Verdad y Nuevo Trato:
Proyectos de ley tendrán que ver si propuesta para las etnias es posible
Rodrigo Cerda Q.
29 de Octubre de 2003

Largo debate en el Congreso tendrán muchas de las ideas para mejorar la vida de los indígenas.

RODRIGO CERDA Q.

El Presidente Ricardo Lagos comenzó el análisis de la propuesta de Verdad y Nuevo Trato de los Pueblos Indígenas y que solicita mayor autonomía para éstos.

El documento fue entregado ayer en La Moneda por el ex Mandatario Patricio Aylwin, frente a los representantes de todas las comunidades indígenas.

Por primera vez se plantea la posibilidad de que las etnias tengan representación en el Congreso y de que participen e integren gobiernos comunales y regionales. Y que se reconozcan formas de organización propias, en todas las leyes, y en políticas y programas que afecten sus culturas, territorios, instituciones o recursos.

Para echar a andar estas ideas tendrán que elaborar proyectos de ley que significarán planteamientos y conversaciones políticas.

El desafío de la violencia

Seguramente que en las negociaciones saldrá a la palestra la violencia de comunidades mapuches y hasta qué punto estas propuestas pondrán término a esos conflictos.

Sólo este año fueron atacados desde la Octava a la Décima regiones: un campamento, una forestal (varias veces), tres camiones, cuarenta galpones y una cuarentena de fundos. La violencia ha permanecido a pesar de que el Gobierno ha transferido y comprado a través de la ley indígena desde hace 10 años, cerca de 300 mil hectáreas por unos cien mil millones de pesos.

Otro punto planteado por la Comisión de Verdad Histórica es la relativa al reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas, propuesta que está en el Senado y que propone que en el texto del artículo Primero de la Constitución quede "pueblos indígenas" y algunos parlamentarios estiman que debe quedar "etnias". Esto del reconocimiento constitucional tiene más importancia en el plano internacional que en el plano local, porque países como Estados Unidos, Canadá y otros ya aceptaron este reconocimiento.

La Comisión también entregó una verdad histórica respecto del comportamiento del Estado y las etnias. En su momento, Aylwin dijo que los historiadores ignoraron parte de la historia de la pacificación de la Araucanía.
Historiadores como Sergio Villalobos, Alfredo Jocelyn-Holt y Cristián Gazmuri le respondieron que los estudiosos de la historia no han negado los aspectos oscuros de lo ocurrido. Villalobos ha sostenido que los araucanos fueron protagonistas de su dominación, interpretación que otros colegas objetan.

Integrantes de la Comisión

La Comisión de Verdad Histórica y Nuevo Trato de los pueblos Indígenas estuvo dirigida por el ex mandatario Patricio Aylwin desde que fue encargada por el Presidente Ricardo Lagos en marzo del 2000 cuando recién comenzaba su gestión gubernamental.

Son 11 integrantes de todas las etnias, como José Santos Millao, Adolfo Millabur, Hilario Huirilef, Alberto Hotus y Sandra Berna, entre otros.

Por la sociedad civil participaron el obispo emérito de Temuco, Sergio Contreras; Ariel Burgos, la pastora Juana Albornoz y José Aylwin. Para analizar el plano histórico estuvo a cargo José Bengoa.

Los empresarios estuvieron representados por Juan Eduardo Correa, Ricardo Ariztía, Manuel Riesco y Fernando Léniz.

Además, participaron representantes de siete ministerios, más personal de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, Conadi.

LA VISIÓN DE ACTIVISTAS Y DIRIGENTES

AUCÁN HUILCAMÁN, MAPUCHE:

"Éste es un informe claramente colonialista y, por lo tanto, no podemos aceptarlo. Hicimos nuestras respectivas recomendaciones porque lamentablemente la comisión pasó por alto el tema de la responsabilidad institucional y la usurpación de tierras, no trata el tema de la libre determinación y no reconoce los tratados como instrumentos de derechos territoriales de los pueblos indígenas". Huilcamán agregó que junto a José Llancapán y Galvarino Reiman estiman que el proceso de esclarecimiento careció de la participación amplia de las organizaciones tradicionales y contemporáneas del pueblo mapuche. Entienden el informe como un avance en términos de esclarecimiento de las violaciones de los derechos colectivos que los han afectado. Estiman que no es posible el desarrollo integral mapuche sin el reconocimiento de la realidad urbana.

ERITI TEABE, PASCUENSE:

"Me parece que no fue más que lindos discursos y una bonita ceremonia, pero que en lo central es insuficiente. Hay varios puntos que no fueron tratados y analizados a fondo y con detalles por esta Comisión de Verdad y Nuevo Trato. Ahora, en lo más importante para mi pueblo como es el relativo a la soberanía y otros puntos que no recuerdo, lo dicho aquí es absolutamente insuficiente. Este es un típico programa colonialista; sin embargo, contempla cualidades y eso lo reconozco, ya que hay un trabajo de fondo muy acucioso. Ahora hay que seguir trabajando en torno a lo que se ha entregado. Como Directora de Derechos Humanos del Parlamento de Rapa Nui habrá que seguir planteando más propuestas como algunas muy interesantes que se harán a comienzos del próximo año en Pascua. También las haremos aquí en la capital".


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P