Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Es un historiador senil y racista


Marcelo Calfuquir
Valparaiso  05 de Abril 2002
 
 
 

ESTIMADOS HERMANOS :

Creo que en realidad no vale la pena contestar al historiador Villalobos, sus intenciones y escritos, discriminatorias y racistas, es una provocación acorde a las intenciónes de algunos sectores políticos y empresariales que lo mandataron, comenzando por el diario que le publica sus escritos, (diario perteneciente a un grupo economico bien determinado).

Yo creo que el problema y discusión nos está en el bajo nivel, o en la concepción xenofoba del mentado historiador que se quedó pegado en los años del genocidio a los pueblos indigenas en Chile, tiempos de la "Pacificación"; según los libros de historia de Chile, seguramente en aquellos años, Villalobos compro tierras con una botella de aguardiente en la mano.

Es interesante ver que no hay réplica de los circulos politicos institucionales chilenos, ni tampoco de la intelectualidad que se autocalifica progresista y liberal, solo un diputado, el Señor Rector de la Universidad de Chile, y algunos de sus docentes  replicaron al seudo-historiador.

En Santiago a fines de Octubre del 2000 en la reunión de expertos para preparar la Conferencia Regional sobre Derechos Humanos de la ONU (contra el racismo, la xenofobiaa la que asistieron una cincuentena de organizaciones de América latina), efectuada a principios de Diciembre, se entregó a la mesa de la presidencia (al señor Patricio Alwyn y José Bengoa ), un reclamo formal sobre el alto contenido discriminatorio y xenofobo de los titulos y contenidos de los diarios en  Chile.

Se pidió, aunque en forma informal la intervención inmediata  al gobierno chileno en torno a dicho problema, se solicitó la necesidad de establecer un marco constitucional y una reglamentación de ética para la prensa chilena y escritos públicos. Se presentó un  número importante de diarios en donde se destacaban títulos y fotos que instaban a actitudes racistas y xenofobas en contra del pueblo Mapuche; seamos claros titulos de corte nazi.

El parlamento legisló en 2001 suaves reformas sobre ética para la prensa chilena, tan suaves que hoy día no han cambiado los titulos siguen siendo los mismos, Mapuches terroristas, violentistas, ignorantes  etc.

Me pregunto porque no tratan de esa forma a los chilenos en general Naturalmente el marco constitucional de defensa de nuestro pueblo en éste ambito manifiesta nuevamente un vacio de derecho especifico a los Pueblos indígenas.

Repitiré siempre, incansablemente que para los Mapuches no es que la justicia sea  justa o injusta, que tengamos acceso o nó. El  problema es de derecho. La justicia chilena y su aparato no incorpora la noción de derecho indígena, porque en el marco constitucional  es inexistente. La noción de justicia consuetudinaria, la consideracion de especificidad cultural Mapuche o indígena no está escrita, y por tanto los jueces no la aplican.

Pero como todo el mundo y en particular los intelectuales creen que nosotros somos ignorantes, nos malean la perdiz  centrando la discusión en si tenemos o no acceso a la justicia, el gobierno nos pone traductores, y manifiesta que la justicia tiene resquicios legales que podrian ser utiles, tiene consideraciones especiales por su puesto eso, les evita legislar y mantener tranquilos a los Mapuches de la Conadi. Les evita incorporar el derecho Indígena en la constitución y al sistema judicial.

De igual forma los derechos de propiedad intelectual inherentes a nuestra cultura y de nuestros pueblos en Chile. Existe una explotación comercial de sectores desvinculados a los pueblos indigenas en Chile concreta y palpable, como el nombre de vinos y tragos; el araucano, o el avión de guerra Pillán y muchos otros ejemplos.

Chile como Estado adherió a los acuerdos sobre propiedad intelectual de la ONU. Pero el estado chileno  no nos defiende con la aplicación y medidas escritas en esos acuerdos, es decir el ejercicio de ese derecho es privativo de los grandes empresarios y el gobierno lo acepta en el hecho.

Quizás  habrán hermanos que piensan que es una discusión estéril, pero yo no tengo la intención de aceptar  que a nuestros hijos pequeños y grandes los traten o los insulten de terroristas y violentistas en una accion de descalificación de alto contenido racista. Mientras no exista la intencion concreta de resolver estas cosas, utlizaré la misma forma  y diré, es un historiador senil al servicio de una política disciminatoria y racista. No hay mapuches de primera y segunda clase, todos somos mapuches, incluidos nuestros hermanos en conflicto, porque su lucha es justa.

Es interesante también ver que otros historiadores utilizan términos menos duros en el papel, pero en el fondo dicen las mismas cosas de Villalovos. En un articulo del Mercurio un Señor abogado, Rector de la Universidad Autónoma de Sur, hace una apologia a la integración y la mentira, por ejemplo habla de una disgregación de paises europeos que no tiene sentido y de una interpretación del Convenio N169 OIT muy singular, obviamente fuertemente marcada  por una concepcion de segregación, asimilación e integración vigente en Chile.

En plabras simples Chile es un estado soberano donde los mapuches somos chilenos y no tenemos ni cultura, ni lengua, ni tradiciones, ni organización ancestral, ni espacios territoriales, ni formas de organización económica y comunitaria, y menos aún identidad, osea según este abogado Naciones Unidas se equivocó con la carta fundamental de los Derechos del Hombre.

El abogado dice: Solo una política de integración y no de segregación de los indígenas con la  sociedad global, por supuesto como lo escribe y dice, hay que hacer respetar el estado de derecho sancionando o reprimiendo, y escribe estamos en presencia de un conflicto multifactorial que requiere soluciones diversas y hace una comparación entre lo bueno y la barbarie, osea  las fuerzas del mal versus fuerzas del bien. El señor abogado como buen defensor del estado  actual crítica fuertemente los derechos colectivos.

Dos elementos  similares en el  texto, el desconocimeinto de nuestras capacidades y de la existencia de pueblos y culturas especificas en el seno del territorio Chileno y las criminalización de nuestra acción reivindicativa por nuestros derechos aplicando la ley de seguridad interior del estado.

Osea  aplicación de la ley de seguridad  interior del estado como forma de represión y diálogo, y la discusión  tangencial sobre los problemas de fondo. El resultado es la impunidad de los organismos de prensa y escritores xenofobos y el apresamiento de nuestros jovenes.

Seamos claros las políticas del Estado y el gobierno es ahogar al movimiento Mapuche, a sus organizaciones, a sus dirigentes con muertes legales por la acción de la justicia, permiten escritos xenofobos y cuando los empresarios lo piden, los ministros corren .

Me pregunto si los chilenos han tomado conciencia que el derroche, mala utilización de fondos Públicos por la agencia  gubernamentale Conadi, son el recaudo de sus impuestos.
 
 

Hasta cuando solo los grandes y connotados profesores ajenos al movimiento y Pueblo Mapuche podrán dar recetas, compuestas de racismo y xenofobia.