Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Mujeres Pehuenches Responden a los Tasadores

Alto Biobio, Octubre 15 de 2002.



Señores
Comisión "Hombres Buenos":

Ustedes están aquí para poner precio a nuestra tierra. Ese será el paso definitivo para despojarnos de nuestro territorio ancestral.

Ustedes saben, como lo saben las autoridades de gobierno que así se cumple con la condena de nuestra forma de vida.

Podrán decir que se amparan en la ley, que sólo hacen su trabajo. Puede ser cierto, pero ustedes son instrumentos de un estado tramposo, que ha manipulado la ley para despojarnos de nuestros derechos y lograr construir la central hidroeléctrica.

La Endesa, con la complicidad del gobierno, nos tiene cercadas y sin ninguna esperanza de que se vaya a respetar la tan publicitada Ley Indígena, que supuestamente nos da el derecho a permanecer en nuestra tierra.

El avance de las obras, no solo en el muro, sino en toda le extensión del futuro embalse, es arrollador. Hace unos meses la empresa empezó a cortar toda la vegetación de los predios de nuestros hermanos que se vieron presionados a permutar.

Alrededor de nuestros terrenos por otra parte, día y noche pasan los camiones y maquinaria, sin respetar nuestra tranquilidad ni nuestro derecho a dormir tranquilas. En los hechos el gobierno y la mal llamada justicia están dejando que nos acorralen y enloquezcan.
Una vez que ustedes hayan puesto el precio, vendrán aquí otros representantes del gobierno a decirnos que debemos aceptar las condiciones que ellos fijen para la entrega de nuestra tierra. Ustedes ya parecen haber decidido nuestro destino y no nos dejan abierta ninguna otra opción

La tierra Pehuenche no se negocia y ninguna cantidad de vuestro dinero podrá pagar el daño ya producido por vuestra represas en nuestro territorio en el Alto Biobio.

Por lo tanto les pedimos a ustedes que por ética y para quedar limpios ante su conciencia y ante la historia, renuncien a la vergonzosa e ilegal tarea que les ha encomendado el gobierno.

Ustedes, el gobierno, el señor Andrade y el señor Lagos, todos tendrán que aceptar que hemos resistido por muchos años y que es ahora por la fuerza que nos obligan a escucharlos.

Pero algún día ustedes tendrán también que escucharnos a nosotros y a todo el pueblo Mapuche.

¡La tierra pehuenche no se expropia ni se vende!
¡Mujeres con la fuerza de la tierra!
Mapu Domuche Newen