Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche
El Mercurio Electrónico

Madereros acusan al gobierno de debilidad ante "violencia mapuche"
Lunes 2 de Agosto de 1999, 12:45
EFE
 

SANTIAGO.- Los empresarios madereros chilenos acusaron hoy, lunes, al Gobierno de mantener una actitud permisiva y débil frente a la "violencia" de algunas comunidades mapuches que desde hace meses mantienen disputas con las compañías forestales privadas por la propiedad de la tierra.

"Frente a la delincuencia, el Gobierno es débil y lo ha hecho mal; nos parece increíble la permisividad del Ministerio del Interior, que pese a tener las herramientas para actuar, no las utiliza", denunció el presidente de la Corporación Chilena de la Madera (CORMA), José Ignacio Letamendi.

El representante de los empresarios reconoció, no obstante, la "buena gestión" desarrollada por el ministro de Planificación y Corporación, Germán Quintana, para solucionar este problema, "aunque se ha demorado mucho", puntualizó.

A pesar de este conflicto, la CORMA subrayó que la industria forestal vive actualmente un período de recuperación, lo que ha permitido que en este primer semestre las exportaciones se incrementaran en un 7,4 por ciento, al totalizar 966 millones de dólares frente a los 899 millones del mismo período del pasado año.

Estados Unidos se consolidó como el primer comprador de madera chilena, seguido por Corea, Japón y China.

El presidente de la Corporación Chilena de la Madera indicó que en el sector existe una tasa de desempleo del 8 por ciento (pordebajo de la media nacional, que es del 10,8 por ciento), lo que representa unos 8.500 puestos de trabajo, "aunque tenemos la esperanza de que en los próximos meses baje ostensiblemente", agregó Letamendi.

El conflicto con las comunidades indígenas, localizado en la región de la Araucanía, a 600 kilómetros al sur de Santiago y donde vive el 50 por ciento de los indígenas, tiene su base en disputas por la propiedad de las tierras.

Las comunidades mapuches reclaman las tierras como propias por haberlas ocupado desde tiempos ancestrales, pero legalmente pertenecen a compañías madereras o eléctricas, como Ralco, de la generadora Endesa Chile (controlada por Endesa España), cuya construcción se mantiene paralizada.

Letamendi explicó que en la zona existen unas 1.800 comunidades, de las que sólo 120 han presentado reclamaciones por sus tierras.

"De estos últimos, unos pocos se han dedicado a actividades delictivas groseras y flagrantes", afirmó José Ignacio Letamendi, quien criticó la "exasperante lentitud de la justicia chilena".

Según los empresarios forestales, la violencia ejercida por algunas comunidades mapuches les ha impedido replantar las tierras, al tiempo que muchos trabajadores han sido objeto de amenazas, agresiones e incluso disparos.

El empresario dijo que a la actitud de violencia de algunos mapuches ahora se ha sumado el hostigamiento por parte de algunos representantes políticos hacia los empresarios de su sector.

Letamandi manifestó sus esperanzas de que las medidas que el próximo jueves dará a conocer el Presidente Eduardo Frei sirvan de respuestas a las demandas planteadas por los dirigentes mapuches, entre las cuales destaca su reconocimiento constitucional, discriminación positiva para elegir sus representantes en el Parlamento y la devolución de tierras.

Violencia mapuche

En tanto, un grupo de mapuches quemó dos máquinas excavadoras y dos casonas patronales de la forestal Mininco, empresa con la que mantienen conflictos por la propiedad de la tierra, informó hoy un vocero de la compañía.

Rodrigo Hermosilla, gerente de asuntos públicos de Mininco, denunció que medio centenar de indígenas atacó las propiedades con escopetas y bombas incendiarias. Anoche ardieron las casonas y esta madrugada la maquinaria.

Los incidentes se registraron en el fundo Rucañanco, en la comuna de Collipulli, a unos 600 kilómetros al sur de Santiago.

Los 14 trabajadores que estaban en un galpón al momento del ataque huyeron a los bosques cercanos.

Mininco mantiene constantes conflictos con los mapuches, habitantes originarios del centro y sur chilenos que reclaman las tierras como suyas. Los indígenas hostigan a los trabajadores forestales, ocupan caminos de acceso y frenan la tala de árboles.


Términos y condiciones de la información