Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Coordinación de Organizaciones e Identidades Territoriales Mapuche

Wallmapu, octubre del año 2003.

ORGANIZACIONES E IDENTIDADES TERRITORIALES MAPUCHE RECHAZAN BRUTALIDAD POLICIAL Y DENUNCIAN SISTEMÁTICA VIOLACIÓN A LOS DERECHOS HUMANOS


Las organizaciones e identidades territoriales manifestamos a través del presente comunicado nuestro rechazo y preocupación ante los permanentes hechos de violencia y represión por la brutalidad policial acaecida en el marco del conflicto político que enfrenta el movimiento Mapuche como consecuencia de las prácticas avasalladoras del Estado chileno, situaciones que constituyen graves violaciones a los derechos humanos.


A este respecto nos referimos a lo ocurrido sobre la represión ejercida por fuerzas especiales contra miembros de la comunidad José Jineo del lugar Rofue, sector Licanco, comuna de Temuco, quienes detuvieron e hirieron a varios de sus integrantes en las cercanías de un predio forestal que reclama la comunidad, incluyendo dentro de los heridos a mujeres y un niño de 9 años; Asimismo, las denuncias de la comunidad We Choyün de la comuna de Pitrufquén, quienes han sido víctimas de inusitada violencia, prácticas racistas y hasta de torturas por parte de carabineros de dicha comuna, como el caso extremo ocurrido en contra del dirigente y profesional Mapuche José Millalen Paillal, junto a otros comuneros el pasado 12 de octubre.


Estos hechos no son aislados, son parte de una practica permanente y sistemática de la policía chilena que van quedando en la absoluta impunidad, así como ha ocurrido en diferentes otros casos, tales como: El cobarde ataque a quemaropa por parte de uniformados a una niña mapuche de 12 años quien recibió varios impactos de balines a principios del 2001 y los posteriores intentos de secuestro de que fue victima; El atentado en la zona de Arauko en contra de un comunero quien perdió su ojo como consecuencia del ataque armado de carabineros en el mismo año; La muerte del joven mapuche de 17 años Lemún en un predio de forestal Mininco cuyo asesino, mayor de carabineros quedó en libertad; Las denuncias por torturas ejercida por carabineros contra comuneros mapuche de Truf Truf; Los 4 mapuche heridos a balas en la comuna de Tirúa por efectivos de investigaciones; La constante violencia inusitada contra estudiantes mapuche; Y los reiterados operativos de fuerzas especiales en diversas zonas territoriales en conflicto que han dejado en los últimos años decenas de heridos por golpizas, maltratos y balazos, siendo ya una practica habitual de abuso y uso desmedido de la fuerza, contrario a todo procedimiento de rigor, violentando brutalmente los Derechos de las personas, sin distinción alguna entre niños, mujeres y ancianos. Asimismo resultan especialmente graves las denuncias vinculadas a presuntos actos de tortura pues ponen en evidencia la persistencia de esta práctica en el accionar de los cuerpos de seguridad del Estado, hechos que no solamente han sido denunciados por organizaciones, sino por propios uniformados como fue el caso ex cabo de Carabineros Julio César Pino Ubilla, quien desertó de la institución y pidió asilo político en Inglaterra señalando públicamente situaciones de torturas contra mapuches .


Vale recordar que Chile ratificó la "Convención Contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos y Degradantes" y la "Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura", como asimismo la "Convención Internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial", instrumentos legales que no son considerados ni asumidos por el Estado chileno en consideración a las personas de origen Mapuche, por el contrario toda practica en este sentido es asumida a diestra y siniestra por las fuerzas públicas.
Reafirmamos la exigencia de respeto incondicional a los preceptos locales e internacionales sobre Derechos humanos. El derecho a gozar de los derechos humanos sin discriminación alguna es uno de los principios más fundamentales sobre los que se basan las normas internacionales de derechos humanos. La discriminación racial constituye en si misma una violación de derechos humanos, y es causa, además, de muchas otras violaciones a derechos humanos sociales, culturales, económicos, civiles y políticos que ocurren en Chile contra el Pueblo Mapuche. Asimismo, mantenemos nuestra convicción de que las actuaciones policiales en Chile actúan fuera de todo limite y control, sin respetar la dignidad y los derechos humanos con absoluta discriminación a personas por el solo hecho de ser mapuches.


Exigimos, igualmente, que los organismos competentes asuman de una vez sus responsabilidades legales y administrativas y terminen con la impunidad fáctica y beligerante de personeros con una crueldad ilimitada e inescrupulosa que se escudan tras uniformes, siendo indispensable investigar todo tipo de acaparamiento y, adopten las medidas necesarias para evitar, reparar y sancionar el daño producido. En tal caso exigimos la inmediata apertura de acciones penales contra quienes hayan sido responsables de dichos actos a los fines de sancionarlos tal como lo establecen la Convención Interamericana contra la Tortura y el marco jurídico vigente que para nada se ha considerado. En caso contrario, sin lugar a dudas agudizará aún más la convivencia interna y quedará nuevamente en evidencia ante la opinión pública internacional la impunidad reinante del Estado chileno contra aquellos que violentan los Derechos fundamentales.

Coordinación de Organizaciones e Identidades Territoriales Mapuche
Referentes Nagche, lafkenche, pewenche, wenteche, puelche, williche y warriache
coordinacionmapuche@yahoo.es