Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche
El Mercurio Electrónico
Santiago de Chile, Domingo 12 de Septiembre de 1999
ALTO BIOBIO:

Ocuparon Campamento de Endesa
 

Trabajadores de empresa Besalco, a cargo de las obras de la paralizada central hidroeléctrica Ralco, reclaman por el no pago de indemnizaciones tras ser notificados de despidos.
 

CONCEPCION (Patricio Gómez).- Un clima de tensión extrema se vive en el Alto del Biobío, en la provincia del mismo nombre, tras la paralización de las faenas de construcción de la central hidroeléctrica Ralco por una resolución del Sexto Juzgado Civil de Santiago.

El dictamen ha generado encontradas reacciones entre pehuenches partidarios y detractores de ese proyecto de Endesa. A ellos se sumaron unos 1.500 trabajadores de la empresa Besalco, que ejecuta para Endesa el proyecto Ralco, cuyo destino laboral es absolutamente incierto.

Un importante grupo ellos, notificados de despidos aduciendo motivos fortuitos, procedieron ayer a ocupar pacíficamente instalaciones centrales y el campamento principal de ese consorcio en el Cerro Catorce, en el Alto del Biobío.

La acción es en protesta por la no cancelación de las indemnizaciones respectivas, no obstante que Endesa cumplió con ese trámite con las empresas que había contratado para la ejecución de las obras.

Los trabajadores de Besalco Rodolfo Pereira y Juan Silva advirtieron que esas movilizaciones son pacíficas, pero que adquirirán otro carácter si no existe el lunes una respuesta de la empresa sobre su situación laboral y las indemnizaciones a que tienen derecho. Anunciaron que solicitarán la intervención de la Inspección Provincial del Trabajo.

Pese a la ocupación de las instalaciones, dejaron libre el paso a los camiones y maquinarias que Besalco está retirando desde el Alto del Biobío, tras la paralización de faenas.

La construción de la central había alcanzado un avance del 11 % y se estima que la inversión materializada superaba los 120 millones de dólares, siendo la total del proyecto de 540 millones de dólares.

Mientras, los representantes de los siete familias que rechazan el proyecto Ralco, encabezadas por las hermanas Nicolasa y Berta Quintreman, el lonco o jefe Antonio Curriado y el vocero Agustín Correa Naupa, se reunieron ayer en el centro pehuenche de Ralco. En el encuentro participaron los abogados patrocinantes de las hermanas Quintreman, Roberto Celedón y Alex Quevedo, quienes obtuvieron la medida precautoria que paralizó las obras, en el marco de una demanda de nulidad del estudio de impacto ambiental que autorizó ese proyecto.

Al encuentro también asistió el diputado de la Bancada Verde, Alejandro Navarro (PS), quien insistió que el Estado debe ser neutral en ese conflicto. Criticó duramente las expresiones del ministro del Interior, Raúl Troncoso que lamentó el fallo del juez Mario Carroza, por estimar que con esas actitudes el gobierno no está respetando una resolución judicial.
 
 



Términos y condiciones de la información