Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
En Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado

El cara a cara de mapuches y agricultores

Kolectivo Lientur / 28 de mayo de 2003

Conocer de la realidad que enfrentan las comunidades mapuches y agricultores de la zona, a raíz de los hechos de violencia ocurridos en la octava, novena y décima regiones, fue el motivo por el cual el día de ayer sesionó la Comisión de Constitución del Senado junto a dirigentes mapuches, agricultores y autoridades de gobierno, a objeto de reelaborar un Pre-Informe sobre la realidad del conflicto mapuche dado a conocer a comienzos de semana y que causaría gran polémica en ámbitos gubernamentales por considerar que en La Araucanía se encontraría en entredicho la efectividad del "estado de derecho".
Cabe recordar que la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado, presidida por el senador de la derecha política Andrés Chadwick (UDI), se encuentra elaborando desde el segundo semestre del año pasado un Informe Jurídico respecto de los hechos de violencia registrados en las regiones de la Araucanía y del Bío Bío, particularmente en lo que respecta al cumplimiento de las normas legales que garantizan el funcionamiento institucional del estado de derecho en ambas zonas de conflicto mapuche.
 
 
En esta nueva y no por ello menos polémica sesión de la Comisión del Senado estuvieron presentes los parlamentarios de la Novena Región, Alberto Espina, José García Ruminot, y José Antonio Galilea, además de los integrantes de la Comisión de Constitución, Andrés Chadwick, [UDI], Rafael Moreno [DC] y el Senador Enrique Silva Cimma, junto al Subsecretario del Interior, Jorge Correa Sutil, y al Subsecretario de Mideplán, Jaime Andrade.

Las "víctimas"

Los empresarios agrícolas afectados por las movilizaciones mapuches y que viajaron desde la Novena región para relatar los hechos en que se han visto directamente involucrados, agradecieron a los parlamentarios de la Comisión, principalmente de derecha, el haberse preocupado por su inestable situación de inversión económica en la zona sur. 

"Creo que es importante que nuestros parlamentarios, se preocupen por la situación que diariamente enfrentamos y el haber participado de esta comisión nos hace volver conformes a nuestra región de haber sido escuchados y de haber contribuido al restablecimiento y tranquilidad en La Araucanía, a fin de seguir realizando actividades económicas, como ocurre en el resto del país', expresó el empresario agrícola de Lumaco, Enrique Sttapung, quien junto a Jorge Luchsinger, Claudio y Remigio Ballotta, y Susana Reidel, participaron activamente de la Comisión.


 

Los dirigentes mapuches, por su parte y de quienes se temía ratificaran la tesis alarmista del Senador Alberto Espina, afirmaron que no sólo se requieren planes sociales o de incentivo al desarrollo de las comunidades, sino que se necesita que el Estado chileno los reconozca como “pueblo”, demandando a los senadores principalmente de derecha el reconocimiento de los pueblos originarios en la Carta Fundamental como uno de los pasos indispensables para lograr un clima de paz en el sur del país.

Los representantes de las Agrupaciones Trawun Lonko, Ad-Mapu y Ailla Rehue Truf-Truf, que en conjunto aglutinan a más de un centenar de comunidades, plantearon a los senadores la necesidad de avanzar en el reconocimiento de los pueblos indígenas en la Constitución, materia que no logró ser aprobada en la votación de la Sala del Senado al no reunirse los votos para ninguna de las fórmulas que se propusieron para este propósito. Los dirigentes mapuches hicieron ver que muchas de las situaciones “de tensión” podrían resolverse si se establece un nuevo trato de parte del estado chileno hacia los pueblos originarios y sus legítimas demandas territoriales.

El dirigente de la Organización Mapuche Trawun Lonko, Francisco Chodiman, afirmó que “creemos que los senadores que representan a la Novena región tienen una visión muy errada frente al tema, porque el pueblo mapuche es un pueblo en sí y se merece un reconocimiento constitucional”. Agregó que, contrariamente a lo que han sostenido algunos legisladores como el Senador Espina, la región de la Araucanía no está en conflicto y que si se han producido problemas puntuales se requiere esclarecer de dónde vienen esos problemas “que históricamente los ha provocado el estado chileno y no precisamente las comunidades”, afirmó.

Espina rechaza versión de mapuches

El senador Alberto Espina (RN), en tanto, retrucó los argumentos de los representantes mapuches y afirmó que es falso que los senadores de la oposición se estén negando a acceder al reconocimiento de las etnias originarias en la carta fundamental y recordó que su sector propuso incluso incluir dentro del articulado el nombre de cada una de los grupos étnicos que componen el mapa prehispánico. Pero insistió en que “lo que no estamos dispuestos a aceptar es que en Chile hay dos pueblos, uno el chileno y otro el de los pueblos originarios; eso no es así, el pueblo chileno es uno solo que comprende a personas de distinto origen”.

Planteó que todas las diferencias están centradas en las diferencias frente a la palabra pueblo, pero que pese a ello, “hemos hecho todos los esfuerzos para que se incorpore el reconocimiento constitucional de la comunidad mapuche, no llamando a las comunidades sino llamándolas por su nombre: sería la constitución más moderna y avanzada del mundo la nuestra, si los incorporara con sus propias denominaciones y eso es lo que el gobierno no ha querido aceptar”.

Andrade contraataca

Frente a la “visión fatalista” de los senadores encargados de la elaboración del Informe, el Subsecretario de Mideplan, Jaime Andrade, fue enfático en calificarla de parcial. Según él, las conclusiones del pre-informe publicado hace un par de días y que denuncia un escenario de "inseguridad jurídica" en las regiones VIII y IX, revelaría que se hizo sólo a partir de la opinión de algunos agricultores afectados, “desconociendo la opinión de las comunidades indígenas, de las empresas forestales, de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena [Conadi], y de las personas que trabajan en el programa ‘Orígenes’. Una opinión así se debe hacer en base de todos los actores involucrados”, sentenció.

El subsecretario aclaró que “no se debe judicializar un conflicto en que ha participado una cantidad muy pequeña de mapuches”. Así, concordó con el senador Rafael Moreno el que en el informe que consignó que “el gobierno ha cumplido su deber, al igual que la policía y el Ministerio Público. Asimismo, afirmó que la inmensa mayoría de los “hechores” está detenidos y que el gran grueso de la población mapuche rechazaría el uso de la violencia. En esa línea remarcó los antecedentes entregados por el Ministro del Interior, José Miguel Insulza, quien aseguró a la Comisión que el problema mapuche está focalizado, pues del total de 2.500 comunidades sólo el 2,4 por ciento ha participado en hechos ilícitos y que, una parte importante de las comunidades estaría contra la violencia.

Tras referirse a las diversos programas y grupos de trabajo que el gobierno ha creado para abocarse al sector, el titular del Interior informó sobre los 40 detenidos en los últimos meses y que en la Octava Región los gobernadores de Arauco y del Bío Bío han presentado seis denuncias por incendios, una querella criminal por homicidio frustrado y un requerimiento ante la Corte de Apelaciones de Concepción por infracción a la ley Antiterrorista en contra del dirigente mapuche Víctor Ancalaf.

Fuente: Diario El Gong