domingo 2 de junio de 2002
Consecuencia de violencia mapuche
Cae inversión 
forestal
  • Máximo dirigente de la Corporación de la Madera (Corma), José Ignacio Letamendi, indicó que la venta de predios en las regiones VIII y IX a la que se han visto obligadas las empresas forestales por no poder ejercer el derecho de propiedad, representan un triunfo de sectores violentistas.
      SANTIAGO. Un duro impacto en la inversión en la Octava y Novena regiones -en especial en el sector forestal- tendrá la venta de fundos que grandes empresas del rubro están haciendo a Conadi para repartirlos a los mapuches.
      Así lo señaló a EL SUR el presidente de la Corporación Chilena de la Madera, Corma, José Ignacio Letamendi Arregui, al comentar la venta del fundo Alaska (IX Región) por Forestal Mininco y de dos porciones de fundos de Forestal Arauco (VIII Región), señalando que ello en parte muestra la victoria de los violentistas y la imposibilidad de los dueños de ejercer libremente el derecho de propiedad, lo que -en su opinión- aumentará la pobreza en esas zonas. 
      El presidente de Corma dijo que este hecho dejará ya a la Novena Región fuera del plan de inversiones de la Papelera, empresa que ya no plantará más en esa zona. El tema es grave, pues repercutirá de manera determinante en otros agricultores y propietarios de predios, y el valor de la tierra caerá más aún, puesto que nadie se interesa por comprar en zonas de conflicto. Además, es muy posible que a la vuelta de uno o dos años los mismos mapuches que hoy reciben tierras estén de nuevo pidiendo más terrenos. "¡Total la violencia ya les dio resultado!", aseguró.
      Latamendi sostuvo que ante esto urge conversar, dialogar e impulsar con toda la fuerza el programa Gobierno-Banco Mundial por 130 millones de dólares para el desarrollo e integración de las etnias de Chile, en especial de los mapuches.
      "Nadie en su sano juicio podría estar en contra o ser insensible a las reivindicaciones mapuches que, como lo han dicho muchos, son los pobres entre los pobres. Hay que atender sus reclamos, pero lo que no es aceptable es la violencia", afirmó.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.