Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
Domingo 29 de febrero de 2003
 
Douglas Tompkins y su esposa, Kristine, quieren adquirir la estancia Valle Chacabuco, la cual visitaron a mediados de mes
 

70 mil hectáreas en la mira del clan Tompkins

El magnate se convertiría en uno de los más grandes latifundistas de la XI Región y en el segundo mayor propietario de terrenos en Chile, superado sólo por el grupo Angelini. Eso, siempre y cuando exista acuerdo en el precio, el que algunos calculan en torno a los US$ 15 millones.
 
 Lorena Rubio 

 
La semana del 9 al 14 de febrero el empresario estadounidense Douglas Tompkins viajó en varias oportunidades a la Región de Aysén. Pero esta vez no se trataba de nuevas compras de terrenos para Conservation Land Trust (CLT), la fundación a través de la cual el magnate ha adquirido miles de hectáreas en Chile y Argentina. Ni tampoco de hacer lobby para contrarrestar la ofensiva de su enemigo declarado, el senador RN por la XI Región, Antonio Horvath.

Tompkins acompañó a su mujer, Kristine, quien está interesada en adquirir el segundo fundo privado más grande de la Undécima Región, operación que, de concretarse, implicaría el desembolso de varios millones de dólares y se realizará a través de Patagonia Land Trust -la fundación de Kris Tompkins- junto a socios extranjeros.

Se trata de la estancia Valle Chacabuco, propiedad de la familia De Smet, que -según la Corporación Nacional Forestal (Conaf)- es considerado "sitio prioritario para la conservación de la biodiversidad en Chile". Y, al parecer, la clasificación no es exagerada. En el gigantesco predio ubicado en la zona de Cochrane al sur de Chile Chico, existe una impresionante variedad de especies nativas, que incluyen cientos de hectáreas de bosques de lenga y una importante población de guanacos y cóndores.

Pero las implicancias de esta eventual compra son aún mayores. Tompkins, a través de las fundaciones relacionados con él y su esposa, se transformaría en el mayor propietario privado de terrenos en Chile, con 550 mil hectáreas entre la X y XII regiones. Sólo lo supera el holding Arauco -controlado por el grupo Angelini-, cuyo patrimonio forestal a diciembre de 2002 alcanza las 610 mil hectáreas de terrenos.

Detrás de él se ubica la familia Matte, quienes a través de CMPC poseen un poco más de 500 mil hectáreas plantadas en el país.

Las cifras de la presencia del millonario ecologista en Chile se tornan incluso más impresionantes si se considera que, como terrateniente, supera por lejos al mayor propietario de predios en el país, que tiene 280 mil hectáreas en la III Región.

Contactos reservados

Los viajes de los Tompkins-McDevitt a Coyhaique se realizaron en el más estricto sigilo. Y razones hay de sobra. Se trata de una gran extensión de terreno en un escenario de fuertes suspicacias respecto de los verdaderos intereses de la expansión territorial del empresario estadounidense, lograda en poco más de una década. Pero aunque las conversaciones están avanzadas, "todavía no se cierra nada", según contó uno de los asesores de los dueños del Parque Pumalín.

De hecho, en el entorno de los De Smet aseguran que "la estancia no está en venta y no existe ninguna oferta formal". Sin embargo, reconocen que el millonario ecologista estuvo en la estancia Valle Chacabuco a mediados de mes, aunque "no tomó contacto con nadie de la familia", afirman los dueños del nuevo objeto de deseo del clan Tompkins. Agregan que el matrimonio norteamericano "viene hace años al campo y siempre han mostrado interés en él".

Como sea, en Coyhaique los pasos de los millonarios más famosos del sur de Chile no pasaron inadvertidos y fueron comentario obligado entre los residentes de la aislada región. "Estuvo varios días en la zona y sabemos que se alojó en la estancia Valchac (como le dicen en Coyhaique al campo de los De Smet)", asegura un operador turístico que supo de la estada de la pareja.

Agua estratégica

La hacienda que quieren comprar los Tompkins-McDevitt es un lugar histórico en la zona. Descubierta por el explorador alemán Hans Steffens en 1899, el valle que alberga Cochrane pasó a manos de ganaderos magallánicos quienes formaron la Sociedad Explotadora del Baker, en los terrenos donde hoy funciona la estancia Valchac.

El patriarca de esta familia, Paul De Smet, quien llegó de Bélgica para instalar un aserradero en la zona, arrendó durante mucho tiempo el campo. Finalmente, lo adquirió en un remate realizado a fines de la década de los '80. Su hijo Francisco es el propietario actual de las tierras, mientras que el gerente del predio -en el cual los De Smet crían miles de cabezas de ovejas y vacunos- es Carlos, otro de los hijos del hoy octogenario terrateniente belga.

Justamente es su cercanía con el río Baker uno de los principales atractivos del lugar. Fuentes de Bienes Nacionales en la zona aseguran que en algunos sectores del fundo, "la hectárea puede llegar a costar un millón de pesos, dado el alto potencial turístico del lugar".

El Baker, el río más caudaloso de Chile, es conocido además porque los derechos de agua de su torrente son propiedad de la generadora Endesa, firma que siempre ha declarado su interés por instalar una central hidroeléctrica en Aysén.

El agua no es un tema menor cuando se habla de la Patagonia. En ella se ubica la segunda reserva de agua dulce del planeta.

El fundo de la familia de origen belga sólo es superado por otro grupo de la misma nacionalidad. Los segundos mayores fabricantes de alfombras de Europa, la familia De Clerck, son los dueños del campo más extenso de la XI Región, la estancia Río Cisnes, de 140 mil hectáreas; es decir, más de dos veces la ciudad de Santiago en su parte urbanizada, y un poco más pequeña que el Parque Nacional Torres del Paine.

La tierra de los huemules

Si todo marcha bien, los Tompkins-McDevitt se convertirán en uno de los más grandes latifundistas de la zona. Eso, siempre y cuando exista acuerdo en el precio, el que algunos calculan en torno a los US$ 15 millones.

Lo cierto es que los Tompkins tienen "en la mira" la XI Región desde varios años. Sobre todo porque los movimientos que dieron origen a Pumalín, recientemente declarado Santuario de la Naturaleza, ya fueron concretados.

Ahora pareciera que el objetivo es expandirse en la XI Región, donde ya son dueños de 15 mil hectáreas.

Es más, a comienzos de 2000, entre los planes de la pareja estaba crear al sur de Chile Chico un parque de 250 mil hectáreas. De hecho, Patagonia Land Trust -la fundación de Kristine- es dueña de 250 mil hectáreas en la provincia argentina de Santa Cruz, es decir, a la misma altura de Coyhaique, pero en territorio transandino.

Y si logra comprar el predio de la XI Región, la esposa de Tompkins tiene claros los planes para él. Su intención es donar parte de las 70 mil hectáreas a la Conaf, organismo que administra la Reserva Nacional Tamango, inmediatamente aledaña a la estancia de los De Smet. En Tamango existe la mayor población de huemules bajo protección en el mundo. Pero la extensión de los terrenos que ocupa el parque, casi 6 mil hectáreas, no da abasto para los animales, especie autóctona de la Patagonia que está en peligro de extinción.

En la oficina del organismo forestal estatal de la XI Región reconocen que ha habido una serie de iniciativas para obtener en donación algunos paños que limitan con la reserva, pero ello aún no se concreta. Se estima que en Tamango existen unos 60 huemules, lo que la convertiría en la mayor población de esta especie de la que se tenga registro a nivel mundial.

Pero eso no es todo. En la estancia Valchac existen grandes extensiones de bosque nativo y casi un tercio del territorio que ocupa la hacienda son estepas prácticamente vírgenes.

Misión Patagonia

Los movimientos de los Tompkins, así como el recientemente conocido interés de Sebastián Piñera por adquirir más de 100 mil hectáreas en la Isla de Chiloé -a lo que se suma el complejo turístico que el clan Kreutzberger planea levantar en la zona de Nalcayec-, son todos signos de la misma estrategia. La Patagonia es el nuevo lugar de interés para ecologistas e inversionistas, aunque por motivos muy distintos. Aun cuando la mayoría de los nuevos "colonos" del territorio austral declara afanes conservacionistas, lo cierto es que existe una serie de elementos que convierte al último pedazo del Cono Sur en la nueva Amazonas.

Las razones son múltiples y pasan por intereses geopolíticos, ambientales y turísticos. Al parecer, la explotación del bosque nativo encarnado en proyectos emblemáticos -y desaparecidos, por cierto- como fueron Trillium, Cascada, entre otros, están dando paso a la necesidad de tener presencia territorial. Una presencia que permita sentarse a negociar en un futuro no tan lejano.

Los pasos de Tompkins

1994
4 de Septiembre de 1994: Daniel González Arancibia, presidente de la Fundación Educación, Ciencia y Ecología anuncia que Chile contará con el parque nacional privado más grande del mundo. Los terrenos fueron comprados por instituciones ambientalistas de California y del filántropo norteamericano Douglas Tompkins.
1995
Marzo: senadores UDI denuncian que un ciudadano norteamericano en los últimos cuatro años ha ido adquiriendo en forma sistemática y progresiva numerosos predios limítrofes.
20 Mayo: Tompkins se reúne en La Moneda con subsecretario del Interior, Belisario Velasco.
11 de Octubre: la totalidad de los miembros de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados respalda el proyecto ecológico Parque Pumalín.
1997
10 Abril: la ministra de Bienes Nacionales, Adriana Delpiano, descarta la eventualidad de que los planes de Tompkins obedezcan al propósito de crear un “Estado independiente”.
7 de Julio: Tompkins y el gobierno firman un acuerdo que garantiza la creación de la reserva ecológica Pumalín .
2001
Abril: nueva polémica por la denuncia de compra de otras 3.095 hectáreas por Tompkins.
23 Abril: el intendente de la X Region, Iván Navarro, se reúne con Tompkins para discutir la actual situación de sus terrenos. Tras la reunión Tompkins se compromete a suspender la adquisición de nuevas tierras.
26 Junio: Douglas Tompkins anuncia que abandonará sus actividades en la Provincia de Palena.  A los pocos días el ministro secretario general de la Presidencia, Alvaro García, lo cita en su oficina y se reestablecen las relaciones con La Moneda.
2003
Marzo: el ministro secretario general de la Presidencia, Francisco Huenchumilla, inicia gestiones en el Congreso para lograr un nuevo acuerdo entre el gobierno y el magnate norteamericano.
9 de diciembre: en La Moneda y sin la presencia del Presidente Lagos, Huenchumilla y Tompkins firman el acuerdo para transformar a Pumalín en Santuario de la Naturaleza. Tras firmar el convenio, Douglas y Kristine Tompkins saludan al Presidente Lagos en su despacho .
 


Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.
Derechos reservados COPESA