Centro de Documentaciˇn Mapuche Documentation Center

Miércoles 12 de noviembre de 2003

 

Empresas se comprometieron a preservar los bosques nativos en sus predios ante exigencias del mercado estadounidense

 Forestales y ecologistas logran acuerdo

Un acuerdo que permitirá preservar el bosque nativo será firmado hoy por las empresas CMPC (Grupo Matte) y Forestal Arauco (Angelini) con organizaciones ambientalistas extranjeras y chilenas y la distribuidora internacional Home Depot.

El convenio, calificado como "un hito en la protección de los bosques chilenos" por los ambientalistas nacionales, se logró después de casi un año de negociaciones que se realizaron en la sede de Home Depot, en Atlanta, Estados Unidos, y visitas a terreno en Chile. Los resultados de estas herméticas reuniones no han sido divulgados debido a un pacto de silencio que mantenían hasta ayer las agrupaciones nacionales Defensores del Bosque Chileno, Instituto de Ecología Política, Greenpeace Chile, Fundación Terram y Bosque Antiguo.

No obstante, el principal compromiso suscrito conlleva a que las forestales no sustituirán los bosques nativos que existan actualmente en terrenos de su propiedad en reemplazo de plantaciones de especies exóticas, ni tampoco se dediquen a fomentar la sustitución por parte de pequeños propietarios. El tema es considerado "muy importante", pues ni siquiera está contenido en la ley de bosque nativo que se tramita en el Congreso.

Desde fines de 2001, los ambientalistas trabajaban en una campaña para lograr que las empresas chilenas se acogieran a la certificación del sello FSC, liderada en Estados Unidos por la ONG ForestEthics, entidad que incluso publicó avisos a página completa en el periódico The New York Times contra las madereras chilenas.

Tras una tregua que detuvo las publicaciones de boicot, Home Depot ofició de mediador, pues esta es una de las empresas que adquieren productos elaborados de madera chilena que estaba interesada en que las compañías adhirieran a las prácticas medioambientales.

Las nuevas exigencias, que en la práctica se traducen como presiones comerciales, lograron que las empresas nacionales se vieran incentivadas a negociar y finalmente aceptar la certificación.

Los ambientalistas esperan que esto tenga un efecto sobre el resto de las forestales que, por cuestiones de mercado, se verían obligadas a adoptar medidas similares.

La red ecologista que ha trabajado en el tema presentará hoy los detalles del acuerdo, aunque no estarán presentes las mencionadas forestales. Sí lo hará Aaron Sanger, representante de ForestEthics y uno de los articuladores de la campaña.


Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.
Derechos reservados COPESA