Centro de Documentaciˇn Mapuche Documentation Center

Primer Congreso Internacional de Historia Mapuche

Centro de Documentación Indígena Rucadugun

El pueblo mapuche ha demostrado a través de su historia una enorme capacidad de flexibilización cultural, en donde cada adaptación y/o apropiación no significo la pérdida de su propia identidad, es por ello que una importante adquisición de los españoles fue el caballo tal como ahora lo es la internet, pero ambas adquisiciones no se dan en torno a nuestra disolución como identidad sino que por el contrario existen estas apropiaciones para fortalecer y recrear nuestra cultura.

En este sentido nuestro primer congreso, no esta determinando un "paso" o "salto" de la oralidad a la escritura. La oralidad como forma de registro, diferente a la forma de registro occidental escrita, ha sido la forma desde tiempos inmemoriales como nuestro pueblo ha mantenido su cultura.

El registro escrito, ha sido conocido por nuestro abuelos desde hace mucho tiempo, prueba de ello fuerón las constantes oleadas de mocetones e hijos de Lonkos, que a partir de los acuerdos en los parlamentos quedaban bajo la protección española a objeto de educarlos en el sistema occidental, es por ello que toda la actividad de los misioneros estuvo a cargo, a parte de la fé, de educar en el sistema de registro escrito.

A pesar de lo anterior nuestro pueblo no ha tomado el registro escrito occidental, y ha permanecido la palabra, la oralidad. Muchos cronistas señalan que los Lonkos, se hacian acompañar siempre por un lenguaraz, que les traducia aunque supieran estos el idioma español, por otra parte estos lenguaraces o secretarios tambien escribian cartas y mensajes a los gobernadores.

Por lo tanto no ha existido una apropiación, como en otros casos, de la escritura por ser insufuciente a la palabra. La sociedad mapuche utilizo este espacio en el contexto del estatus social que otorgaba el disponer de traductores, lenguaraces y secretarios.

En el libro "Escritos Mapuches 1910-1999, de la Asociación Mapuche Xawun Ruca, analizan el uso de la escritura por parte de los mapuches considerando el período post-reduccional, en donde como mecanismo de defensa frente a los abusos, la sociedad mapuche comienza a usar el registro escrito.

En esta historia de desencuentros entre la sociedad mapuche y las repúblicas chilena y argentina, ha existido un espacio temporal en donde el registro escrito a negado sistemáticamente la presencia, derechos y valores de nuestra cultura. Tanto asi, es que hoy recién la sociedad argentina comienza a "descubrir" que el uso de la palabra "Che" es de origen mapuche.

Es por ello, que si hoy nos auto-convocamos en El primer Congreso Internacional de Historia Mapuche, es para reconstruir y registrar nuestra historia. Es por que ha existido desencuentro y no entendimiento.

Al respecto hemos culminado la tarea propuesta de llevar a cabo dicho congreso, celebrado en Siegen Alemania, en donde contamos con la participación de personas mapuche de diferentes paises, entre ellos Canada, EE UU, Bolivia, Francia, Suecia, Dinamarca, Suiza, Argentina, Chile, Alemania, Inglaterra, Bélgica las cuales trabajarón durante cuatro dias, acerca de nuestra historia.

En este evento fue importante contar con la presencia de autoridades nuestras como nuestro Machi Juan Curaqueo y nuestro Ngenpin Armando Marileo junto a los cuales pudimos compartir con personas y autoridades de otras culturas, quienes solidarizan con nuestra causa.

Debemos agradecer a todas aquellas personas que hicierón que esto fuera posible, especialmente a la Friedrich-Ebert-Stiftung, (Fundacion Friedrich-Ebert), al Zentrum fur Friedenskultur (Centro para la Cultura de la Paz), al Grupo de Apoyo al Pueblo Mapuche de Siegen Alemania, a las personas que presentarón ponencias y no fuerón seleccionadas. A ellos nuestro agradecimientos.

Para la comisión a cargo de revisar, analizar y definir a las personas y ponencias participantes fue particularmente grato el apreciar las potencialidades de nuestro pueblo aun no expresadas y aún sin un espacio de expresión.
 

Carlos Contreras Painemal
Centro de Documentación Indígena Rucadugun