Centro de Documentaciˇn Mapuche Documentation Center
Santiago de Chile, 28 de Noviembre del año 2002


Encuesta de la Universidad Andrés Bello sobre tendencias y creencias de la población

Mayoría de chilenos dice tener sangre indígena y entender el conflicto mapuche

Según la investigación del Instituto de Estudios Políticos de la Unab, gran parte del país prefiere que los homosexuales oculten su condición y que no hagan clases en colegios. Además, los encuestados señalan que la ley no es igual para todos y que las instituciones discriminan por la condición social de las personas. Los peor evaluados son el Poder Judicial y los parlamentarios.


La mayoría de la población chilena reconoce tener sangre indígena, según los resultados de la encuesta socio-cultural Tendencias y Creencias de los Chilenos, elaborada por el Instituto de Estudios Públicos de la Universidad Andrés Bello. De acuerdo al informe, un 56,5% declara ser mestizo o pertenecer a un pueblo originario.

 La investigación determinó, además, que un 47,3% entiende que el conflicto mapuche tiene su origen en que ese pueblo ha sido despojado de sus tierras, aunque la mayoría cree que debe haber "mano dura" en el orden público. A juicio del director de la entidad, Ignacio Walker, "que los chilenos reconozcan su sangre indígena y que tengan conciencia del conflicto mapuche es un hallazgo".

 En otros temas consultados, un 67% cree que la ley no se aplica igual para todos y que existe una clara desigualdad en las instituciones respecto del trato hacia las personas según su condición social. Entre los peor evaluadas están el Poder Judicial, el Parlamento y los partidos políticos. "Tenemos que hacernos cargo de que no hay igualdad ante la ley en Chile, de que la gente se siente discriminada y que tenemos que propender un sistema más transparente, más democrático, más igualitario", dijo Walker.

 En cuanto a los criterios valóricos, un 73% es partidario de legalizar el divorcio, mientras un 60% y un 58,6% están en contra del voto y el servicio militar obligatorios, respectivamente.

 Además, una gran mayoría (73,6%) -que se concentra especialmente entre los mayores de 45 años- es contraria a legalizar el aborto y un poco más de la mitad se opone a dar espacio a los homosexuales: un 66% está en desacuerdo a que éstos se desempeñen como profesores de sus hijos o familiares.

 Existe un marcado optimismo acerca del futuro en términos personales, familiares y como país. No es todo: el mayor porcentaje de los encuestados (46,1%) cree que en Chile hay un mayor nivel de desarrollo y bienestar que hace 10 años, mientras un 48,4% considera que hoy somos más felices.

 El sondeo se realizó en hogares del Gran Santiago, Gran Valparaíso y Gran Concepción, con una muestra de 800 residentes de 18 o más años, entre el 2 y el 11 de noviembre. El margen de error es 3,5%, con un nivel de confianza de 95%.


Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.
Derechos reservados COPESA