sábado 14 de septiembre de 2002
Corma recurre al gobierno
Amenazada exportación
de madera
  • Aviso publicado en diario norteamericano da imagen patética de bosques chilenos.
  • Empresarios denuncian que campaña está generada en el país.
  • Objetivo es monopolizar la certificación de la madera en EE.UU.
      SANTIAGO. Su preocupación por la repercusión que podría tener en las exportaciones forestales nacionales la campaña de organismos no gubernamentales que buscan monopolizar la certificación de ellas en Estados Unidos, expresó ayer la Corporación Chilena de la Madera (Corma). Sus vicepresidentes Juan Eduardo Correa y Fernando Raga dijeron que es un problema del país y pidieron al gobierno reaccionar y proteger las ventas en ese mercado con tratado de libre comercio.
      Precisaron que la ONG ForestEthics, en un aviso de ayer en el New York Times, habla de que "la tala rasa y los incendios en los bosques en peligro no son lo que usted tiene en mente cuando sueña con costruir un hogar". Agrega que mucha madera usada en hogares de ese país "proviene de anacrónicas plantaciones industriales plantadas en las ruinas de los bosques en peligro en todo el mundo" y que los bosques siempre verdes de Chile "están siendo destruidos y replantados con legiones de plantaciones exóticas para producir productos forestales baratos para los hogares americanos. El bosque siempre verde puede rápidamente irse para siempre".
      Plantearon que hay una campaña generada en Chile para presentar una imagen patética de nuestros bosques y descartaron que esté amenazado el nativo nacional, porque hay más de cuatro millones de hectáreas. Al respecto recordaron que dirigentes de la ONG Defensores del Bosque Nativo dijeron que su objetivo es revertir las superficies plantadas.
      Raga pidió al gobierno aclarar o reclamar por haber alianza de 12 ONG`s, North American Lumber Association y Defensores del Bosque Nativo chilena entre ellas, que promueven la compra exclusiva de productos certificados por el Forest Stewardship Council (FSC).
      Dijeron que Corma busca la libre competencia y que un alto porcentaje de productos forestales chilenos usan certificaciones con norma ISO, y les son aceptadas otras certificaciones. "El interés de la campaña es generar un monopolio del sello", concluyó Raga.

 


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.