Santiago de Chile, Lunes 28 de Octubre de 2002

NOVENA REGIÓN:
Forestales prevén disminución de violencia en La Araucanía

TEMUCO.- Una disminución en la conflictividad de los grupos mapuches radicalizados prevén las empresas forestales para esta temporada de tala de bosques, entre noviembre y marzo.

Hasta la fecha, ninguna de las forestales que operan en la zona, como Mininco, Arauco, Cautín y Millalemu, ha solicitado ante las fiscalías resguardo policial o la instalación de cuarteles temporales en sus predios. El año pasado a esta fecha siete fundos debieron aplicar medidas especiales de protección con contingente policial.

La probable disminución de atentados, incluso incendiarios, para impedir las faenas de explotación forestal es atribuible a la suscripción de acuerdos entre el Gobierno y las organizaciones y grupos indígenas más radicalizados para que éstos depusieran su actitud a cambio del compromiso de compensar sus demandas de tierras.

Uno de los casos más emblemáticos fue el fundo Alaska, vendido a la Conadi y traspasado a la comunidad Ignacio Queipul, lo que restableció la normalidad en el sector próximo a Ercilla.

Asimismo, se estima que el procesamiento de líderes de acciones violentistas, actualmente en prisión preventiva, ha desarticulado y desincentivado a sus seguidores.

Se prevé que en diciembre, en el primer juicio oral en Angol, podrían ser condenados por delitos terroristas los loncos Pascual Pichún y Aniceto Norín y la activista Patricia Troncoso Robles, "la Chepa". Ello podría generar movilizaciones.

Sólo tres predios de Traiguén y Lumaco cuentan con protección policial permanente y rondas preventivas. Son los del ex ministro Juan Agustín Figueroa; el San Gregorio, de propiedad de Juan y Julio Sagredo Marín, y el Santa Ema, de Eduardo Stappung. Todos ellos cuentan con medidas de resguardo ante amenazas de comunidades mapuches vecinas.



©2000 Empresa El Mercurio S.A.P