lunes 4 de agosto de 2003
Académico critió a relator de la ONU
En Chile no hay "aparttheid"
  • Jaime Etchepare dijo Chile es un ejemplo de América en materia de integración de sus pueblos originarios. Ha habido muchos parlamenarios y destacados docentes universitarios de origen indígena, agregó.
      Lo que sostuvo el relator de las Naciones Unidas para temas indígenas, Rodolfo Stavenhagen, respecto a que el Estado de Chile viola los derechos de los indígenas y que este grupo está marginado de la sociedad, no tiene "el menor asidero ni histórico, ni jurídico y no está de acuerdo a las leyes constitucionales que han regido a la República desde el siglo XIX".
      Así lo afirmó el académico del Departamento de Historia de la U. de Concepción, Jaime Etchepare, quien señaló que "nunca en Chile ha existido la discriminación racial, generada por una estructura jurídica, como ocurrió en la antigua república de Sudáfrica".
      En el sistema legal chileno no se distingue el ciudadano descendiente de mapuche, pehuenche, inglés, alemán, español, "si no que existe solamente el ciudadano chileno y la ley común", expresó.
      Respecto al reconocimiento legal y constitucional de los pueblos indígenas, como lo planteó el relator de la ONU, sostuvo "¿qué quiere hacer con ellos, mantenerlos en un lugar apartado, desde donde no puedan salir?".
      Explicó que donde existió una legislación que distingía razas, como en Sudáfrica, lo que sucedía era que las diferentes etnias no podían mezclarse entre sí, y por lo tanto, debían seguir una ruta de desarrollo separada y se les destinaba una determinada área geográfica, de la cual no podían salir. "Eso quiere hacer este caballero (Rodolfo Stavenhagen) con los mapuches y los pehuenches", afirmó.
      Agregó que, además, una persona medianamente culta, sabe que en Chile no existen razas puras. Los indígenas están muy mezclados, tanto que muchos de ellos tienen apellidos españoles y muy pocos conservan el mapudungún como lengua.
      Por otra parte, Chile es un ejemplo en América en materia de integración de sus pueblos originarios. Como ejemplo, recordó que hombres de origen indígena han sido senadores y diputados de la República y otros tantos notables académicos universitarios.
      Agregó que en Chile, los hijos de los mapuches y pehuenches se educan en escuelas públicas, reciben servicios de salud como cualquier otro ciudadano, y es más, ellos también pagan sus impuestos.
      Una cosa distinta, expresó, es generar leyes que mejoren la condición de vida de las personas "y eso es bueno no sólo para los indígenas, sino que para toda la población". 

     Caso Ralco

      En relación a la afirmación del relator en cuanto que Ralco era una violación a los derechos humanos, Etchepare también criticó en duros términos a Rodolfo Stavenhagen.
      Sostuvo que en este caso, hay ciudadanos chilenos descendientes de pehuenches que en forma libre y voluntaria vendieron sus tierras. Entonces ¿dónde está la coerción, el atropello a los derechos humanos?....o este señor pretende que los pehuenche sean siervos de la gleba, que no puedan abandonar las tierras donde están, que coartemos su libertad de desplzamiento dentro del territorio de la República..".


 


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.