Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
 
Solicitada reconstitución de escena

Nuevas diligencias en caso Lemun

Kolectivo Lientur / 15 de octubre de 2003

Aunque el caso debió ser investigado en un tribunal civil NorAlinea espera que la Fiscalía Militar acoja estas diligencias y complete la investigación realizada hasta ahora. Los antecedentes demuestran la responsabilidad criminal del Mayor Treuer en la muerte del joven Lemún y está claro que si hubiera sólo cumplido con el reglamento policial este joven estaría hoy con vida.

Nuevas diligencias se solicitan al Fiscal Militar de Angol para esclarecer las circunstancias de la muerte del joven Alex Lemun. Entre las nuevas diligencias solicitadas está la citación a jóvenes mapuches que acompañaban a Lemún el día que fue herido y que no han prestado declaración ante la Fiscalía. También se solicita efectuar una reconstitución de escena para contrastar las declaraciones entregadas por el Mayor Marcos Treuer y que de acuerdo al expediente presentan muchas interrogantes.

El joven Alex Lemún murió a consecuencia de un balín que recibió el 07 de noviembre, cuando un grupo de tres Carabineros disparó en contra de un grupo de mapuches que mantenían la ocupación de un predio en la comuna de Ercilla. Alex Lemún recibió un proyectil en la cabeza que le provocó la muerte a los pocos días del hecho. El proyectil fue disparado por el Mayor Marcos Treuer con una escopeta Winchester cargada con cartuchos de plomo y que, según su versión, uso para repeler un ataque armado.

Pero los antecedentes del caso muestran hasta ahora la negligencia del mayor al no cumplir el procedimiento policial, y su responsabilidad criminal al disparar contra el grupo de jóvenes, quienes han negado que existieran disparos hacia carabineros. El mayor fue castigado por no cumplir el reglamento establecido para procedimientos policiales, pero este castigo fue mínimo y la institución ha avalado y protegido a este oficial.

Las diligencias, solicitadas por el abogado Rodrigo Lillo, están encaminadas a completar la investigación realizada por el Fiscal y confrontar los antecedentes contradictorios entregados por el Mayor. Por ello se solicita la citación de algunos jóvenes que no han declarado aun en el proceso y la reconstitución de escena para corroborar la versión del Mayor y los dos funcionarios que lo acompañaban en el operativo.
 

Aunque el caso debió ser investigado en un tribunal civil, NorAlinea espera que la Fiscalía Militar acoja estas diligencias y complete la investigación realizada ahora. Los antecedentes demuestran la responsabilidad criminal del mayor en la muerte del joven Lemún, y está claro que si hubiera solo cumplido con el reglamento policial el joven Lemún estaría ahora vivo.