Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche

 
 
 
 

 
El Mercurio Electrónico
 
Santiago de Chile, Jueves 27 de Mayo de 1999
 

 
 
 
 
 
 

CONTRA HACIENDA LLEU-LLEU, EN ARAUCO:
Tercer Atentado Incendiario De Mapuches en Cañete

En Lumaco, el titular de Mideplan, Germán Quintana, debió suspender reunión con comuneros indígenas tras ser agredido e insultado.
 

CAÑETE-LUMACO (Patricio Gómez y María Angélica Venegas).- La violencia continúa en aumento en el conflicto mapuche en las regiones del Biobío y de la Araucanía, tras producirse en la madrugada de ayer un tercer atentado incendiario contra la hacienda Lleu-Lleu, en la provincia de Arauco.

A ello se sumó la acción de pequeños grupos de mapuches vinculados al Consejo de Todas las Tierras, quienes provocaron serios incidentes en el cuarto diálogo que sostuvo el ministro de Mideplan, Germán Quintana, en la comuna de Lumaco, con comuneros mapuches.

En la Región del Biobío, el tercer atentado incendiario contra la hacienda Lleu-Lleu dejó pérdidas que superan los 40 millones de pesos. El predio es de propiedad de Osvaldo Carvajal Rondanelli y está situado en la comuna de Cañete, provincia de Arauco.

La primera de estas tres acciones de violencia había ocurrido el domingo 14 de marzo, la cual culminó con el incendio de un galpón y el saqueo de la casa patronal tras una rogativa mapuche. Por ello están sometidos a proceso dos miembros de la dividida comunidad Pascual Coña, Avelino Meñaco y su hijo Luis, actualmente ambos en libertad provisional.

Otro hecho parecido se produjo el viernes 26 de marzo, sin que existan detenidos, aunque sí sospechosos, según Carabineros.

CARABINEROS ESTABAN EN INTERIOR DURANTE ATENTADO

El atentado de ayer tuvo lugar a las 3.15 horas y la alarma fue dada por personal de guardia de Carabineros que permanecía al interior del predio, custodia que había sido requerida por el propietario y concedida por el juez subrogante del Crimen de Cañete, Jaime Alvarez Astete.

Los funcionarios policiales se encontraban en el interior de un furgón policial junto a la casa patronal, a unos 50 metros de distancia del galpón siniestrado.

Víctor Gutiérrez, administrador de la hacienda, relató que cuando fue alertado por los carabineros, el galpón, que contenía más de 5 mil fardos de pasto, un tractor con remolque, cercos metálicos e insumos agrícolas, ya estaba incendiándose, sin que pudiese hacerse nada.

Los esfuerzos se concentraron en evitar que las llamas alcanzaran una vivienda aledaña, residencia de un trabajador y su familia.

Gutiérrez dijo que no se notó nada extraño hasta que la policía uniformada se percató de la aparición del fuego. Manifestó que no habían recibido amenazas, como en ocasiones anteriores. Hasta el lugar llegaron funcionarios de los laboratorios de criminalística de Carabineros e Investigaciones para realizar peritajes.

Por su parte, Carvajal dijo que lo ocurrido demuestra que están siendo superadas todas las medidas de protección. Manifestó su perplejidad ante el grado de osadía de quienes están detrás de ese tipo de acciones violentistas.

A raíz del primer atentado incendiario a la hacienda Lleu-Lleu el pleno de la Corte de Apelaciones de Concepción había designado como ministra en visita a María Leonor Sanhueza, a petición del Gobierno.

La jueza especial estuvo poco más de un mes a cargo del caso, siendo relevada hace diez días por el tribunal de alzada de Concepción, ante la falta de ministros para integrar sus salas. El proceso quedó en manos del juez subrogante de Cañete, Jaime Alvarez.

ACCIDENTADO DIALOGO DE MINISTRO QUINTANA

En tanto, en la localidad de Capitán Pastene, comuna de Lumaco, 140 kilómetros al norte de Temuco, en medio de gritos, insultos y el lanzamiento de objetos por parte de comuneros mapuches vinculados al Consejo de Todas las Tierras, se desarrolló accidentadamente el cuarto diálogo con grupos indígenas convocado por el Gobierno, con asistencia del titular de Mideplan, Germán Quintana.

La reunión debió ser interrumpida al mediodía, cuando una decena de mapuches de las comunas de Lumaco y Galvarino comenzaron a exigir del secretario de Estado soluciones inmediatas a sus demandas de tierras.

Cuando Quintana intentó responder a cada una de las reclamaciones de los mapuches, éstos comenzaron a gritar dando a entender que su interés no era escuchar, sino crear una situación conflictiva como la ocurrida el martes en la comuna de Curarrehue.

En esa oportunidad, indígenas también vinculados a la misma organización mapuche lanzaron huevos y tomates al subsecretario de Bienes Nacionales, Sergio Vergara, lo que obligó a suspender la reunión.

En la jornada de ayer intervino en primer lugar el presidente de la Asociación Ñancucheo de Lumaco, Alfonso Reimán, quien si bien criticó la forma en que el Gobierno ha abordado el tema mapuche y la fuerte presencia policial en la zona, sostuvo que por sobre todo los indígenas intentan recuperar de una vez sus derechos, llamando al Ejecutivo a tener una mayor flexibilidad.

En medio de pifias, el ministro Quintana señaló que el Gobierno está empeñado, por sobre los conflictos aislados que generan algunos grupos mapuches interesados en evitar el avance de las soluciones, en atender lo antes posible y con mucha responsabilidad sus demandas.

El titular de Mideplan desafió al centenar de indígenas presentes en el gimnasio municipal de Capitán Pastene a optar por el diálogo o la violencia para resolver sus problemas, y no obtener nunca una solución en este último caso.

En medio de aplausos, cedió la palabra a los comuneros mapuches que desearan entregar sus propuestas. Sólo alcanzaron a intervenir tres de ellos, cuando Meilhueño Huilcamán, hermano del líder del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, interrumpió el diálogo con el apoyo de una decena de indígenas, obligando al intendente de la Araucanía, Oscar Eltit, a suspender la reunión, para dar paso anticipado a una colación.

ARROJARON COLACION A MINISTRO QUINTANA

Cuando funcionarios municipales la repartían en el lugar, el pequeño grupo disidente arrojó las suyas al ministro Quintana, gritándole que no se vendían. La mayoría de los demás asistentes se mantuvo al margen del incidente.

El diálogo se reanudó en la tarde, y ante la negativa de Quintana de acceder a una petición para que en la comisión conformada por el Gobierno se incluyan representantes de las comunidades en conflicto, finalizó el encuentro con el retiro de los asistentes.

GOBIERNO SE QUERELLA CONTRA AGRESORES

El Gobierno presentará las querellas correspondientes en contra de quienes resulten responsables de las agresiones en contra de Carabineros y ataques a la propiedad pública y privada, según anunció ayer el ministro Secretario General de Gobierno, Jorge Arrate.

Arrate calificó el ataque de grupos mapuches con armas de fuego, cortopunzantes y hachas a la policía como "extraordinariamente grave" e inaceptable para el Ejecutivo.

Explicó que las demandas que interpondrá el Ejecutivo serán por delitos comunes y no significarán la aplicación de leyes especiales. "Pero esto no significa que la Ley de Seguridad del Estado no sea un instrumento disponible", agregó.

Los incidentes se produjeron este lunes en el fundo Araucaria de Collipulli, Región de la Araucanía, resultando lesionados siete funcionarios policiales, dos de ellos de gravedad.

En el lugar fueron detenidos los mapuches Eduardo Sanhueza Castro, autor de 18 disparos en contra de la fuerza pública, y Olivar Maldonado, de 68 años, quien propinó un golpe de hacha en la espalda del carabinero Juan Riffo. 

ATISBO DE AVANCE EN NEGOCIACIONES
 

En tanto anoche, el werkén de la organización mapuche Consejo de Todas Las Tierras, Aucán Huilcamán, confirmó que pese al frente de mal tiempo que afecta a la Región de la Araucanía, hoy se dará inicio a la anunciada marcha que pretende convocar a más de 300 mapuches en una caminata a Santiago.

Así lo precisó el dirigente tras culminar pasadas las 21 horas una reunión de trabajo con el ministro de Mideplan, Germán Quintana, quien habría comprometido la voluntad de la Conadi de dar un trato preferencial a las 22 comunidades mapuches que mantienen ocupaciones de terreno en la zona siempre y cuando la organización depusiera las movilizaciones.

Huilcamán dijo que tal decisión será evaluada hoy por los dirigentes y que de ser aceptada la propuesta de la autoridad se darán un plazo de 30 días para observar los avances de las negociaciones.

 
Términos y condiciones de la información