Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
Documento leído en la marcha del Puelmapu

por Pablo Indio / Indymedia Argentina • Thursday April 24, 2003 at 05:40 PM
pabloindio@riseup.net





Especial para Kolectivo Mapuche Lientur



El proceso de subasta de la Patagonia, que el Estado argentino y los estados provinciales están llevando adelante en beneficio de los grandes intereses extranjeros, es prácticamente una entrega territorial; simultáneamente se entregan también el uso de recursos naturales estratégicos para la humanidad, como por ejemplo el agua.

La Patagonia fue anexada luego de un genocidio, saqueo y despojo de nuestro territorio, de los que fuimos objeto los Pueblos Originarios y que tuvieron como telón de fondo el discurso del "Progreso". En nombre de éste se cometieron los más aberrantes crímenes contra nuestro pueblo. Esta barbarie colonizadora empleó ayer los rémington, afiló sus navajas para cortarnos las orejas y hoy nos contamina no sólo nuestro medio ambiente sino también nuestra cultura.

En el pasado se erigió como prócer a los genocidas. Julio Argentino Roca se convirtió en el símbolo del "Progreso". Este asesino fue sostenido por todas las estructuras del Estado. Hoy se enarbola como símbolo del "progreso" al imperialismo yanqui, cuyos gobernantes, ante la complicidad de las Nacionales Unidas, masacran un pue blo por su voracidad de poder y su intolerancia a la diversidad cultural. El pueblo iraquí parece por el petróleo lo que nosotros padecimos por el oro, y lo que estamos sufriendo y sufriremos por nuestros recursos.

La hipocresía de las Naciones Unidas lanzó el decenio de los derechos de los pueblos indígenas, con el objetivo de los estados miembro enunciados en diferentes convenios, tal como el Convenio 169, el Convenio de la Biodiversidad, etc. Todos ratificados por el Estado argentino. Sin embargo nada de eso se ha cumplido. Por el contrario, se ha propiciado el despojo de numerosas comunidades, mega emprendimientos desarrollistas destructores del medioambiente, judicialización de nuestras luchas, represión, desnutrición, hambre, miseria, racismo.

Cansados de esperar, ya no sólo los Pueblos Originarios sino todo el pueblo argentino, el 19 y 20 de diciembre, con el Argentinazo, comenzó una nueva etapa en la historia del país, manifestada en diferentes luchas que protagonizaron diferentes pueblos, como las dos grandes marchas de los hermanos tobas en Chaco, en un largo peregrinaje desde Pampa del Indio hasta Resistencia, contra el genocidio del hambre, la discriminación y la represión, por tierra, producción, salud, educación, cultura y vivienda con la consigna: "Junto a todos los sectores populares para recuperar lo que nos robaron en 510 años"; la comunidad toba de Rosario en su marcha con escrache al Consulado español; el pueblo wichí de mosconi con sus dos grandes marchas por territorio hasta la ciudad de Salta capital; nuestros hermanos kolla marchando desde Jujuy a la Capital Federal en demanda de su territorio; las comunidades mapuches de Chubut en su lucha contra el emprendimiento minero, las transnacionales como Benetton, manifestándose a través de cortes de ruta, recuperaciones de territorio, toma de edificios públicos.
 

La lucha del pueblo argentino nos inspira a continuar este proceso de construcción, convencidos de que ya nunca más podrán entretenernos con el circo electoral, concentrados en la tarea de construir una nueva sociedad, en donde la sabiduría de los Pueblos Originarios y su cosmovisión sean respetadas e incorporadas en las nuevas bases de un nuevo orden, en los principios de la diversidad cultural.

A los que detentan el poder les decimos: su histórica y tradicional práctica de manipulación, represión, intimidación, traición, de falsedades y miserias, de robo y saqueo, han llegado a su límite y también hoy llega a su fin los circos montados en estos 10 años por Menem, De la Rúa y Duhalde, en complicidad con indígenas funcionales al poder.

Y llamamos a nuestros hermanos de los distintos pueblos a que reflexionen y no se dejen usar nunca más por los gobernantes de turno y expresamos nuestra solidaridad con todas las luchas de los Pueblos Originarios.

Hermanos argentinos: hoy comienza un nuevo momento que superará una larga historia de desencuentro, discriminación y fragmentación, a la cual el poder nos ha llevado. Uniremos nuestras vertientes, nuestro torrente crecerá, volveremos cada vez más fortalecidos a este lugar.

Desde las cenizas en que han quedado nuestras esperanzas puestas en quienes nos traicionaron y nos vendieron, hoy comienza una nueva etapa. Sabemos que contamos con nuestra voluntad, nuestros sueños, con nuestra memoria y con nuestra identidad: ésas son nuestras armas, que las levantaremos para vencer a los mercenarios, indignos asesinos de nuestros sueños colectivos, futuros mejores y mañanas posibles. Desde nuestra diversidad milenaria abrazamos en una sola voluntad la lucha por nuestros derechos, territorio, justicia y libertad.
Discurso de la Organización Kumelen Newen Mapu Beatriz de la Organización Kumelen Newen Mapu de Bahía Blanca
Pertenezco a la Organización Kumelen Newen Mapu, hace 6 años que venimos trabajando. Somos una organización a nivel cultural, político, social, independiente, realmente de la política mapuche. Estamos aquí porque la Patagonia está totalmente prometida. En cuanto asuma cualquier tipo de gobierno, me parece que ya directamente la entregan. Entonces allá las comunidades en la Patagonia, están siendo avasalladas; han destrozado las casas a las ñañas, le rompieron sus semillas, le revolvieron la tierra. Es muy dañino lo que están haciendo.

Las multinacionales están chupando la sangre hasta el último minuto a nuestro país, lo que hoy es Argentina. Yo creo que van a tener que pensar un poquito, el que asuma o el que tenga que ser presidente, mirar hacia lo más profundo, y ver que no sólo los Pueblos Originarios estamos quedándonos sin nada, despojados de todo, sino todos los argentinos. Yo quiero que los argentinos lleguen a tomar conciencia de lo que está sucediendo realmente, de la seriedad de esta cuestión.

Que los medios de comunicación, comiencen ya a ver como se puede solucionar, basta de barreras, tienen que ir a ver qué es lo que está pasando con la Patagonia, basta de quedarse acá, dentro de lo que es Buenos Aires, de lo que es Capital. El país es todo, de Ushuaia a La Quiaca. Si las empresas mineras rompen el cordón ecológico, no sólo los Pueblos Originarios nos vamos a morir, abarca a toda la humanidad en general, al planeta Tierra entero, eso es lo que tienen que tomar conciencia.-