Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Basta de represión contra la Nación Mapuche

Asamblea Mapuche de Izquierda - Santiago
Santiago 16 de Diciembre de 2003.
1.- Queremos denunciar el rol represivo del Estado y especialmente del sistema judicial chileno.

2.- La justicia chilena nunca ha jugado un rol imparcial con respecto a la nación mapuche, como quieren hacernos creer las autoridades de este país, sino que todo lo contrario.

3.- Los jueces históricamente han sido parte del despojo de nuestra nación y en muchos casos los directos beneficiados con el robo de nuestra tierra. Ellos han avalado las injusticias, legalizando el saqueo de nuestro territorio.

4.- Hoy nuevamente siguen jugando este rol, encarcelando a nuestros hermanos, que hoy están luchando contra las usurpaciones de las que hemos sido víctimas. La aplicación de la Reforma Procesal Penal sólo le agrega un nuevo ingrediente: una mayor injerencia del poder político en los fallos judiciales, lo que quedó claro en el juicio a los loncos Pichún y Norín.

5.- Para seguir jugando ese rol, no escatiman en esfuerzos, responsabilizando a nuestros hermanos de actos que éstos nunca han cometido. Presentando informantes encubiertos, testigos que normalmente son falsos, buscando de esta forma darles una cierta credibilidad a sus falsas acusaciones. Con el objetivo de alargar lo más posible el encarcelamiento de nuestros hermanos, bajo una apariencia de legalidad.

6.- La largas detenciones sin ningún fundamento es una forma más de represión, con la que buscan amedrentar a cualquier mapuche que pretenda luchar por sus justos derechos.

7.- Estas medidas se unen a la represión violenta de carabineros que es ordenada por el actual gobierno del «socialista» Ricardo Lagos, que incluye carta blanca incluso para cometer asesinatos, como es el caso de Alex Lemún. Caso en que la justicia y el gobierno no han actuado con la misma «diligencia» para enjuiciar y encarcelar al criminal que realizó este cobarde asesinato, que es de las filas de carabineros.

8.- Por estas razones exigimos la libertad inmediata de todos los presos políticos mapuche, dado que no tenemos ninguna confianza en los tribunales de (in)justicia chilenos y menos en su supuesta «imparcialidad».

9.-Queremos asumir especialmente la defensa de nuestra hermana Mireya Figueroa que ya cumplió más de un año de detención, con las maniobras ya denunciadas: testigos falsos, jueces totalmente parciales contra la causa mapuche y todos los vicios ya conocidos.

10.- Hoy en una nueva dilatación para prolongar la detención de nuestra hermana su caso ha sido pasado a la Corte Suprema de Santiago, donde lo más probable es que no sea revisado su expediente en mucho tiempo, dado el carácter reaccionario y racista de los jueces que integran la Corte Suprema.

11.- Insistimos en que no tenemos ninguna confianza en los Tribunales de Justicia chilenos y es por esto que hacemos un llamado a todos los mapuche que viven en Santiago a movilizarse para obtener la libertad de nuestra hermana Mireya Figueroa y de todos los presos políticos mapuche.

12.- También hacemos un llamado a todas las organizaciones sociales, sindicales, juveniles y a los militantes de los partidos y organizaciones de izquierda a sumarse a una gran movilización contra la represión que sufre el pueblo mapuche.

13.- Hacemos este llamado, dado que consideramos que nuestros aliados naturales son los vecinos de las poblaciones donde vivimos, nuestros compañeros de trabajo y los militantes de nuestros partidos.