafkenche, condenado por la misma causa a 541 días de cárcel bajo pena remitida y una multa en dinero.

"Yo estuve de visita este fin de semana en El Manzano y Víctor me comunicó que funcionarios judiciales lo habían notificado de su condena. De inmediato me comunique con el abogado Hugo Gutiérrez en Santiago y este me ratificó la información, asegurando que la Corte había decidido mantener el fallo de primera instancia dictado en Temuco por el ministro en visita Germán Grandon, logrando la defensa solamente que la Forestal Mininco retirara las millonarias indemnizaciones que estaba solicitando en su contra", indica Prado.

Según Karina Prado, para los miembros de las comunidades en conflicto de Collipulli esta resolución del máximo tribunal capitalino sólo vendría a ratificar la persecución política que existe contra el dirigente mapuche, quién ya acumula otros tres procesamientos por delitos contra empresas madereras, incluida una acusación por "secuestro" de un ministro de la Corte de Apelaciones de Temuco, en su activa participación política al interior del movimiento mapuche autónomo.

"Nosotros creemos que con esto queda súper claro que se trata de una persecución, de una fijación en contra de Víctor y de lo que el representa de una u otra forma para los mapuches. Imagínense, que vayan a la misma cárcel a decirle que esta condenado, como a burlarse de él, me parece insólito. Nosotros asumimos las movilizaciones que se realizaron en otros años como parte de nuestra lucha territorial y en ese sentido estamos tranquilos, sabemos que Víctor no es ningún ladrón de madera como lo acusa la Mininco, sino que un luchador de su pueblo", enfatiza.

Cabe recordar que Víctor Ancalaf, al igual que su hermano Luis, fueron sometidos a proceso el año 1999 por el ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Temuco, Germán Grandon, ante una serie de denuncias realizadas por la empresa Forestal Mininco en contra de su comunidad. En los hechos, los miembros de Choin Lafkenche sólo reivindicaban como propias las tierras correspondientes al fundo San Jorge en manos de Forestal Mininco desde los tiempos de la dictadura militar, siendo acusados por esta acción política los comuneros como "ladrones" y "usurpadores" de terrenos privados.