Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche

 
CRONICA   
01 de abril de 2000
Advierten dirigentes José Huenchunao y José Paillal 
Coordinadora: habrá más movilizaciones mapuches 

Representantes restan valor a mesa de diálogo: "No sirve sentarse a conversar en Santiago con gente que no nos representa. Hay que hacerlo en Temuco y con las comunidades en conflicto", afirman
Eduardo Rossel y Jose Saffie 




Un grupo de personas del denominado "Colectivo Red Biobío Libre" exigió ayer -frente a La Moneda- que el Presidente Lagos defina su posición frente a la construcción de la central hidroeléctrica Ralco. 

(Foto: ANDRES DIAZ)


Recursos por Ralco
En representación de las familias pehuenches que rechazan la construcción de la central hidroeléctrica Ralco, en el Alto Biobío, el abogado Roberto Celedón interpuso ayer dos recursos de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago. 

El primero fue presentado por Berta Quintremán, y se funda en supuestas infracciones al Código de Aguas y del Decreto Nº 31, que otorgó la concesión eléctrica definitiva a Endesa. 

El otro recurso -dirigido contra el Presidente Ricardo Lagos y el ministro de Economía, José de Gregorio- lo presentó Nicolasa Quintremán, hermana de la anterior, a nombre de otros diez pehuenches. El texto reclama supuestas infracciones a la Ley de Bases del Medioambiente y a la Ley Indígena. 

En Temuco, los 13 comuneros mapuches vinculados a la toma del Juzgado de Letras de Collipulli siguen incomunicados en la cárcel de esa ciudad, tras ser interrogados por el ministro en visita Julio César Grandón, quien los acusa de secuestro, desórdenes y daños a la propiedad pública. 

Durante la ocupación retuvieron a su titular, la jueza Georgina Solís, y a Lenín Lillo, ministro de la Corte de Apelaciones de Temuco. 

Pablo Ortega, defensor legal de los comuneros, pidió oficialmente ayer conocer el sumario que el ministro Leopoldo Llanos instruye contra tres mapuches, por infracción a la Ley de Seguridad del Estado. 

Ortega representa a Ariel Tori, Julio Marileo y Pedro Maldonado Urra -este último incomunicado hace 15 días-, quienes permanecen recluidos en Temuco y Collipulli. 

Un incremento de la movilización mapuche es la respuesta que se espera tras el encarcelamiento de varios dirigentes de la Coordinadora Arauco-Malleco. Así lo afirmó ayer a La Tercera José Huenchunao, vocero de esa organización, quien el miércoles pasado fue puesto en libertad bajo fianza por el juez de Letras de Cañete, Jaime Alvarez. 

Huenchunao -quien enfrenta dos procesos por usurpación de tierras y uno por asociación ilícita- no quiso comentar la toma del Juzgado de Letras de Collipulli, efectuada el martes por gente de la coordinadora: "Vengo recién saliendo de la cárcel y ahora analizaremos esa situación", dijo. 

Sí aseguró que "todos los dirigentes de la coordinadora sabemos que la represión y la cárcel son un costo que debemos pagar, pero mientras haya carencia de tierras la lucha es un legitimo derecho al que no renunciaremos". 

Agregó que la radicalización de sus métodos de lucha "ha sido la única manera de que se nos tome en cuenta, porque la movilización de las comunidades ha logrado que el tema mapuche no pueda ser ignorado por la sociedad chilena". 

NO A LA MESA

Huenchunao cuestionó la mesa de trabajo creada por el Gobierno: "No confiamos en esas instancias, porque el actual marco jurídico, legal e institucional no permite resolver el problema". Sin embargo, aclaró que "aunque nunca nos han invitado a dialogar, estamos dispuestos a hacerlo, si es sobre un mecanismo concreto de devolución de las tierras usurpadas". 

Sobre el rol de Camilo Escalona -quien busca "construir confianzas" con los mapuches-, Huenchunao dijo que el ex diputado del PS "puede tener la mejor voluntad, pero no encontrarán una solución conversando con mapuches que no tienen problemas de tierras. Los consejeros de la Conadi no representan a las comunidades en conflicto". 

En Santiago, el dirigente José Paillal, miembro de la Coordinadora Mapuche Región Metropolitana -que integra la organización de Arauco-Malleco-, aseguró que pese a los actos de violencia y tortura que 
-según ellos- el Estado ejerce contra los mapuches "seguiremos luchando por recobrar lo que nos quitaron. No sirve sentarse a conversar en Santiago con gente que no nos representa. Hay que hacerlo en Temuco y con las comunidades en conflicto, sólo así se podrá llegar a una solución definitiva". 
 

- Las diferentes posturas entre los mapuches, ¿no reflejan una división interna?
- Históricamente, no hemos tenido un poder central. Gracias a eso resistimos a los españoles y luego a los chilenos. El Gobierno y la prensa intentan dividir a los mapuches en buenos y malos. Los primeros están en la mesa de trabajo, los malos, creando conflictos. Pero en realidad somos un sólo pueblo que no dejará de luchar por lo que es nuestro: la tierra"

latercera@copesa.cl
 Derechos reservados COPESA
Este sitio forma parte de la red Terra Chile Networks S.A.