martes 26 de febrero de 2002

Tirúa: 81 familias mapuches damnificadas deja incendio

 

Seis mil hectáreas de matorrales y plantaciones de pino han quemado dos focos de incendio que atraviesan sin control y en forma paralela la comuna de Tirúa, llegando el fuego hasta los límites de la Novena Región.

El siniestro ayudado por los fuertes vientos costeros ha dejado a 81 familias mapuches damnificadas, que aunque han salvado sus viviendas, han perdido sus plantaciones de trigo, pino y forraje destinado para los animales en invierno.

''El caso más dramático lo viven cerca de 60 familias mapuches que perdieron plantaciones forestales que habían obtenido mediante crédito Indap y que quedaron sin nada'', sostuvo Adolfo Millabur, alcalde de Tirúa.

En el combate del incendio que ya lleva 4 días, trabajan 10 brigadas de Conaf, 45 militares, dos helicópteros, un avión cisterna y un bulldozer.

Mientras tanto, las intensas precipitaciones registradas en Puerto Montt en las últimas horas han arreciado hasta el punto de bordear la emergencia. La lluvia, que viene acompañada de vientos de hasta 80 km. por hora, ha sido de alguna ayuda para combatir el fuego, pero también ha provocado anegamientos en algunos sectores de la Décima Región, familias damnificadas, cortes de energía y voladura de techumbres.

Generado por un sistema frontal, el temporal tomó desprevenidos a los habitantes de Puerto Montt, quienes en los últimos días han tenido que sufrir diversos problemas y fenómenos derivados de las condiciones climáticas, desde olas de calor con temperaturas superiores a 35 grados, hasta densas humaredas, que anteayer cubrieron por completo la ciudad, provocando accidentes carreteros y niños con afecciones respiratorias.

Rodrigo Velasco, especialista de la Dirección Meteorológica de Chile, informó que el sistema frontal que afecta a la región ha tenido su zona más activa entre Punta Arenas y Chaitén. Por la mañana, la temperatura bordeaba los 15 grados; se espera que las precipitaciones se prolonguen por lo menos hasta mañana. Velasco explicó que el frente avanza lentamente hacia el norte y podría provocar, durante la semana, precipitaciones en la zona centro-sur, con más probabilidad en la Séptima Región.

El jefe regional de manejo de fuego de Conaf de la Décima Región dijo que ''la lluvia nos viene como anillo al dedo'', dado que en este momento hay 40 incendios en la zona con combustión subterránea.

Por su parte el jefe de manejo del fuego de Conaf de la IX Región, Jaime Blumey, explicó que desde octubre a la fecha ya se han quemado más de 20 mil hectáreas en la zona, y que el foco más grave de los 12 activos (ayer) era Lumaco, con compromiso de bosques de Forestal Mininco y Bosques Cautín.

En la reserva Malleco y Parque Tolhuaca hay 13.050 hectáreas quemadas; en Conguillío, 480º; y en la reserva nacional Halquehue, 95.

Desde octubre a la fecha, entre la VIII y X regiones se han quemado 48 mil hectáreas.

Por otro lado, el gobierno descartó ayer la posibilidad de declarar zona de catástrofe a la Novena y Décima regiones ante la petición formulada por los alcaldes de las comunas de esas zonas que han resultado más dañadas por los incendios forestales porque la medida aporta poco en términos económicos, según explicó el ministro Heraldo Munoz, al término de la reunión del comité de ministros políticos que, además de Munoz, está integrada por el vicepresidente José Miguel Insulza, el titular de la secretaría de la Presidencia, Mario Fernández, y el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre.

Muñoz dijo que los incendios están controlados y que el gobierno irá en ayuda de las familias que han perdido sus bienes.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.