Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche

COMUNIDAD MAPUCHE MARINAO AMULEF

COMUNA DE GORBEA, IX REGION

GORBEA, Marzo 23 de 2000.

CARTA  PUBLICA

UN NUEVO ATROPELLO AL PUEBLO MAPUCHE

Somos una Comunidad Mapuche, MARINAO AMULEF, que estamos ubicado en la Comuna de Gorbea  IX Región, vivimos en una extensión de 24 hectáreas de tierra y sobrevive con los recursos que nuestra madre tierra nos proporciona, pero debido a la intervención y al constante atropello que hemos sufrido como Mapuches por parte del Estado Chileno, cada año que pasa se nos hace muy difícil vivir de lo que la tierra nos proporciona.

Por ello esta vez nos dirigimos a los distintos estamentos del Gobierno de Chile, El Presidente de la República, Poder Legislativo, Judicial, Ministerios, Seremis, entre otros.   Por medio de la presente queremos manifestarles nuestro más profundo rechazo por ser nuevamente víctimas de una expropiación por parte del Estado Chileno, esta acción es la tercera de su tipo que sufre nuestra comunidad.

A continuación pasamos a narrar brevemente como han violado nuestras tierras y en las condiciones que ellas se encuentran actualmente.

La primera expropiación ocurrió en la década del cincuenta, con motivo de la construcción de la carretera que pasa  por la Cuesta de Las Tarrias, lo que deja al campo fraccionado en tres pedazos; más tarde bajo el gobierno militar se nos expropia nuevamente con el fin de construir la actual carretera cinco sur, terreno que fue cancelado de una forma humillante y que incluso para lograr que nos cancelaran tuvimos que acudir a Abogados, éste segundo corte nos deja el predio cortado en cuatro pedazos.   Ahora después de diez años volvemos a sufrir  nuevamente esta intervención en nuestras tierras ya están totalmente parcelada, ello ha significado para nosotros un duro costo, que afecta directamente nuestra sobrevivencia, hemos tenido que dispensar de la crianza de animales ya que es un riesgo muy grande trasladarlo de un potrero a otro, las carreteras que atraviesan el campo son de altas velocidad, toda esta situación ya es insostenible, el perjuicio para la economía de la comunidad ha sido enorme, y es irreparable.  El Estado Chileno una vez más pretende despojarnos de nuestras tierras continuado con el abuso y el atropello que históricamente ha caracterizado las acciones de los wigkas sobre nosotros los Mapuches.

Ahora, en esta etapa nos oponemos rotundamente al rompimiento de  nuestras tierras porque a diferencia de las ocasiones anteriores estas son tierras muy especiales para nosotros como comunidad Mapuche, debido a que los lugares que pretender violar son lugares sagrados para nuestra cultura.

En el lote 7 existe  un MENOKO, que para nosotros es un espacio sagrado, allí existe una comunidad espiritual (fuerza-Newen), es un lugar en el que nosotros realizamos nuestras ceremonias religiosas, junto al MENOKO también existe una MAWIDA que es una montaña sagrada, en la que nuestros árboles son entes con vida y que no pueden ser destruidos, de modo que su rompimiento significaría la destrucción de una comunidad divina.  Por ello las autoridades del Estado chileno deberán  comprender que un lugar sagrado no puede tener valor económico ¿cómo se le puede poner precio a un espacio donde la Machi encuentra  las yerbas para preparar la medicina y curar a los enfermos tanto mapuche como wigka ¿Cómo se le puede poner precio a una vegetación maravillosa llena de árboles autóctonos donde existen una flora y fauna tanto terrestre como acuática que en ninguna otra parte de nuestro campo pueden vivir?.

El Lote 10, también es de vital importancia para la economía de la comunidad allí existen un gran número de castaños antiguos plantados por nuestros antepasados, cosechamos sus frutos y el ingreso que nos aporta es de fundamental importancia para nuestra economía familiar.   Nosotros no podemos despojarnos de aquella extensión de terreno porque cada vez estamos quedando más reducidos, ni tampoco podemos aceptar el valor que le han puesto a cada árbol ya que de ellos hemos vivido y seguiremos viviendo por muchos años más.

Por estos motivos nuestra comunidad se opone terminantemente a la destrucción de estos espacios sagrados.  Consideramos que el proyecto  de ampliación de la carretera no puede pasar por nuestra tierra, ello constituye un atropello flagrante a la libertad religiosa y a nuestros valores fundamentales como pueblo.  De construirse esta perfectamente puede pasar por otros terrenos no mapuche.

A través de esta carta queremos dejar claro que estamos dispuestos a luchar hasta las últimas consecuencias por la defensa de nuestras tierras, porque no tan sólo está en juego nuestra sobrevivencia en términos económicos, sino que también es una defensa a nuestra dignidad como pueblo originario, de vivir en donde históricamente han vivido nuestros antepasados y hoy vivimos nosotros.

En esta lucha no estamos solos, son numerosas las organizaciones  y comunidades hermanas que ya nos han manifestado su incondicional apoyo.

Esperamos que lo planteado tenga una acogida en los organismos pertinente, le saludan:

COMUNIDAD MAPUCHE MARINAO AMULEF
COMUNA DE GORBEA
IX REGION