Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche

 
 
 
 

 
El Mercurio Electrónico
Santiago de Chile, Viernes 30 de Abril de 1999 
 

 
 
 
 
 
 

TRAS ULTIMÁTUM A COMUNIDADES MAPUCHES:
Comenzó Anoche Desalojo Policial de Fundos Tomados

Carabineros iniciaron su operación en tres de los 14 predios ocupados. En tanto, mientras unos hablan de 18 ocupaciones ilegales, Conadi admite sólo tres.
 

TEMUCO (María Angélica Venegas).- En operativos conjuntos dispuestos por el Gobierno, Carabineros de esta ciudad y de Angol iniciaron anoche el desalojo de tres de los 14 fundos ubicados en la Región de la Araucanía (IX), que se hallaban ocupados ilegalmente por comunidades mapuches.

La medida pretende devolver a sus legítimos dueños los bienes, bosques y terrenos que en los últimos días habían sido sido tomados en concertadas acciones ilegales promovidas por las organizaciones Consejo de Todas las Tierras yCoordinadora Mapuche.

Un centenar de policías uniformados a cargo de los prefectos de Cautín y Malleco, coroneles Fernando Torres y Manuel Cadenas, respectivamente, concurrieron pasadas las 19 horas a los predios Alaska, en la comuna de Ercilla, de propiedad de la Empresa Forestal Mininco; Llafenco, en la comuna de Curarrehue, de la empresa forestal Oregón, y Rinconada de Carlos Abugal, también ubicado en Curarrehue, al interior de Pucón.

La medida de desalojo sorprendió a los indígenas, ya que durante la mañana el Intendente (s) de la Región de la Araucanía, Isaac Vergara, había informado que el Poder Ejecutivo esperaría 24 horas para la desocupación pacífica y voluntaria de los manifestantes.

Sin embargo, tal situación cambió radicalmente luego que se produjeran nuevas tomas, desoyendo los llamados de la autoridad para el abandono de los mapuches de las tierras usurpadas y el término de las movilizaciones.

En Traiguén, un centenar de indígenas ingresó al fundo San Miguel, de propiedad de forestal Mininco, durante la tarde de ayer. Carabineros verificó la veracidad de la toma manteniendo patrullajes preventivos, pese a que los indígenas no hicieron alardes de violencia.

Los operativos de las fuerzas de orden comenzaron aproximadamente a las 21 horas en Llafenco, donde personal de fuerzas especiales de Temuco en una rápida maniobra controló todo el lugar y ordenó la salida de los usurpadores, que anoche no excedía el medio centenar.

A raíz de la acción policial hubo 12 detenidos, pero no hubo heridos. El fundo se halla a 25 kilómetros al oriente de Pucón.

Pasadas las 22 horas, las mismas fuerzas policiales se trasladaron al fundo Rinconada para cumplir con igual cometido.

Se informó que Carabineros llevaba instrucciones perentorias del Ministerio del Interior, en Santiago, para restablecer el orden en el lugar.

En tanto, en la provincia de Malleco, un nutrido contingente estaba en las inmediaciones del fundo Alaska, ubicado a 14 kilómetros de Ercilla. A diferencia de las tomas anteriores, el grupo de mapuches establecidos en el interior de los terrenos era superior a 200, según carabineros. Por tal motivo, se aguardaba la madrugada de hoy viernes para dar cumplimiento a las órdenes del gobierno central.

Ayer, el Gobierno había condicionado el diálogo con los grupos mapuches sólo si en un plazo de 24 horas se ponía fin a la totalidad de las movilizaciones existentes en el sur del país.

De lo contrario, enfatizó, Carabineros daría cumplimiento a las órdenes de desalojo emanadas de los respectivos tribunales o bien actuará de oficio para restablecer el orden público.

La advertencia, comunicada por funcionarios de las reparticiones públicas a cada uno de los dirigentes que lideran las 18 tomas reconocidas por las organizaciones étnicas Consejo de Todas las Tierras y Coordinadora Mapuche de Malleco y Arauco, tuvo, sin embargo, diferentes grados de aceptación por parte de estas agrupaciones.

Voceros del Consejo - que apoya a doce de las catorce ocupaciones iniciadas desde el jueves de la semana pasada en la Araucanía- estimaron como una señal positiva la disposición de diálogo del Gobierno. Su líder, Aucán Huilcamán, opinó que sería de mayor credibilidad que se sumaran como interlocutores los ministros de Bienes Nacionales y de Mideplan, además de personeros de la Conadi.

Más radicalizada fue la reacción de los dirigentes de la Coordinadora - que sustenta dos tomas en Malleco y cuatro en la provincia de Arauco- , ya que de plano desestimaron la propuesta gubernamental. En un comunicado público afirmaron que su "movimiento se plantea en directa confrontación con el Estado, el poder económico transnacional, y cuyo eje ordenador es la recuperación de tierras, hasta la liberación de unidades territoriales autónomas".

El intendente subrogante de la Araucanía, Isaac Vergara, informó ayer que la apertura al diálogo es una señal precisa de que la autoridad está preocupada de la situación del mundo mapuche, pero que las soluciones no se darán bajo medidas de presión. Asimismo, aclaró que la voluntad del Ejecutivo, a través de la Conadi, de escuchar a las comunidades en conflicto no debe entenderse por ningún motivo como un compromiso del Gobierno a comprar los predios que reclaman los indígenas en un determinado lugar.

A primera hora, representantes de cuarenta familias mapuche-pehuenches pertenecientes a la comunidad Trapa-Trapa, en Santa Bárbara, ingresaron a un predio de un particular cuya identidad no fue informada, solicitando que el gobernador Juan Carlos Coronata apure las gestiones con particulares de la zona para adquirirles un predio de mejores condiciones productivas y de mejor acceso a servicios básicos.

Más al sur, en la comuna de Ercilla, más de doscientos residentes de la comunidad Temucuicui ingresaron al fundo Alaska, de propiedad de forestal Mininco, reclamando la devolución de 200 hectáreas de bosques de eucaliptus existentes allí, además del manejo del 30% de bosque restante por concepto de reparación por la ocupación y degradación ocurrida en la zona en los últimos 20 años.

En Galvarino, en tanto, representantes de las comunidades Juan Quilaqueo y Juan Raimán se mantienen desde las 9 horas de ayer en el fundo El Copihue, de la misma compañía maderera. Ellos reivindican 100 de las 800 hectáreas de pinos reforestales de dos años y que la Conadi adquiera 272 hectáreas de tierras colindantes a su reducción.

En la misma localidad, sector de Rucatraro, una decena de familias de la comunidad Chupilco reclamaron la devolución 260 há de propiedad de los agricultores Francisco Petermann y Héctor Jérez, a quienes acusan de habérselas "usurpado legalmente". Allí se protesta además porque Mininco ha forestado 100 hectáreas con plantaciones de pino insigne, lo que ha provocado un grave impacto medio ambiental en el sector.

En Vilcún, en tanto, un grupo compuesto por 8 adultos y una decena de niños ingresó ilegalmente, rompiendo cercos, al sector Palihue del Centro Experimental Inia-Carillanca. El lonko Hernán Huenchumilla denunció que en los más de 40 años de operación del centro científico su comunidad jamás se ha beneficiado de los conocimientos que allí se desarrollan, pidiendo de paso la restitución de las 300 hectáreas que ocupa el centro.

A juicio del Obispo de Temuco, monseñor Sergio Contreras, el tema que debe ocupar a la sociedad no es la cantidad de movilizaciones sino las carencias que éstas intentan dar a conocer. El prelado informó que existe una profunda preocupación sobre los conflictos indígenas, por lo que tras la reunión plenaria de la Conferencia Episcopal que se inicia este lunes en Punta de Tralca, la Iglesia Católica emitirá un pronunciamiento oficial sobre el particular.

Ayer, el director de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), Rodrigo González, cuestionó fuertemente la veracidad de las tomas, indicando que sólo tres de los casos que se han publicitado corresponden efectivamente a acciones de esa naturaleza.

Estas, según la autoridad, serían los fundos Llafenco y Rinconada, en Pucón, y el fundo Aguas Buenas, en Galvarino.

González señaló que de acuerdo a los antecedentes que tiene existen al menos siete tomas que no son tales, y que denominó "ocupaciones por fax".

"Se está empleando una manera de informarle a la opinión pública de hechos que no están aconteciendo en la realidad", manifestó.

 
Términos y condiciones de la información