Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Coordinadora de Comunidades Mapuche en Conflicto Arauco Malleco

Desde Territorio Mapuche, abril 11 del 2003.

A nuestro Pueblo Nación Mapuche, a la comunidad nacional e internacional, la COORDINADORA DE COMUNIDADES MAPUCHE EN CONFLICTO ARAUCO MALLECO, declara lo siguiente:
 

Frente al enjuiciamiento de autoridades mapuche de la zona de Traiguen, la que fue cubierta por gran parte de la prensa nacional y que originó gran cantidad de opiniones de distintos sectores involucrados o no el conflicto, expresamos:

1. Nuestro total respeto y apoyo a los lonko Aniceto Norín y Pascual Pichún y a la hermana Patricia Troncoso, respaldo que hacemos extensivo a todos nuestros peñi y lamgen que hoy se encuentran encarcelados por el Estado chileno.  Nos enorgullece la digna actitud con la que han enfrentado la prisión política de que son objeto por luchar por nuestro Pueblo.

2. Más allá del resultado de un juicio, este hecho como otros que vendrán más adelante, marcan el verdadero carácter de la contradicción entre el Pueblo Mapuche y el Estado chileno.  Por ello, el afán de los fiscales y jueces de castigar irresponsablemente a nuestra gente, obedece a los dictámenes de una institucionalidad jurídica y política sometida a un sistema económico capitalista en donde los sectores empresariales rigen los destinos del Estado chileno.  Así se entiende el vendaval de opiniones fascistas y racistas de parte de los sectores que han visto afectados sus intereses en las zonas de conflicto, incluyendo a medios de comunicación, que en su mayoría son propiedad de los mismos consorcios empresariales que confrontan con nuestra lucha.  Así también una vez más, la voz oficial del gobierno y su actitud, ha sido de servilismo frente a los intereses del gran empresariado, expresado en su afán de criminalizar la lucha mapuche, enjuiciando políticamente a nuestros dirigentes y atomizando a nuestra organización.  Estas posturas van al son de las opiniones de la derecha y de las voces empresariales.

3. Acerca de las particulares, terratenientes, que cada vez que pueden hacen gala de ser "víctimas de los mapuche", dejamos claro que jamás podrán deslindar su responsabilidad histórica concreta en el conflicto con nuestras comunidades.  Su actitud no hace más que seguir los designios que delinean los consorcios forestales que son quienes tienen usurpadas grandes extensiones de tierra en el territorio ancestral mapuche y que son objeto de una justa y digna lucha de parte de nuestras comunidades.  Sus predios de miles de hectáreas, forestadas en su mayoría, están regidas por las reglas de la inversión forestal que establecen los grandes consorcios madereros forestales que operan en la zona y de los cuales son socios activos en sus representaciones (CORMA).  Son predios que están en medio de nuestras tierras ancestrales, rodeados de comunidades y que históricamente son resultado de la arremetida a sangre y fuego en territorio mapuche, en distintos períodos, y que ha traído consigo cientos de años de miseria y humillación de nuestra gente.  Esta es la historia que conocimos, que arrastraron nuestros ancestros y que vivimos actualmente.  Son los predios del oprobio, de la injusticia, y que más aún, al estar en manos de los winka usurpadores, están al servicio de un sistema que más allá de negarnos, nos condena al exterminio.

Por lo anterior, reafirmamos nuestra firme convicción de seguir en los procesos de recuperación de territorios mapuche ancestrales usurpados, de continuar movilizados y luchando, principalmente, en contra de las forestales y sus sostenedores, de los terratenientes, frenando así los procesos de inversión capitalista que atentan directamente contra la existencia de nuestras comunidades y de nuestro Pueblo.

A los sectores conscientes y comprometidos con la justicia social de los pueblos y a los oprimidos organizados ¡la C.A.M. sigue en pié de lucha!
 

¡Resistencia Mapuche!

¡Por la reconstrucción de la Nación Mapuche!

¡Avanzamos hacia la Liberación Nacional Mapuche!

¡¡WEUWAIÑ!!