Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Conflicto Ralco y conflicto de intereses: Rechazo y estupor frente a revelaciones

 
   
 


Por Tamara Corales

Una mezcla de sorpresa e indignación provocaron las revelaciones sobre los negocios del ex Presidente Eduardo Frei y socios como el abogado Alberto Coddou, así como de importantes colaboradores de su Gobierno. Tanto porque fue muy diferente la información que conoció el país respecto de la actividad del ex mandatario, como por las sospechas que esos vínculos con el sector privado pudieron haber influido en las controvertidas decisiones adoptadas para aprobar el proyecto hidroeléctrico Ralco en el territorio pehuenche del Alto Biobío.

En Renovación Nacional no se descartó solicitar la creación de una comisión investigadora en la Cámara de Diputados, tema que será analizada por la directiva de la colectividad en el curso de la próxima semana. En la UCC se recordó la controversia que, a propósito de este tema, sostuvo su “líder natural”, el desaforado senador Francisco Javier Errázuriz, con el ex mandatario, precisamente a raíz de su conflicto particular con Endesa.

Por otra parte, los defensores de las comunidades indígenas afectadas por la construcción de la represa, manifestaron su confianza en que los antecedentes revelados contribuirán a los esfuerzos que realizan para paralizar el proyecto, que implica la erradicación forzada de casi un centenar de familias mapuche-pehuenches desde las tierras que ocupan ancestralmente.

En ese sentido, el abogado de las hermanas Berta y Nicolasa Quintreman, Roberto Celedón, dijo estar “sorprendido y anonadado” con la información “que señala expresamente cómo se ligan los actores políticos con los intereses económicos para aprobar un proyecto que vulnera los derechos del pueblo pehuenche”.

“Siempre pensé que Frei era una persona proba, honesta, más bien yo tendía a interpretar su
conducta como una desviación profesional”, dijo.
Por su parte, el abogado Alex Quevedo manifestó que había sospechas sobre la existencia de antecedentes que apuntaban en este sentido, “pero nunca pensamos que su pudieron comprobar y revelar”. Agregó que ahora “habría que revisar la validez de todos los actos dictados en el Gobierno de Frei respecto a esta materia”.

“ESCANDALOSO”. Ese fue el calificativo que utilizó el diputado de RN y miembro de la Bancada Verde de la Cámara Baja, Arturo Longton, frente a los hechos revelados, los que caracterizó como “tráfico de influencias”.

“Los hechos son escandalosos, son una vergüenza para Eduardo Frei y para un sector importante de la Democracia Cristiana. Pienso que esa gente no tiene derecho a jugar con los intereses del país”, precisó.

Añadió: “Lo más grave es que el tema medio ambiental no les importó nada. Siempre estuvo presente ganar y ganar más dinero bajo el amparo y la sombra del Gobierno que los cobijó, tratando de armar verdaderas trenzas económicas y de influencia”.

Por esto, indica, la autorización para permitir la construcción de la hidroeléctrica Ralco está “absolutamente viciada”, porque los actores que participaron en el otorgamiento de los permisos administrativos del proyecto “han jugado tres o cuatro papeles”.

“El Gobierno debiera decretar una amplia investigación. Me gustaría saber que opina sobre esto el Consejo de Defensa del Estado”, indicó.

Por su parte, la diputada Lily Pérez, comparó los hechos con el caso Copeva, puntualizando que “no es primera vez que hay un grupo de personas del gobierno privilegiándose en términos económicos… Esto era un secreto a voces”. Asimismo, dijo que la actitud de Frei resulta “contradictoria, luego de haber hecho alarde público de su desvinculación con el sector privado. Esto no parece ético”.

En ese sentido, informó que estudiará la posibilidad de que al interior de la Cámara de Diputados se promueva la creación de una instancia que investigue el caso.

RESPETO A ETNIAS. La directiva del partido Unión de Centro Centro (UCC) informó que efectuó en la tarde del viernes una reunión extraordinaria para fijar una posición pública sobre las revelaciones de El Metropolitano. En ella recordaron que “hace tres años y en torno a una discusión relativa a materias vinculadas a Endesa y a la Ley de Bosques Nativos, el senador Francisco Javier Errázuriz, que fue atacado por el entonces Presidente Frei, emplazó a éste para que en lugar de ocultar sus negocios, informara de ellos públicamente”.

“Frei rechazó airado la petición del senador respondiendo en duros términos… Errázuriz respondió que el tiempo se encargaría de dar a conocer la verdad”.

“Poco después Endesa acusó a la familia del parlamentario de ocupar aguas que sostuvo eran suyas… La empresa exigió la destrucción de las antiguas obras con que el senador hace uso de sus derechos de aprovechamiento debidamente inscritos en los Conservadores de Bienes Raíces y Aguas, con más de cien años de vigencia”, señaló el comunicado.

Agregó: “nadie desconoce la decidida protección que otorgó el ex Presidente de Chile a Endesa, mientras éste atacaba al senador Errázuriz y a sus hijos. Frei además exoneró a todos quienes por razones ecológicas, respeto a nuestras etnias originarias y resguardo de la Ley, se oponían a que Endesa continuara acumulando aguas después de haber logrado inscribir a su nombre el 87% de los derechos de agua de Chile”.

“Antes de abandonar su cargo, el Presidente Frei firmó definitivamente el decreto que otorgó a Endesa especiales derechos sobre tierras ancestrales ajenas a fin de construir una central hidroeléctrica que causará, según los estudios ambientales y ecológicos, gravísimos problemas a toda la cuenca del Biobío”.

DIPUTADO NAVARRO. Para el diputado socialista y miembro de la Comisión de Medio Ambiente, Alejandro Navarro, uno de los principales opositores de la central Ralco, los antecedentes revelados por El Metropolitano demuestran que “el intervencionismo gubernamental atravesó todas las esferas del poder”. Frente a esto, dijo, “hay muchos que tendrán que asumir responsabilidades, no sólo de actitudes, sino que de acciones e intervenciones sobre procesos que, en caso de haber operado sobre la base de la legalidad, habrían resuelto en contra del proyecto hidroeléctrico de Endesa”.

Sobre el ex Primer Mandatario, Navarro señaló que su gran interés por aprobar el proyecto Ralco se circunscribió a su vocación de ingeniero hidroeléctrico. “Esa fue una convicción de formación profesional”. Y respecto a sus negocios privados, se limitó a comentar: “A un hombre que venía del mundo de la empresa, le es difícil desprenderse de todo tipo de actividad”.

Subraya: “Nadie puede desconocer la clara decisión del ex Presidente Frei de favorecer el proyecto. Pero eso se tradujo en acciones como las que hemos denunciado en muchas oportunidades, en que diversos mandos medios y jefes de servicios en forma reiterada incurrieron en ilegalidades y abierto tráfico de influencia”.

A su juicio, más que una nueva comisión investigadora en la Cámara Baja, el caso debe ser resuelto rápidamente por los Tribunales de Justicia, donde se encuentran pendientes tres recursos de protección interpuestos por las hermanas pehuenches Berta y Nicolasa Quintreman, además de una demanda de nulidad que pretende dejar sin efecto la Evaluación de Impacto Ambiental sancionada por Conama. “En este momento Endesa avanza en la construcción de Ralco a través de los hechos consumados”, argumenta.

“Nos interesa resolver el proceso judicial en la Corte Suprema, antes de iniciar nuevas acciones. Aún tenemos pendiente la interposición de una denuncia de genocidio en contra de los ejecutivos de Endesa España”.

El GABB

En el Grupo de Acción por el Biobío (GABB), existía conmoción frente a la publicación de los reportajes publicados por El Metropolitano. A pesar que el periodista Cristian Opaso participa en el organismo, no conocían el detalle de la información.

Ellos iniciaron la resistencia contra la construcción de represas en el Alto Biobío hace casi una década, y fueron los primeros en acoger a las hermanas Berta y Nicolasa Quintreman. Hoy el tema es emblemático del pueblo mapuche y, en general, de las comunidades originarias del país.

Para el empresario y presidente del GABB, Hernán Echaurren, “siempre fue obvio que Frei invirtió capitales en alguna empresa después de vender sus acciones a Sigdo Kopper” y que, por tanto, debió aclarar en su momento los vínculos que mantenía con el sector privado. Al respecto, recordó que en el viaje efectuado por el ex mandatario a Estados Unidos, junto a empresarios chilenos, uno de los que acompañó a Frei en el avión presidencial fue José Yuraszeck, principal controlador del holding Enersis.

Agregó que, en alguna ocasión, ofrecieron al diario electrónico El Mostrador publicar ciertas denuncias sobre el caso Ralco, “pero nos cerraron la puerta y ahora nos lo explicamos, porque Alberto Coddou está relacionado con el director”.

A su juicio, los antecedentes expuestos ratifican el tráfico de influencias ejercido para aprobar la construcción de la central hidroeléctrica.

“Frei tiene la obligación de aclarar esto a la opinión pública. No puede ser que el Presidente de la República, en forma irracional y tan caprichosa, se haya jugado por un proyecto que causa tanto daño al país o que tiene efectos dudosos. ¿Por qué actuó de esa forma? Tiene que contestar eso”.

Puntualizó que las autoridades han optado por la política del silencio ante hechos evidentemente irregulares en la tramitación de los permisos para lograr la puesta en marcha del megaproyecto hidroeléctrico. “Nadie quiere hablar de este tema, porque es muy delicado”, enfatizó.
“Todo el sistema está coludido en esta situación”, concluyó.

“No me interesa el dinero, ni una casa con cocina. Tengo mi lugar, mi fogón y mi tierra para trabajarla. Tampoco quiero la luz que ofrecen, para eso tengo la luz del sol... Además, sacar una persona como un animal a un lugar que no le sirve, que no conoce, no es calidad de vida como dice Frei… No me voy a ablandar como el resto. Muerta me sacarán de mi tierra”
Nicolasa Quintreman