Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

 
Entrevista a Juan Pichún, werken de Traiguén
"Este juicio político marcará un antes y un después"
Kolectivo Lientur / 05 de abril de 2003
 
Llegamos a la ciudad de Angol para conversar con el peñi Juan Pichún, werken de las comunidades en conflicto de Traiguén e hijo mayor del lonko de Temulemu, Pascual Pichún, actualmente procesado por “terrorismo” en el tribunal de Malleco. Debido a la reclusión de su padre y de sus otros dos hermanos menores, Juan ha debido hacerse cargo del trabajo en su comunidad y de las labores políticas del movimiento en dicha zona, lo que le ha exigido dejar de lado sus estudios universitarios de pedagogía en la ciudad de Temuko.

Sobre los pormenores del histórico juicio que enfrenta a los tribunales chilenos con los emblemáticos lonkos de Traiguén, las actuaciones de los polémicos “testigos sin rostro” y las implicancias políticas que cruzan de principio a fin este controvertido proceso judicial , conversó el peñi Pichún en exclusiva con el Kolectivo Lientur.

KL: Peñi Juan, al cumplirse la primera semana de juicio oral en contra de los lonkos de Traiguén y la lamngen Patricia, qué evaluación nos puedes hacer al respecto.

JP: Bueno, en realidad sin cantar victoria podríamos decir que con todos los antecedentes entregados al tribunal durante esta semana, con todas las declaraciones escuchadas de los testigos de la Fiscalía, estamos en un buen pie, optimistas, ya que todas las declaraciones se han basado en cosas generales y no ha existido hasta ahora ningún testigo que diga, concretamente, haber visto a los lonkos o a la lamngen cometer los delitos que se les imputan. Ninguno de los testigos presentados por los fiscales han podido declarar eso, ni siquiera los supuestos testigos secretos o sin rostro y que supuestamente eran los testigos claves de este proceso.

Todos ellos, en menor o mayor grado, no han declarado nada importante de sde el punto de vista judicial y cuando han tratado de inculpar directamente a los lonkos han entrado en múltiples contradicciones. Como uno de ellos, que declaró hoy haber visto en el Fundo Nancahue a mi padre la noche que se incendió la casa de Agustín Figueroa. Eso no resiste ningún análisis, ya que a pocas horas de ocurrido el atentado mi padre se encontraba en Chol-Chol junto a toda la familia participando de la Licenciatura de dos de mis hermanos. Existen fotografías y una decena de testigos que estuvieron con el ese día en Chol-Chol, profesores y apoderados, por lo que estaríamos entonces ante un delito de falso testimonio avalado por los fiscales del Ministerio Público. En este sentido, nosotros creemos que los peñi finalmente debieran ser absueltos de todos los cargos que se les imputan.

KL: El pasado jueves declararon ante los magistrados empresarios agrícolas, forestales y turísticos, supuestamente "víctimas" del terrorismo mapuche. Qué opinión les merec e a ustedes la participación en el proceso de personajes como Osvaldo Carvajal o José Luschinger, por nombrar algunos.

JP: Nosotros en verdad no entendemos muy bien qué han venido a atestiguar los agricultores en este juicio. Si nos atenemos estrictamente al tema judicial, a los hechos que se están investigando, ellos no tienen cabida en este proceso. Si embargo estuvieron aquí declarando y fueron aceptados con anterioridad por los tribunales como testigos. Es extraño, los fiscales hablan de no politizar el caso, que no se trata de un juicio político, de una persecución a nuestro pueblo, y son ellos precisamente quienes lo politizan al traer a declarar a personajes como estos. Nosotros sabemos que sus testimonios, que sus declaraciones como supuestas victimas de atentados sólo tienen como objetivo preparar mentalmente a los jueces para dictar condenas. Un señor como Osvaldo Carvajal, que vive a más de 200 kilómetros del Fundo Nancahue, qué cosa puede declarar resp ecto del juicio a los peñi de Traiguén. Nada, el no puede ni imaginar lo que sucedió aquella noche. Tampoco el señor Luschinger de Vilcún. Entonces, consideramos que sus participaciones sólo obedecen a un interés de la Fiscalia por inducir la decisión de los magistrados y convencerlos de que están delante de "terroristas" y no de autoridades tradicionales de nuestro pueblo. Solo eso.

KL: Piensa peñi qué ante la ausencia de pruebas del Ministerio Público, están tratando los fiscales de politizar el caso de los lonkos y así obtener de todas maneras una condena.

JP: Eso es evidente hasta ahora. La participación de los empresarios apunta en ese sentido. Ellos nada pueden aportar en materia estrictamente judicial a este caso, pero igual son aceptados como testigos. Se supone que en materia judicial lo que se esta juzgando son determinados hechos, que son un par de atentados incendiarios y supuestas amenaza s. No se está juzgando la participación de los peñi en la Coordinadora o el conjunto de movilizaciones que se han realizado al interior de las zonas de conflicto. Eso es materia de otra investigación, aquí se supone que se están investigando cosas bien puntuales y no suposiciones o teorías políticas.

Aquí desde el principio se ha politizado el caso de los lonkos. Los propios abogados defensores han denunciado la poca consistencia de las pruebas de la Fiscalia y el interés de los querellantes por llevar el caso a un plano más político y así presionar también a los jueces. No olvidemos que ellos crearon todo un escenario previo de amedrentamiento a los jueces con sus declaraciones de supuestas amenazas a los testigos, de posibles atentados y represalias contra ellos mismos, etc. La misma petición que hicieron de los testigos sin rostro apuntaba en ese sentido, en hacer creer a los jueces que estaban ante un caso peligroso y que incluso sus propias vidas corrían peligro.

Esa estrategia de los fiscales tiene un nombre, se llama guerra sicológica y yo creo que nos demuestra dos cosas muy importantes: en primer lugar, es un reconocimiento que por la vía judicial no pueden ganar el caso. Y en segundo lugar, es también un reconocimiento a lo que nosotros siempre hemos denunciado, que se trata efectivamente de un caso no judicial y que obedece simplemente a la persecución política que el gobierno hace de nuestra gente en alianza con la derecha y los empresarios agrícolas. La sola presencia de abogados representantes de la Gobernación y la Intendencia Regional como querellantes en el juicio nos ahorra cualquier otro comentario.

KL: En esta alianza que tu denuncias entre autoridades y empresarios, qué rol le asignan las comunidades en conflicto a los tribunales de justicia.

JP: Bueno, ellos están actuando también en contra de las comunidades. No se si todos los tribunales o todo el sistema judicial del país, pero al menos en La Araucanía los Fiscales del Ministerio Público se han encargado especialmente de reprimir a las comunidades mapuche. Aquí ha intervenido el gobierno, gente de derecha, dueños de fundos y fiscales del Ministerio Público. No se si todos ellos estarán aliados o coordinados para reprimir nuestra lucha, pero al menos si parecen trabajar muy bien juntos. Al menos durante la semana se los ha podido ver en las audiencias sentados a todos juntos y muy amigos... (risas).

KL: Eso sin duda que dice mucho al respecto...

JP: Si, pero más allá de bromas, esto demuestra que lo que todos nosotros y diversos organismos de derechos humanos hemos denunciado no era mentira. Aquí se está ante un procesamiento claramente político. La presencia masiva de dirigentes del movimiento mapuche, las visitas que hemos recibido en Angol de diversos sectores políticos, como el Partido Comunista por ejemplo, de periodistas extranjeros y de organismos de derechos humanos es también el reflejo de esto que te digo. La sociedad civil entiende que no estamos ante un juicio común y corriente.

KL: Al parecer los fiscales también se han dado cuenta de ello...

JP: No, ellos no es que ahora se hayan dado cuenta. Siempre lo han sabido. Lo que pasa es que ahora, al no poder contar con pruebas efectivas que les permitan acusar y lograr la condena de nuestros dirigentes, no les ha quedado otra que reconocer este hecho y también pelear en ese terreno. Solo así se entienden sus alegatos hablando del terrorismo, del temor de la población, de la baja de las inversiones en la región y esas cosas, y nada de pruebas en contra de los peñi acusados. Ellos están de hecho haciendo más política que derecho...

KL: Al inicio del juicio, el pasado lunes durante su alegato de apertura, muchos comentaron que el Fiscal Raúl Bustos más parecía vo cero de la CORMA o la SNA que miembro del poder judicial chileno. ¿Compartes esa apreciación?.

JP: Si, absolutamente. Ellos están jugando todas sus cartas y la presión sobre los jueces sabemos que es bastante alta. Presiones políticas del gobierno, que intenta con esto dar una señal de advertencia a todo el movimiento mapuche y una señal de orden a los empresarios. Y también la presión de los propios empresarios agrícolas y las forestales, que tienen mucho poder en la región y en todo el país.

KL: Estas presiones que comentas, ¿no los hacen ser menos optimistas de la decisión final que tomen los magistrados?.

JP: Si, nos desanima un poco saber que bastan estas presiones para que ellos sean declarados culpables. Pero por otro lados apostamos a que el grado de conmoción pública que se ha causado con este juicio y las muestras de solidaridad que hemos recibido de tantos hermanos mapuche y no mapuche, podrán servir para que una injusticia tan gra nde no tenga lugar. Yo creo que seria impresentable para las autoridades el que finalmente se condene a los lonkos. Ya la utilización de los testigos secretos o sin rostro les ha traído problemas de imagen tanto a nivel interno como hacia afuera.

KL: El propio Subsecretario de Mideplan, Jaime Andrade, declaró en Temuco que le parecía "lamentable" la utilización de tales personas, que atentaba contra el principio de transparencia de la Reforma Procesal...

JP: Me parecen declaraciones muy buenas, aunque viniendo de Andrade no se sabe que pensar. El es parte del gobierno y sólo puede estar tratando de quedar bien con nosotros para continuar con su estrategia de desmovilizarnos a través del dinero y no la represión directa, como lo hace con el Programa Orígenes en tantas zonas del Wallmapu.

KL: Por otro lado, el día de ayer la Fiscal Regional, Esmirna Vidal emitió un comunicado defendiendo la legalidad de utilizar testigos secretos, aclarando que s e trataba de "testigos protegidos" y no de "testigos sin rostro", calificando esto último como un “grave error conceptual”. ¿Qué opinas de estas declaraciones?.

JP: Testigos sin rostro, secretos, encubiertos o protegidos, da lo mismo. Yo no se como esta señora tiene la cara para defender este tipo de herramientas judiciales. Desde el regreso de la supuesta democracia al país e incluso antes, ya que con Pinochet ni siquiera habían juicios sino solo condenas y asesinatos, jamás se habían utilizado estos testigos sin rostro en casos del pueblo mapuche. Que los apliquen en casos de narcotráfico o de las mafias no nos interesa, acá estamos ante la lucha de un pueblo por sus derechos y la comparación de por si resulta ofensiva y agraviante.

Esto es un gran retroceso en materia de derechos humanos y me parece muy grave que la señora Fiscal declare ese tipo de cosas. Ella dice que es por seguridad, pero mucha otra gente a declarado en el juicio en contra de los lonkos y no se les han aplicado estas medidas. Ellos se pasean libremente por la sala, los mismos fiscales andan tranquilos por las calles y sin temor, incluso conversando con los abogados defensores, entonces por qué ella habla de un clima de temor generalizado. Eso es una farsa, ellos quieren proteger a estos dos testigos no por razones de seguridad, sino para que puedan mentir sin problemas.

KL: Peñi Juan, diversas movilizaciones se vienen desarrollando para denunciar este caso. Al respecto, qué les pareció a ustedes la entrevista que el peñi Víctor Ancalaf dio a radio Bio-Bio desde la cárcel El Manzano el pasado miércoles y que ahora lo mantiene incomunicado e n una celda de castigo. ¿Pudieron escuchar sus declaraciones?.

JP: Si la escuchamos, no en directo porque fue en la madrugada, pero si más tarde. Nos pareció muy buena y agradecemos al peñi la solidaridad que siempre ha manifestado con nosotros en Traiguén. El durante mucho tiempo fue dirigente y vocero de la CAM y estuvo luchando con nosotros en Traiguén, incluso fue golpeado por la policía después de ser arrestado en una movilización que se hizo en el antiguo Fuerte Chorrillos de la Mininco. Nosotros guardamos un gran respeto por el hermano y las declaraciones que el hizo a la Bio-Bio solo nos confirman sus cualidades como mapuche y luego como vocero público de nuestro pueblo. Por cierto que también lamentamos las sanciones que le afectan por haber hablado desde la cárcel. Esas son las consecuencias que tiene el ser mapuche y luchar hoy en día. Ni siquiera hablar pareciera ser posible debido a la presión que existe. Yo creo que cualquier peñi que emita una declaración en favor a los presos políticos corre el riesgo de ser reprimido. Más aun si se trata de un dirigente como el peñi Víctor, que posee un gran peso al interior del movimiento mapuche.

En ese sentido, yo creo que estamos ante un juicio político que marcará un antes y un después en nuestra lucha. Si se condena finalmente a los lonkos de Traiguén, todos los demás prisioneros mapuche y que hoy están siendo procesados, como el propio peñi Víctor Ancalaf, de seguro serán condenados. Por el contrario, si logramos vencer las presiones e imponer la justicia en este caso, puede que exista una mayor posibilidad de triunfo para el resto de los presos mapuche. Puede que exista, no es algo que se pueda asegurar, pero creo que sería distinto.

KL: Para finalizar, que actividades tienen programadas las comunidades de Traiguén para la próxima semana aquí en Angol. Me imagino que esperan la llegada de otras delegaciones de mapuches...

JP: Si, esperamos el apoyo de más hermanos y para ello estamos convocando a una gran marcha para el día martes 8 de abril aquí en Angol. Convocamos a todas las organizaciones mapuche, comunidades, estudiantes, organizaciones sociales, políticas y sindicales para llegar hasta Angol y participar aquí de una marcha y de una rogativa para apoyar a los lonkos y a todos los presos políticos mapuche. Esa es la principal actividad que estamos hoy preparando, aunque luego irán surgiendo otras.

KL: Bueno peñi, harto newen para enfrentar el juicio y muchas gracias por la entrevista.

JP: No, gracias a ustedes por informar sobre este caso y dar a conocer la voz de nuestras comunidades. Nos vemos luego.
 

--------------------------------------------------------------------------------

Kolectivo Mapuche Lientur / http://www.nodo50.org/kolectivolientur