Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche
El Mercurio Electrónico

Santiago de Chile, Martes 17 de Agosto de 1999


MAGISTRADO JULIO CÉSAR GRANDÓN:

Nombran ministro en visita por atentados mapuches
 

Designación obedece a requerimiento del intendente de la Región de la Araucanía, Oscar Eltit, con base en la Ley de Seguridad del Estado.
 

TEMUCO (Iván Fredes).- El presidente de la Corte de Apelaciones de esta ciudad, Julio César Grandón, fue designado como ministro en visita para investigar y sancionar a los responsables de la quema y destrucción de una casa patronal en la hacienda Rucañanco, en la comuna de Collipulli, y de dos retroexcavadoras en el fundo Alaska, comuna de Ercilla.

Ambos atentados incendiarios fueron perpetrados los días 1 y 2 de agosto por pequeños grupos de violentistas no identificados, presumiblemente mapuches, según informes de inteligencia policial, en el marco del conflicto que comunidades indígenas radicalizadas mantienen contra empresas forestales de la zona.

La designación del ministro Grandón obedece al requerimiento interpuesto ante el tribunal de alzada por el intendente de la Región de la Araucanía (Novena), Oscar Eltit, quien solicitó aplicar las disposiciones contenidas en la Ley de Seguridad Interior del Estado a quienes resulten responsables de la serie de acciones de violencia ocurridas a comienzos de mes en las comunas de Ercilla y Collipulli, ambas en la provincia de Malleco.

El nuevo ministro extraordinario anticipó en breves declaraciones a la prensa que no descartaba constituirse en el terreno donde ocurrieron los hechos denunciados por la autoridad política, aunque dijo que tal decisión será adoptada conforme a la marcha de la investigación.

Obispo de Temuco

En relación con el requerimiento para la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado, el obispo de Temuco, monseñor Sergio Contreras, fustigó la petición del intendente Eltit, indicando que con "medidas extremas", como la calificó, no se ayuda a encontrar caminos de paz en el conflicto protagonizado por grupos minoritarios de mapuches.

También diversas organizaciones indígenas y sociales manifestaron en los últimos días su rechazo a la aplicación de ese cuerpo legal, que sanciona con penas más graves los delitos que perturben la paz social y promuevan el desorden público, como se califica a los hechos registrados principalmente en la Región de la Araucanía, donde habita una mayor proporción de la etnia mapuche.

Cuatro Ministros

El magistrado Julio César Grandón es el cuarto ministro especial designado en los últimos dos años para investigar la escalada de atentados incendiarios, ocupaciones de predios, robos de madera, corte de puentes y caminos, agresiones a la policía y a funcionarios de empresas forestales.

El primero fue el ministro Víctor Reyes, designado en diciembre de 1997 para investigar la quema y destrucción de tres camiones de transporte de madera cometidos por mapuches encapuchados en diciembre de ese año, en el camino vecinal que une las localidades rurales de Lumaco y Purén.

Respecto de su investigación, la Corte de Apelaciones de esta ciudad confirmó la semana pasada las condenas impuestas por Reyes a ocho indígenas como autores intelectuales y materiales de la quema de los camiones de Lumaco, de Forestal Bosques Arauco.

Como autor intelectual fue condenado a tres años y un día, sin beneficios penitenciarios, al actualmente prófugo estudiante universitario Aníbal Salazar Huichacura, apodado "El Kiwi". En tanto, otros siete mapuches cumplirán penas remitidas; vale decir, en libertad pero con la obligación de firmar semanalmente un libro de registros en Gendarmería.

Después fue nombrado como ministro en visita Archibaldo Loyola, para investigar la quema de maquinarias agrícolas, emboscada y destrucción a vehículos de empresas forestales y enfrentamientos entre mapuches y policías, registrados en Traiguén a comienzos del presente año.

Hasta ahora, Loyola mantiene procesadas a 16 personas, en su mayoría mapuches (los que no lo son están casados con mapuches), por existir presunciones fundadas de su participación en los hechos, pero todos están en libertad condicionada.

Finalmentre, el ministro de fuero Héctor Toro investiga la agresión y lesiones cometidas por mapuches con armas de fuego (rifles a postones), blanca (hachas) y objetos contundentes, como palos, piedras o fierros, que dejaron a siete carabineros heridos en junio último durante una diligencia policial en el sector de Collipulli.

El magistrado Toro también investiga el robo de maderas y la destrucción de dos puentes vecinales en ese mismo sector de la provincia de Malleco.

Ley de Seguridad

El requerimiento del intendente Eltit se basa en el artículo C del título tercero sobre delitos de orden público, de la Ley de Seguridad Interior del Estado, que sanciona "a los que inciten, promuevan o fomenten, o de hecho, y por cualquier medio, destruyan, inutilicen, paralicen, interrumpan o dañen las instalaciones, los medios o elementos empleados para el funcionamiento de servicios públicos o de utilidad pública o de actividades industriales, mineras, agrícolas, comerciales, de comunicación, de transportes o distribución, y los que, en la misma forma, impidan o dificulten el libre acceso a dichas instalaciones, medios o elementos".

Para monseñor Sergio Contreras esta disposición legal "constituye una medida muy extrema" en el presente caso, agregando que la petición del intendente Eltit plantea un nivel de conflicto muy delicado.

El prelado se mostró partidario de propiciar al máximo caminos que conduzcan a la paz comunitaria. "No sé hasta dónde esa medida contribuya a la paz. Ojalá sea así".

En cuanto a si fuese una medida provocativa, dijo no saberlo y que la mejor respuesta la dará el tiempo.

El obispo reiteró sus dudas sobre la participación de indígenas en los atentados y opinó que hay otras cosas y otros intereses mezclados, pero se abstuvo de identificarlos.

"Creo que hay que esperar los resultados de las medidas anunciadas por el Presidente Eduardo Frei - fondos por 143 mil millones de pesos a tres años, para apoyar al desarrollo del pueblo mapuche- , y esperar si esas medidas resuelven los problemas de fondo".

Manifestó su creencia que eran pasos importantes, pero que resultaba un sueño pensar siquiera que los problemas que reclaman las etnias serán resueltos de la noche a la mañana.

Se mostró contrario al empleo de la violencia y sugirió que en la solución del conflicto mapuche deben estar presentes las comunidades, el Gobierno y las empresas.

"La paz es una cosa sumamente importante y uno tiene que contruibuir en su logro"


Términos y condiciones de la información