Nº 1079 - Santiago, 15 de marzo de 2002

La opinión de las comunidades


Víctor Ancalaf, dirigente comunidades en conflicto de Collipulli: "Ralco rompe todas las relaciones entre Estado chileno y pueblo mapuche"

"Ralco es un conflicto simbólico donde queda en evidencia la clara separación entre estado chileno y pueblo mapuche, donde quedan rotas todas las relaciones que pudiera haber con el Estado, porque ahí se viola de una sola plumada la Ley Indígena, donde prevalecen los intereses capitalistas y donde queda más clara también la política neoliberal implantada por los gobiernos de la Concertación. En donde Ricardo Lagos, siendo socialista, ha implementado a toda costa el sistema neoliberal aquí en Chile.
Aquí a la gente se le está quitando su tierra: la gente no está vendiendo su tierra, se le está quitando. Entonces, no se entiende cómo por un lado el gobierno está entregando tierras pero por otro lado las está quitando, aduciendo que este es un proyecto viable y todos sabemos que este no es un proyecto viable, puesto que según informes técnicos no sería viable ni ecológicamente ni técnicamente.
Nosotros estamos en una parada de apoyar y reivindicar la lucha de nuestros hermanos pehuenches en nuestra zona. La última vez que estuvimos acá el año 98, les dijimos 'nosotros vamos a viajar a nuestra zona y allá vamos a pelear y cuando sea necesario estaremos acá'. Y por eso hoy estamos apoyando a nuestros hermanos".

María Curihuentro vicepresidente de la organización de mujeres Aukiñko Zomo: El gobierno se pone al servicio de las transnacionales.

La respuesta del estado chileno al conflicto en Ralco obedece a una política de negación de nuestros derechos y a las violaciones a las que históricamente hemos sido sometidos los mapuches.
El estado chileno y este gobierno en particular han avalado los intereses de las grandes transnacionales, poniéndose a su servicio. Carabineros ya no es de Chile, es de ENDESA, para esto sólo basta mirar cómo han sido tratados los mapuches en el Alto Bío Bío. Ni siquiera a un perro se le da ese trato.
Creo que esto también responde a un temor que se tiene de una articulación y fortalecimiento de la sociedad civil que se está observando en el mundo. Por eso también la violencia con que reacciona el gobierno y la forma como es atacada la lucha del pueblo mapuche desde la mayoría de los medios de comunicación, que también están en manos de los grandes capitales.
Por otro lado, estas conjeturas de que el movimiento mapuche estaría infiltrado tiene un contenido profundamente racista, porque supone que son otros los que piensan por los mapuches. Esta lucha nace y es dirigida por el pueblo mapuche, más allá de la solidaridad que recibimos.

Felipe Curivil, presidente de la organización estudiantil Trawún Wekechi: La violencia viene de los grandes grupos económicos

La respuesta que ha dado el estado chileno en Ralco frente a nuestra realidad como pueblo, no es ajena a la respuesta que ha venido dando el estado chileno históricamente, que está profundamente vinculada a los intereses económicos del capital financiero internacional, el cual busca como enemigo a los pueblos indígenas para su desarrollo.
Para ellos, el desarrollo pasa por aniquilarnos como pueblos indígenas, como pueblos originarios de esta tierra. Por tanto, la respuesta que da el gobierno no es una respuesta autónoma: es una respuesta con complicidad de los grupos económicos que hoy están devastando criminalmente nuestro territorio mapuche.
Las especulaciones sobre infiltrados en la lucha del pueblo mapuche es una estrategia más del estado chileno y los grupos económicos, de querer por todos los medios bajarle el perfil a nuestra lucha, por todos los medios aniquilar al movimiento mapuche, tratar de bajar el posicionamiento que ha tenido nuestra lucha en los medios de comunicación tanto nacionales como internacionales.
Para el gobierno este es un tema que les ha venido dando dolores de cabeza desde el gobierno de Aylwin.
La violencia ha venido de una sola parte. Históricamente, desde la ocupación de la Araucanía, desde la masacre de nuestros hermanos a fines del siglo XIX y antes desde la invasión española, la violencia ha venido de ese lado, el de los grandes poderes económicos.
Es por esto que hoy nos levantamos, nos posicionamos como pueblo mapuche en nuestra lucha y nuestras organizaciones.

Ricardo Inalef Consejo Mapuche Picunche: La construcción de la represa es ilegal

La construcción de la represa Ralco constituye desde todo punto de vista una ilegalidad, por cuanto hay familias que aún no han permutado. Esto está claramente establecido en la ley, que mientras haya una familia que no permuta no pueden ser llevados a cabo proyectos como éste.
Por otro lado, queda de manifiesto el doble estándar del gobierno, toda vez que, conmemorando el día internacional de la mujer, en el Alto Bío Bío se agrede violentamente, dejando a muchas mujeres heridas por defender sus legítimos derechos.
La acción de ENDESA en complicidad con la Concertación de construir Ralco, habiendo en ese lugar comunidades mapuche pehuenches que rehusan salir de su tierra natal, constituye desde todo punto de vista un genocidio. Bien lo sabrán esto nuestros hijos y nietos: el señor Ricardo Lagos será recordado como uno de los grandes criminales que operó contra la nación mapuche.

José Naín, werkén del Consejo de Todas las Tierras: Estamos ante la amenaza del genocidio

Es la usurpación legalizada de tierras la que hoy tiene en una confrontación permanente a los mapuches con el estado y con un tercer ente que se ha sumado, que son las empresas forestales, y ahora último con todo lo que tiene que ver con el tema energético y la construcción de la central hidroeléctrica en el Alto Bío Bío. No nos olvidemos que ya van dos en la zona y que el proyecto tiene contemplado seis represas.
Esto tiene que servir para poner fin a la política de genocidio que el estado chileno pretende imponer bajo la fuerza, como ha quedado establecido en el último tiempo, sin considerar los derechos que le asisten a los pueblos mapuches sobre las tierras que se están usurpando.
Estamos claramente ante una amenaza de genocidio en donde hay una asociación entre el capital transnacional, como es ENDESA, con el gobierno de Ricardo Lagos y la Concertación, que lo único que pretenden es, al costo que sea -incluso de vida humana de los pehuenches o el costo cultural que eso implique- imponer la represa.
Los mapuches nunca hemos perdido la dignidad y aquí los pehuenches están peleando con mucha dignidad. Sabemos que la represa se puede imponer, pero queremos dejar claro ante el mundo y el país que jamás vamos a aceptar que se imponga este tipo de medidas que lo único que buscan es exterminar al pueblo mapuche.
Los pehuenches están haciendo lo que les corresponde hacer y aquí los cobardes no son los mapuches, ni son los que apoyan a los mapuches: los cobardes son los que se ocultan en las instituciones del estado para idear políticas a espaldas de la sociedad y de los mapuches, para convertir esto en un verdadero basural en donde los únicos que lucran son los extranjeros.

Domingo Marileo, Secretario General Ad Mapu: La defensa de Ralco es un problema de la sociedad chilena en general

Hoy día en una sociedad civilizada no se puede aceptar la forma como se ha reprimido a los hermanos mapuche pehuenches por el sólo hecho de defender su dignidad, su territorio y su patrimonio cultural.
El gobierno ha abandonado absolutamente la riqueza nacional para ponerla en manos de los capitales transnacionales, como ENDESA. Estas empresas que siguen invadiendo económicamente a este país. No vamos a permitir que sigan con amenazas y chantajes.
Esta incansable lucha del pueblo mapuche por un territorio, ya no puede mirarse de la distancia. Queremos pedirle al pueblo de Chile que asuma un pronunciamiento, de lo que no sólo es tierra mapuche, pues aquí está en juego una reserva natural de la sociedad chilena. Este patrimonio nacional debe ser defendido por todos los hombres democráticos y progresistas de este país. La defensa del Alto Bío Bío va más allá de la lucha mapuche, porque es un bien de la humanidad.
La lucha en Ralco recién comienza. Llamamos a detener la construcción de la represa Ralco y a hacer lo posible para que el segundo convoy no llegue a su destino.
Estamos llamando a las fuerzas democráticas para que a partir del 15 de marzo en adelante se empiece a movilizar, porque es necesario empezar a defender en forma concreta este territorio y la dignidad mapuche. La dignidad mapuche es parte de la dignidad nacional, es parte de la construcción de la sociedad chilena donde nadie puede ser ajeno.

Adolfo Millabur, alcalde de Tirúa: "Estamos en contra de las decisiones del gobierno"

Venimos, con una delegación lafquenche, a solidarizar con los hermanos pehuenches y decirle a la opinión pública que estamos con ellos y que estamos molestos, que estamos en contra de las decisiones que está tomando el gobierno.
El gobierno, no solamente éste, el anterior y durante la historia, nos han demostrado que prácticamente todos han tenido políticas herradas frente a los mapuches. En un momento de la historia se entendió como esclavos, después como lucha de clases y hoy día se entiende como que tenemos que estar supeditados a los intereses de las empresas forestales. Para mí, es lamentable.
Mucha gente ha creído, y seguimos creyendo tal vez, en una estructura que desafortunadamente no está respondiendo a los intereses nuestros, está respondiéndole a los intereses de las grandes empresas y tiene una actitud de gendarme y no disimula en ningún momento la inclinación abierta que tiene en favor de la empresa Endesa.
Yo todavía quiero soñar que el Presidente Lagos va a ser distinto, porque lleva dos años y esperamos que pueda cambiar, pero la verdad es que desanima bastante cuando uno ve este tipo de comportamientos, y queda en evidencia que hay una estructura -no solamente el gobierno, sino que están los tribunales-, están todas las instituciones prefijadas para reprimir y hacer valer los grandes intereses económicos, que en este país son pocos pero muy poderosos.


http://www.elsiglo.cl
Email: elsiglo@ctcreuna.cl