Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche
El Mercurio Electrónico

Santiago de Chile, Lunes 13 de Septiembre de 1999

POR PARALIZACION DE OBRAS:

Dudas por Plazos para Central Ralco
 

Persiste clima de tensión entre los pehuenches partidarios y los detractores de la construcción de la hidroeléctrica en el Alto Biobío.
 

CONCEPCION (Patricio Gómez).- Los plazos originales para la materialización del proyecto de la central hidroeléctrica Ralco en el Alto del Biobío, que debe estar operando el 2002 con una potencia de 570 megawatts, se tornarían inciertos al radicarse el tema en los tribunales de justicia, luego que el Sexto Juzgado Civil de Santiago paralizara las obras que presentaban un avance del 11 %.

La resolución del titular del tribunal, magistrado Mario Carrozas, que acogió una medida precautoria solicitada en el marco de una demanda iniciada en junio de 1997 por las hermanas Nicolasa y Berta Quintremán - las más acérrimas detractoras de ese proyecto- tomó por sorpresa a los máximos ejecutivos de Endesa. Estos confiaban en lograr un acuerdo con las siete familias pehuenches que rechazan la permuta de tierras.

Con ello, buscaban no llegar a los tribunales de justicia, dado que un litigio puede prolongarse por meses y comprometer los plazos fijados para la construcción de la central Ralco, como ocurrió con la medida precautoria dictada.

Lo definitivo, al parecer, será que la justicia deberá dirimir si para este caso tiene preeminencia la Ley Eléctrica que invocará Endesa para materializar la central Ralco, en función de las necesidades energéticas del país, o la Ley Indígena que esgrimirán esas familias para continuar en sus tierrras ancestrales.

Pese al hermetismo de la generadora eléctrica, trascendió que no existiría un criterio único sobre el tema. Mientras algunos ejecutivos chilenos de Endesa estarían por continuar con el proyecto, los españoles buscarían reevaluarlo ante las nuevas dificultades surgidas. No obstante, es imposible anticipar alguna resolución oficial de la empresa al respecto, pues el tema es analizado con extrema reserva.

Mientras, las profundas divisiones que genera en el pueblo pehuenche la central Ralco, entre partidarios y detractores de ésta, se agudizaron ayer en el Alto del Biobío.

A Favor y En Contra
Los representantes de las 91 familias que aceptaron las permutas de tierrras, lideradas por Ricardo Gallina, advirtieron que no se quedarán de brazos cruzados y que se movilizarán hasta las últimas consecuencias para que se reanude la construcción de Ralco.

La primera acción se vivió el sábado, cuando unas 300 personas llegaron hasta la localidad de Ralco, donde increparon en duros términos a las hermanas Quintremán. Estas, junto a sus abogados y el diputado Alejandro Navarro (PS), se encontraban reunidas en el centro pehuenche de esa localidad. Sólo la presencia de un nutrido contigente policial que mantuvo a los partidarios de la central a prudente distancia de esa sede evitó un enfrentamiento.

Gallina sostuvo que en esa postura está la mayoría de los pehuenches, ya que quienes se oponen es un reducido número influenciado por ecologistas y elementos externos.

Insistió que el plan ofrecido por Endesa en compensación de las tierras que les inundará la represa, con un costo de 20 millones de dólares, les permite salir de su condición de extrema pobreza y entregar un futuro a sus hijos, sin que ello implique perder sus tradiciones y cultura ancestrales.

El plan contempla reubicar a esas familias en los fundos El Huachi y el Barco, ya que los otros dos predios adquiridos, Santa Laura y El Redil, son para ganado y leña.

En la actualidad, 12 familias ya fueron instaladas en El Huachi. De las 91 permutas presentadas a la Conadi, 80 ya están aprobadas por ese organismo.

Los anuncios de movilizaciones por ambos grupos pueden derivar en enfrentamientos, ya que para sus acciones están eligiendo los mismos sectores.
 
 


Términos y condiciones de la información