Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Interpelación 2002/03:591 de Rossana Dinamarca (Partido de Izquierda) a Ana Lindh, ministra de Relaciones Exteriores de Suecia sobre el Convenio de Libre Comercio con Chile y el pueblo Mapuche.

27 de febrero de 2003

En la primavera próxima el parlamento Sueco ratifica o rechaza el Convenio de Libre Comercio entre la Unión Europea y Chile. Por parte de los pueblos originarios de Chile, en especial el Mapuche, existe una gran preocupación por las consecuencias que implica dicho convenio. Hoy día, los Mapuche son discriminados por la sociedad chilena. El promedio de vida es 10 años menos que el resto de la población, los mapuche registran los mas altos índices de mortalidad infantil, cesantía, y analfabetismo. Desgraciadamente el racismo y la intolerancia es cotidiana. De igual forma se violan los derechos cuando se trata del dominio de sus territorios. Chile se niega a ratificar el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales de la Organización Internacional del Trabajo (O.I.T). La discriminación racial y la intolerancia es un fenómeno cotidiano. En el reciente mes de julio del año 2002 el Senado chileno, rechazó la propuesta de reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas.
La población Mapuche se siente atemorizada ante un eventual Convenio de Libre Comercio, teme un empeoramiento de su ya extremadamente crítica situación. Existe especial intranquilidad porque una parte considerable del territorio habitado por los Mapuche quede a expensa del control de las empresas transnacionales. Por eso el pueblo Mapuche exige que el Convenio de Libre Comercio no se firme sin la previa visita de una comisión de investigación ('fact-finding') de la UE que viaje al sur de Chile que aclare como puede afectar a la población un Convenio de Libre Comercio.
Yo pregunto a Anna Lindh, ministra de Relaciones Exteriores de Suecia:
Esta dispuesta la ministra a garantizar los derechos de los pueblos originarios de Chile, apoya la exigencia del pueblo Mapuche del viaje de una comisión de investigación ('fact-finding'), a Chile?


Respuesta a la interpelación 2002/03:591 sobre el Convenio de Libre Comercio con Chile y el pueblo Mapuche.

Ministra de Relaciones Exteriores, Anna Lindh.

7 de Marzo de 2003.

Rossana Dinamarca pregunta si estoy dispuesta a apoyar la visita de una delegación de la UE a Chile para investigar como puede afectar el Convenio de Libre Comercio entre la UE y Chile en las condiciones del pueblo Mapuche en Chile.

El Convenio de Libre Comercio que refiere Rossana Dinamarca es el convenio de asociación entre la UE y Chile que fue negociado en su totalidad en la reunión cumbre entre la UE y Latinoamérica / Caribe en el mes de mayo del año pasado. El Convenio establece que la UE y Chile se comprometen a establecer un dialogo político regular, procura la coordinación de puntos de vista e iniciativas conjuntas en el forum internacional. Entre otros incluye también cooperación económica, cultural y educacional. Las partes del convenio concernientes el comercio, la cooperación y el marco institucional son vigentes a partir del año 2003. Las restantes partes del convenio entran en vigencia al momento de ser ratificado por los parlamentos nacionales. La intención del gobierno (sueco) es presentar una propuesta de ratificación de dicho convenio en el parlamento Sueco en el transcurso del año.

Tal como lo indica Rossana Dinamarca, los indígenas Mapuche en Chile viven bajo muy difíciles condiciones. Importante medidas se han tomado para solucionar este problema. La singularidad étnica y cultural de los indígenas Mapuche se reconoció oficialmente en una ley especial dictada en 1993. Cuando el presidente Lagos llegó al poder se comprometió a tomar una serie de medidas para mejorar las condiciones de los indígenas Mapuche, tales como traspasar 150.000 ha de tierras a las minorías étnica. Es más la UE ha cooperado en el financiamiento de diferentes proyecto de colaboración para mejorar las condiciones de vida de los indígenas Mapuche que sigue siendo difícil.

El convenio de asociación entre la UE y Chile ha sido tratado en el Parlamento Europeo, junto a ello también se ha considerado las condiciones de vida de los indígenas Mapuche. La comisión de la UE con representación en Chile sigue en forma permanente el desarrollo de los acontecimientos en el país ha participado en la elaboración del convenio de la misma forma que los estados miembro de la UE. Teniendo en cuenta estos antecedentes yo considero innecesario que la UE envíe una comisión especial de investigación ('fact-finding') a Chile. Estoy convencida que la concertación de este convenio contribuirá a generar mejores condiciones de vida de los indígenas Mapuche.