lunes 28 de octubre de 2002
Presidente de Celarauco
Amenazas al
sector forestal
  • Las empresas exportadoras han sorteado el boicot organizado por grupos ambientalistas en EE.UU. Pero les preocupan las tomas de predios y actos violentos en Chile.

El presidente del directorio de Celulosa Arauco y Constitución, José Tomás Guzmán, dijo en Concepción que existen varias amenazas que afectan al sector forestal chileno en su afán de desarrollar proyectos y a la vez crear trabajo. Entre éstas, destacó las campañas ecologistas en Chile y en el extranjero y la necesidad de que el Estado asuma su papel de defensa del derecho de propiedad.
Respecto a campañas de grupos ambientalistas en Estados Unidos, que han llamado a boicotear las maderas chilenas porque provendrían del bosque nativo, dijo que "afortunadamente no ha habido problemas en ese país, que es nuestra principal fuente de colocación de productos de buen precio. Estas campañas no tienen fundamento y no les tememos. Se va a probar que nuestras maderas no son producto de la devastación de bosques nativos, como se quiere hacer creer. Los bosques nativos no se han explotado".

Proyectos

A su juicio, el permanente ataque de grupos ecologistas "carcome cualquier iniciativa". Reveló que demoró seis años iniciar el proyecto Celulosa Valdivia, en San José de la Mariquina, debido a las frecuentes oposiciones. Ese atraso le ha significado al país dejar de disponer de 600 mil toneladas de celulosa y un número apreciable de empleos, en un momento en que la pulpa tenía muy buen precio internacional.

Las tomas de predios

José Tomás Guzmán piensa que otra de las amenazas que enfrenta el sector es el persistente ataque, las tomas de predios e incendios que han afectado a las empresas forestales. Hace dos años, las pérdidas se estimaron en 40 millones de dólares.
"Es un problema serio porque las empresas no hemos podido tener seguros en el mercado mundial y este es un riesgo grave. Por eso, es fundamental que el estado de derecho esté debidamente resguardado, para seguir explotando el recurso y generar trabajo", señaló.

Inversiones transandinas

El ejecutivo dijo que las inversiones de Celulosa Arauco y Constitución en Argentina han estado bien. "Seguimos trabajando a toda capacidad, tenemos una planta de MDF en plena producción y ventas. Las industrias exportadoras en Argentina no han tenido problemas, porque el tipo de cambio les ha favorecido".
Arauco es propietario de la planta de celulosa y aserradero Alto Paraná, en ese país, donde posee una masa forestal de 80 mil hectáreas. Pero no prevén comprar o construir nuevas fábricas en Argentina. "Hemos estado participando por ahí en algunas, pero aún no se ha definido", dijo en referencia a la participación en la licitación de bosques de la firma Pérez Companc, donde hay más interesados.
Descartó inversiones en Brasil y desestimó que la presidencia de Inazio "Lula" da Silva tenga algún impacto en Chile y en particular en el sector forestal. "El tigre no es tan bravo como lo pintan. Creo que se va amoldar perfectamente a todo el sistema".
En lo inmediato, otra preocupación se centra en las posibilidades de aumento en los costos de flete "por razones externas a Chile", por un incremento en el precio del petróleo ante la eventualidad de una guerra entre Estados Unidos e Irak.



©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.