Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
 
DECLARACIÓN MAPUCHE SOBRE EL 18 DE SEPTIEMBRE

Agrupación de Estudiantes Mapuche

Desde la capital del Estado opresor, TRAWÜN WEKECHE


Se acerca otro dieciocho, el fin de semana más largo del año, la esperanza de descanso para algunos, motivo de festejos para otros y sin duda, motivo de comercio seguro. Se acerca un nuevo 18 y 19 de Septiembre y con ello el auge del populismo chileno por la conmemoración de su Independencia y las" Glorias de su Ejército", respectivamente (aunque nadie lo recuerda en su verdadero sentido, salvo aquellos vinagres aristócratas en vía de extinción).

Fiestas alzadas entre un fanatismo borracho, desinformado y supuestamente extendido a lo que ellos llaman Territorio Nacional. Sin embargo, nuestras visiones con respecto a estas fechas y muchas otras son distintas. No es que no las comprendamos, sino que repudiamos el hecho de que se nos obligue a ser parte de ellas, a celebrarlas, porque nosotros no pertenecemos ni perteneceremos a la nación chilena, simplemente somos parte de la Nación Mapuche. Debemos señalar que esta "asimilación forzosa", que más bien es la absorción de una cultura por otra donde la diversidad y respeto no existen, no es tan sólo popular, sino también del modelo económico neoliberal, del sistema judicial y ejecutivo del estado opresor chileno. Por otro lado, esta política integracionista, posee patrones históricos que cimientan las bases de la dominación del Estado chileno hacia la Nación Mapuche.

El establecimiento de la República de Chile a principios del siglo XIX, en conjunto con la formación del ejército profesional, da origen a una institucionalidad foránea a la nuestra, la cual tiene entre sus fundamentos la capacidad de imposición del discurso que actualmente escuchamos entre los poderes: "Somos todos chilenos". Y es inevitablemente este discurso el que jamás entenderá la contingencia que caracteriza al movimiento mapuche, ni nuestras formas distintas de organización ( las cuales son acusadas Asociación Ilícita) ni ninguna de nuestras propuestas de autonomía. Al parecer a este estado, a la historia, a la educación que se imparte, por determinados intereses, se les ha olvidado que nosotros pertenecemos solo "legalmente" (jamás ideológicamente) a su soberanía producto de una masacre oculta: la ocupación de los territorios mapuche al sur del río Bio-Bio, mal llamada por la historia oficial "Pacificación de la Araucanía".

En este contexto, el criollo republicano pone en práctica su noción de patria, ahora con una base jurídica- moral alimentada por las sucesivas guerras burguesas externas ( Guerra del Pacifico).Mientras se desarrollaba la guerra del Pacífico, en el libertario territorio mapuche los alzamientos se intensificaron. Batallones de la guardia nacional serán los que tendrán la labor de reemplazar al ejército para resguardar las ciudades de los alzamientos. Pacificar y controlar la Araucanía era su misión. Las milicias, otro elemento auxiliar de la oligarquía dominante, antepasados de los que hoy se llaman guardias forestales y cumpliendo el mismo cometido, formarán verdaderos grupos paramilitares que protagonizarán las constantes persecuciones y enfrentamientos.

Esta ocupación del wall mapu tuvo fines económicos y políticos. En el plano económico el estado ambicionó aumentar las tierras y la producción de trigo, fomentando así el capitalismo internacional (fiebre del oro en California, exportaciones a Australia), y en lo político se manipuló el pretexto de la unidad territorial, para anexar lo que hoy son la VIII, IX y X regiones, la última usurpada con el inicio de la colonización. Tanto la masacre de la Araucanía como la "guerra del Desierto" (entre el ejército argentino y nuestros hermanos) provocaron miles de muertes. Nuestras autoridades fueron víctimas, al igual que hoy de constantes persecuciones. En aquellos años fueron los Capitanes amigos, quienes como la DIPOLCAR, Investigaciones y la Inteligencia del Ejercito, se infiltraban en las comunidades destinados a recoger información sobre todos los intentos de insurrección. Súbitamente la población mapuche decreció, quedando acá alrededor de 100.000 sobrevivientes y en el Puel Mapu, actual Argentina, alrededor de 30.000 personas. Ante estas cifras, estratégicamente, nuestros últimos kona emprenden la retirada, luego de 300 años de resistencia ininterrumpida, para poder sobrevivir hasta hoy y volver a levantarse.

Sin embargo las represiones post-guerra continuaron, La radicación e instauración del régimen de reducción (actuales comunidades), lo que fue una copia exacta del modelo norteamericano de reservaciones, provocaría nuestra situación actual. A medida que la población mapuche fue aumentando se produjo la creación del minifundio indígena y el empobrecimiento de la Nación Mapuche. Presentemente y de modo paradójico, el Ejercito en una actitud aberrante de "vencedor" se enorgullece de sus víctimas: "La valiente sangre araucana tiñe nuestra bandera"... Mordaces frases que ocultan el racismo evidente y palpable que sistemáticamente se lleva a efecto hasta hoy. "Como homenaje a ellos, es que hoy al igual que desde hace mucho tiempo, numerosas unidades de la FF.AA de Chile, centros educacionales civiles y estatales y avenidas importantes en todo el país, llevan orgullosamente el nombre de alguno de sus mas celebres personajes mapuches y araucanos" ( "Ejército de Chile 1603-1973, Actor y no espectador de la vida nacional", Eduardo Aldunate, Teniente Coronel, Comandancia en Jefe del Ejercito Dpto. de Comunicaciones 1993, Pág. 102).

Estas son las bases del sometimiento y masacre sobre nuestra identidad. Nuestras reivindicaciones actuales tienen un pilar sólido en los sucesos ocurridos durante este periodo, principalmente, lo que corresponde a nuestros territorios y derechos ancestrales. Frente a todo lo señalado, no podemos dejar de manifestar en este día (Mientras en el sur el estado de sitio instaurado por el estado chileno a través de sus organismos represivos continúa operando más allá de la coyuntura televisiva) nuestro total repudio a esta fecha. No podemos callar ante un estado que celebra su independencia, mientras aplasta y reprime la libertad de nuestro pueblo. No podemos callar porque el estado chileno, subyugado al poder económico imperante, sigue manteniendo su carácter dominador, amparados en un ordenamiento jurídico que es la consagración de sus derechos y la legitimación de todos sus actos en desmedro de los más.

Las comunidades que están en conflicto-las cuales son la base del proceso reivindicativo- sufren continuamente los procedimientos de desarticulación empleados por distintos organismos frente al movimiento mapuche, con la única razón y fin de cualquier poderoso: "Dividir para vencer". El hecho más visible es el accionar de Carabineros de Chile ante cualquier tipo de levantamiento. Un accionar con actitudes racistas, aplicando operativos, según ellos justificados, como son el uso excesivo de la fuerza; el uso de bombas lacrimógenas; los constantes desalojos, amenazas de muerte, secuestros y allanamientos ; el uso de armas y escopetas antimotines; tanquetas, helicópteros.

Así hemos visto a muchos comuneros y comuneras en condiciones físicas deplorables, los que luego son detenidos, incomunicados y acusados de diversos hechos de carácter vandálico. No obstante, lo que el gobierno se ha negado a reconocer es que ellos son presos políticos mapuche. A esto le añadimos el trabajo a largo plazo que están realizando tanto el Ejército como Investigaciones de Chile. El hecho de que Sofía Painequeo (yanacona) , enseñara mapudungun a personajes del Ejército y de la Iglesia, nos da un claro indicio de la preparación que realizan los equipos de inteligencia para poder mimetizarse mejor. Con las mismas intenciones hoy Investigaciones de Chile "generosamente", producto de un convenio con los "empresarios mapuches" dispone de 10 cupos para ingresar a su Institución, el único requisito es ser mapuche, de comunidad y necesariamente saber mapudungun: " los interesados acercarse a Eladio Antilef Presidente de la Asociación, ¡vamos yanakona participa!...”Es por eso que con especial satisfacción y alegría, como director general de la policía de investigaciones de Chile voy a firmar el convenio con la Asociación de empresarios mapuches, mediante el cual creamos la Beca Huelén, que beneficiara, inicialmente, hasta diez jóvenes mapuches de escasos recursos para que ingresen a nuestros diferentes centros de estudio y formación. Será responsabilidad de la Asociación, seleccionar a los candidatos y otorgarles un apoderado a cada uno de ellos en la ciudad de Santiago. Como nota de interés, destaco que privilegiaremos a aquellos que conozcan y usen la lengua mapudungun".

El poder judicial cumpliendo su papel en el resguardo de los intereses del capital(del que muchas veces estos son dueños), hoy se vale de una nueva arma, la Reforma Procesal Penal, con la cual mantiene una gran cantidad de procesos en contra de nuestros hermanos, tanto en los tribunales civiles y militares, imputándoles dos, tres, cuatro cargos para asegurar su encarcelamiento. En la mayoría de los casos son acusados de violación a la ley de seguridad interior del estado, robo de madera , ocupación ilícita, asociación ilícita, incendio, conductas terroristas, etc.

En las cercanías de este 18 protestamos frente a un estado que emplea una doble estrategia para con la Nación Mapuche. Por un lado, dentro de su Democracia Republicana Demagógica, que según ellos "fomenta la cultura y respeto a los pueblos originarios" mantiene en un quietismo casi absoluto a distintas agrupaciones mapuche con la entrega de capital para proyectos culturales a través de CONADI, INDAP, FOSIS, MIDEPLAN, etc. Y por otra parte, realiza un exterminio sistemático y oculto, empleando severas políticas de aislamiento con las comunidades en conflicto, como la instalación de retenes y control policial o simplemente soborno (ofrecimiento de tierras lejos de las zonas de conflicto para no interrumpir las inversiones ni las distintas faenas). Ligado a lo anterior se realizan detenciones selectivas que efectúa investigaciones contra nuestros principales dirigentes y la malformación del movimiento mapuche que llevan a cabo los medios de comunicación (El mercurio, La Tercera, La Segunda, entre otros). Este es recuento de los "trabajos" utilizados por el estado chileno opresor frente a los que considera "bajo su jurisdicción", es justificado en lo que ellos llaman Estado de Derecho y cuidar la Seguridad Interior del país.

Siempre hemos estado aquí, el hecho de que durante un largo periodo no se haya sabido de nuestro trabajo por la sobrevivenvia, no significa que la lucha se haya terminado. Al contrario de lo que muchos historiadores sostuvieron, el pueblo mapuche sigue en pie. Hoy con nuevos aires, con más fundamentos y nuevos hijos conscientes del verdadero papel que nos toca en esta historia y de que lo que hoy se lleva adelante no podrá terminar hasta desembocar en la autodeterminación.

Recalcamos que nuestra lucha no es contra el pueblo chileno como tal, sino contra la clase oligárquica dominante que pretende con su democracia de papel hacer creer que el "cambio es posible" o que "está contigo"... Hoy nadie puede decir: "fueron","existieron"," en el precolombino están sus restos". La historia ha demostrado que aún seguimos de pie. Ella se hace día a día, con cada recuperación. Cuando realmente logremos reconstruirla, comprenderla y asumir el papel que nos corresponde desempeñar en ella; cuando el pasado,
presente y futuro de nuestro pueblo flamee en cada corazón mapuche y los hermanos que aún no despiertan del letargo logren liberarse del miedo al sistema, la cuarta historia será realidad, la batalla final habrá comenzado.

LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS MAPUCHE Y A TODOS LOS PRESOS QUE LUCHAN POR UN FUTURO MEJOR PARA SUS PUEBLOS

UN ABRAZO COMBATICO A TODOS LOS KONA DEL WALL MAPU

Desde la capital del Estado opresor, TRAWÜN WEKECHE
Agrupación de Estudiantes Mapuche