Comité de Apoyo al Pueblo Mapuche, Canadá

Carta abierta al Sr. Jean Chretien, Primer Ministro de Canadá

7 de enero, 1998 
Sr Jean Chretien
Primer Ministro de Canada
Ottawa
Sr. Primer Ministro:
Somos un grupo de Chilenos residentes en Canada y en conocimiento de su
viaje el proximo 10 de Enero a Latinoamérica, y su visita a Chile, nos
dirijimos a Ud. en nombre del Comité de Apoyo al Pueblo Mapuche (Chile) con
sede en Montreal, a fin de denunciar ante su gobierno y el pueblo
canadiense,  los atropellos a sus Derechos Fundamentales que están
sufriendo nuestros hermanos Mapuches de las localidades de Lumako  (Región
de la Araucanía, sur de Chile).
En Lumako el conflicto entre una poderosa empresa forestal (Forestal
Arauco) y las pequeñas comunidades indígenas se arrastra hace ya varios
meses y tuvo un triste desenlace a principios de Diciembre, en el que
resultaron quemados tres camiones de dicha empresa.  Ante un hecho de
carácter netamente civil, que debería haber sido llevado a la Justicia
Ordinaria, la autoridad local y el Gobierno optaron por aplicar la Ley de
Seguridad Interior del Estado, cuerpo legal heredado de la dictadura
pasada, y que cuenta con una serie de atribuciones excepcionales para la
investigación, aprensión y condena de los culpables,  medida que fue
justificada por informaciones de Inteligencia que establecían la
infiltración de terroristas en esa zona.  La policía civil y uniformada
cumplió con asombrosa eficacia la misión de detener, incomunicar y hacer
confesar a los presuntos culpables. En menos de una semana 12 hermanos
Mapuches estaban en la carcel, y se comprobaba por la misma autoridad que
no hubo infiltración terrorista, y que la información entregada por los
Organismos de Inteligencia (?) era erronea.
A pesar de la demanda de suspender la aplicación de esta Ley de Seguridad
del Estado, hecha por los propios detenidos, por diferentes organismos
sociales y de Derechos Humanos, por una Comisión Especial Ad Hoc formada
para investigar los hechos, y hasta por diputados del propio gobierno, este
último se niega a pasar esta causa a la Justicia Ordinaria.
Informamos a usted señor Primer Ministro, que esta Ley de excepción que el
Estado continúa aplicando, permitió medidas extremas en la investigación
del caso, permitiendo el allanamiento de casas y la detención de personas
por parte de policías que no se identifican ni tienen orden escrita del
tribunal, el apremio ilegítimo de los detenidos, la obtención de
declaraciones a traves de presiones físicas y sicológicas, la vigilancia
permanente de esas comunidades por parte de la policía, creandose en
algunos dias un verdadero "estado de sitio",  el terror sembrado entre
mujeres, jovenes y niños que no comprenden la dureza de las medidas.
Solicitamos respetuosamente al señor Primer Ministro de Canada interponga
sus mejores oficios ante el gobierno Chileno, a fin de permitir que esta
Causa pase a manos de la Justicia Ordinaria. Nada justifica la mantención
de leyes de excepción cuyo empleo se contradice con la realidad política y
social que vive el pais en estos momentos. Nuestros hermanos Mapuches no
son terroristas ni amenazan la seguridad Interior del Estado. Son mas bién
víctimas de un sistema que  ha prestado oidos sordos a sus legitimas
reivindicaciones e ignorado sus demandas fundamentales.  De un sistema que
hoy responde con  desproporcionada severidad a hechos que tienen su origen
en la extrema pobreza, en la marginación, en
la falta de horizontes para una juventud desesperanzada.
Esperando que Usted acoja favorablemente esta petición, nos permitimos
desearle un exitoso viaje por Latinoamérica y un feliz retorno.
Armando Navarrete
por Comité de Apoyo al Pueblo Mapuche ( Chile)
Montreal, Canada
MAILTO:decimas@globetrotter.qc.ca
Con copia
- Parlamento de Canada (Ottawa)
- Asamblea Nacional (Quebec)
- Mapu Link, Inglaterra
- Fundación Rehue, Holanda
- Ñuke Mapu, Suecia
- Organismos Mapuches en Chile.