Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche
 
 

SEÑOR:
RICARDO LAGOS ESCOBAR
PRESIDENTE DEL ESTADO CHILENO
EDIFICIO PALACIO DE LA MONEDA
PRESENTE
=========
                                                                                                                  Junio  13   del año 2.000
 

C.C.: Organizaciones Mapuches - organizaciones sociales nacionales e internacionales - Pdte. Senado chileno  - Pdte. Cámara de Diputados de chile - Pdte. Corte Suprema de chile  - Pdte. Corte de Apelaciones Temuco, chile - Intendenta IX Región - Medios de comunicación en general..

De mi consideración:

Suscribe Víctor Ancalaf Llaupe, "Preso Político Mapuche", recluido en el centro penitenciario de Temuco, quien por medio de la presente,  expone a Ud.  lo que a continuación se indica:

- En lo personal , llevo más de dos meses encarcelado por el presunto delito penal de Secuestro, como consecuencia de una acción pacífica en el Juzgado de Collipulli a fines de marzo del presente año, el que fue un acto de solidaridad por otros hermanos que se encontraban detenidos a la fecha, lo que provocó la detención de 14 comuneros mapuches, incluyéndome. Sin embargo, todos los demás integrantes han sido puestos en libertad, con mi sola excepción, situación que no ha variado, provocando el alejamiento de mi familia, mi esposa, mis 5 hijos y de mi comunidad Choin Lafkenche, en la comuna de Collipulli.

- Junto a ello, los encarcelamientos se han ido incrementando, ya que a otros hermanos Mapuches se les ha procesado por la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado, principalmente, la que ha sido aplicada dentro de su gestión con todo el rigor,  de manera represiva y arbitraria, provocando la militarización de nuestros territorios, con fuertes ofensivas policiales en contra de la gente de nuestras comunidades, sin importar la presencia de niños, mujeres y ancianos; causando persecuciones, detenciones, juzgamientos y encarcelaciones.

-Sr. Presidente, acudo a Ud. A través de esta carta, no para referirme a mis actuales condiciones,  ni para plantearles justificaciones ni explicaciones a nuestras acciones, sino,  para manifestarle mi desconsuelo por sus actuales políticas frente a las demandas y movilizaciones de las Comunidades Mapuches. El Gobierno que Ud. Representa, en nada ha cambiado las gestiones heredadas de los Gobiernos anteriores, ya que continúa el atropello y el abuso hacia nuestros Derechos esenciales.

 -Acudo también a Ud., para referirme a los demás hermanos "presos políticamente" en su Gobierno, porque han encerrado a gente espiritualmente libre e inocente, provocando daños irreparables, separando vínculos de familia , quienes cuyo único sustento es lo que les da la tierra y hoy no pueden hacer nada para alimentar a sus hijos o ayudar en sus hogares. Nosotros no somos terroristas, ni delincuentes como han tratado de catalogarnos y tampoco perseguimos ninguna ideología Winka, simplemente somos Mapuches, somos parte de un Pueblo distinto del que Ud. forma parte y nuestra única lucha es por nuestro territorio, por nuestro Derecho a subsistir como Pueblo, para que nuestros hijos hereden una tierra digna y se puedan desarrollar como Mapuches. Si por esto debemos estar  Presos o incluso morir por ello, asumo los costos,  con orgullo.

-El tiempo que he estado preso, me ha permitido entender y lamentar aún más lo injusto de las leyes chilenas y su aplicación ante nuestro Pueblo, ya que sólo han servido para atacar nuestra existencia, amparando a los poderes políticos y económicos de este País, ayudando a los intereses de unos pocos en desmedro de miles de familias Mapuches.

Hoy, estamos presos, por evitar el genocidio que están provocando las Empresas en contra nuestra, por tratar de frenar a los mismos que talan nuestros bosques nativos, los que producen plantaciones forestales industriales, los que secan nuestras aguas y las contaminan, los que acorralan a nuestras comunidades, los que contaminan nuestros aires con sus productos químicos, los que provocan la emigración de nuestra gente desde sus propias tierras, en fin, los que intentan exterminarnos para ampliar su poderío. Para todos ellos ¿Hay leyes que los castigue?, en ningún caso, sólo hay leyes que los ampara,  que les permite atropellarnos. Por eso, están libres los que matan y estamos presos los que luchamos por la vida.

-Las leyes que Ud. Representa, son muy distintas a nuestras leyes naturales, lo que me hace ser muy respetuoso y obediente de las autoridades del Pueblo del que formo parte, los Longkos y las Machis son nuestra inspiración y no hay Ley que se imponga a estas voluntades, porque llevamos la responsabilidad de toda una historia. Las leyes que Ud. Representa, podrán encerrarnos o perseguirnos, podrán sentarnos a una mesa para buscar  intervenirnos, pero jamás podrán borrar de nosotros nuestro profundo sentir de libertad  o nuestras más íntimas gestas libertarias. Creo, que todo mapuche, sin importar donde esté o con quien esté, de alguna u otra forma siempre conserva este sentimiento.

-Sr. Lagos, acudo a Ud., no para solicitar por mi, sino para que haya justicia para mi Pueblo, tiene a su haber la gran posibilidad de revertir la historia o por lo menos para iniciar un nuevo proceso, no tampoco a través de los planteamientos que Ud. Ha sostenido, lo que ha denominado "Un nuevo trato", porque el trato reinante a sido hostil, encarcelando a Mapuches, continuando con leyes ofensivas, amparando juicios arbitrarios y sentando en su mesa a "oficialistas" y "empresarios" para tratar las demandas de las Comunidades. Pido a Ud.,  con dignidad y respeto, que frene la represión en contra de nuestras Comunidades retirando la Ley de Seguridad interior del Estado;  Reconozca la verdadera deuda histórica que tiene la institucionalidad Estatal que representa y  que tiene con nuestro Pueblo; que reconozca e inicie la restitución "real" de nuestras tierras usurpadas como un deber ser; La Libertad  para todos los Presos Políticos Mapuches; que se apliquen verdaderamente las leyes en contra de las empresas, como las forestales, y se evite su ampliación en nuestro territorio para la conservación de nuestro entorno y la prevención de nuestra existencia como Pueblo; que exista un diálogo abierto y sincero, con los verdaderos actores, sin la participación de las empresas , porque no se puede sentar en una misma mesa a quienes han provocado daños irreversibles y buscan exterminarnos. Esto Sr. Presidente,  en mi opinión, es un verdadero Nuevo Trato, del que tengo la esperanza, que dentro de su mandato,  lo considerará.

Por mi parte, desde estas rejas, asumo las consecuencias a pesar de lo injusto , al igual que a mis demás hermanos mapuches, pero estoy cierto, que no soy ni somos un peligro para la sociedad, somos simplemente una aporte más para nuestro pueblo y esa es la misión que se nos ha encomendado. Esta adversidad que hoy vivimos, nos aferra aún más a Gnechén (Dios), a nuestro pueblo y familia, lo que también me ha hecho sentir pleno orgullo por mi esposa y mis hijos, porque ellos también han asumido con dignidad estos costos.

Sr. Presidente del Estado chileno, no aspiro a una respuesta de su parte, sólo aspiro a una consideración a mis planteamientos y que ojalá su sincera búsqueda como gobernante, sea el de encontrar  una  verdadera "justicia social", principalmente para nuestro Pueblo Mapuche.
 
 

                                                                  Víctor Ancalaf  Llaupe
                                          Preso Político Mapuche desde la cárcel de Temuco