Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

DECLARACIÓN PÚBLICA

AGRUPACIÓN MAPUCHE DE TEMUCO - KONAPEWMAN
Organización de jóvenes técnicos y profesionales
Avenida O"Higgins Nº 871 - B - Fono Fax: 45 - 319929
konapewman@hispavista.com - http://www.galeon.com/pewman

3 julio 2002


Ante el rechazo de la Comisión senado en el reconocimiento constitucional sobre pueblos originarios, la organización mapuche cataloga este hecho como una nueva acción "colonialista" de los legisladores, un signo más de postración y marginalidad jurídica y política. Asimismo, asegura que esta nueva involución en acuerdos incrementará una relación de hostilidades y califica esta decisión de los senadores como una "fracaso" para el gobierno y un signo más del racismo imperante.

La Agrupación de jóvenes técnicos y profesionales de Temuco "Konapewman", declara lo siguiente:

En relación al rechazo en la reforma constitucional para el reconocimiento de los Pueblos originarios, por parte de la Comisión Constitución, legislación, justicia y reglamento el pasado 02 de junio, konapewman considera que esta situación es el fruto del clima de terror generado por los senadores preliminarmente a la votación, principalmente por el senador de Derecha Alberto Espina. Es inconcebible que dicha comisión haya tenido una dedicación de tan solo 40 minutos en el mes de junio para analizar técnicamente los conceptos y definiciones para la reforma, sin embargo su principal labor en las distintas sesiones fue única y exclusivamente a generar un ambiente confrontacional con el que ellos denominan "Conflicto mapuche" desde el punto de vista de la seguridad y orden, en horas de sesiones, descontextualizando absolutamente el verdadero sentido de las discusiones y su finalidad.

Rechazamos categóricamente el texto aprobado por dicha comisión en relación al uso del término "Poblaciones" y no el de "Pueblos". Konapewman considera que esta imposición pueden tener como consecuencia el aumento de hostilidades en las relaciones ya que nuevamente los Pueblos originarios en Chile han sido postrados y marginados jurídica y políticamente con esta actitud "colonialista" de los legisladores.
 

La aprobación de este texto es una involución a posibles acuerdos entre los Poderes de Estado y los Pueblos originarios, es una negación a los Derechos fundamentales e inherentes y una demostración clara del racismo imperante al interior del Senado. A su vez, las definiciones sostenidas es un desconocimiento a los avances del Derecho internacional en esta materia en el reconocimiento de los derechos de los Pueblos.
 

Si bien, las distintas definiciones que en su oportunidad fueron propuestas por diversos sectores del legislativo y ejecutivo no se ajustaban a las reivindicaciones, particularmente la mapuche, consideramos que el texto finalmente aprobado ha sido un absoluto fracaso para el gobierno, ya que su propuesta original de reconocer culturalmente a los "Pueblos" fue desmantelada finalmente por los senadores e incluso con la complicidad de propios legisladores concertacionistas., lo que deja en evidencia la actitud timorata e incapacidad funcionaria de quienes llevaban la responsabilidad en las "negociaciones" por parte del ejecutivo al interior del Senado.
 

En este mismo sentido, hacemos un llamado al ex diputado de origen Mapuche Francisco Huenchumilla y actual presidente en  la novena región del Partido Demócrata Cristiano, ha denunciar y desenmascarar públicamente la posición de doble estándar del senador de su colectividad Rafael Moreno, quien abiertamente al interior de la mencionada comisión actuó en bloque con legisladores de derecha, con absoluta complicidad en el clima de terror generado, para posteriormente negar con su votación la existencia de tipo jurídica y política de los Pueblos originarios, actuando incluso, contrariamente a la propuesta del Gobierno de Ricardo Lagos.

Creemos firmemente, que de haberse reconocido la existencia jurídica y política de los Pueblos originarios, esto sin lugar a dudas, habría contribuido notablemente a consolidar la estabilidad democrática del Estado chileno y la convivencia pacífica en su interior, legitimándose la relación del Estado hacia los Pueblos originarios, con derechos y deberes recíprocos, sin embargo, tal cual están las cosas, con el actual reconocimiento a poblaciones, perpetua a los Pueblos a una "segunda categoría social" y se vuelve a legitimar los intentos de una asimilación etnocida. Con esto Chile sigue siendo un Estado virtual de mentira y engaño, promovido por estos grupos de poder político, contrariamente al reconocimiento que hace la gran mayoría de la sociedad chilena, quienes reconocen la enorme deuda histórica hacia los Pueblos originarios y aceptan la pluridiversidad política, jurídica y cultural que existe.

Igualmente, esperábamos que el Senado, primeramente hubiese hecho un mea culpa en reconocer que las políticas estatales en el devenir histórico hasta la fecha, han llegado a convertirse en sujetos discriminadores, situación que obviamente no ocurrió, condición que habría sido útil para posteriormente avanzar en el establecimiento de una nueva relación, a partir del reconocimiento de derechos colectivos. Con la actual situación, sólo se fomenta una mayor discriminación y desigualdad.

Konapewman, espera, que de prosperar este texto aprobado para reformar la Constitución Política de Chile, este sea "vetado" por las facultades del Presidente de la República, cuestión que de ser necesaria, en su oportunidad se exigirá formalmente. A su vez, se hace un llamado al Gobierno a cambiar sus interlocutores en esta materia, por este nuevo fracaso
 

¡Somos Pueblo y no poblaciones!

 
konapewman - agrupacion mapuche
konapewman@hispavista.com