Santiago de Chile, Martes 26 de Febrero de 2002
ENCUENTRO DE PARLAMENTO CULTURAL DE MERCOSUR:
Piden a congresistas evitar la destrucción de Isla de Pascua

Mónica Guerra

MÓNICA GUERRA, enviada especial

Un llamado en tono dramático hicieron el alcalde de Isla de Pascua, Pedro Edmunds Paoa, y el presidente del Consejo de Ancianos, Alberto Hotus Teave, a los diputados y senadores reunidos en el Parlamento Cultural del Mercosur que se efectúa en esta esta localidad, para que impidan que "se siga matando a Rapa Nui".

"Les pedimos, desde lo más profundo de nuestro corazón, en representación de nuestro pueblo, que se elabore una legislación moderna, constitucional, que no sea un decreto que se pueda borrar tal como se aprobó, que obligue al Ejecutivo a cuidar a Rapa Nui.

No somos una comuna más de 3 mil habitantes, somos un pueblo ancestral, con 16 mil sitios arqueológicos que necesitan ser protegidos con un trato especial", declaró el alcalde Paoa. Desde ayer y hasta mañana, parlamentarios de Chile, Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay, además de invitados de países europeos, se encuentran reunidos en el XI Encuentro del Parlamento Cultural del Mercosur (Parcum), que culminará con propuestas para legislar a favor de iniciativas culturales y educacionales para aplicar en este territorio perteneciente a la V Región y situado 4 mil kilómetros del continente.

El tono de urgencia por el rescate de la cultura y del pueblo pascuense que imprimieron en su exposición tanto el alcalde como el presidente del consejo de ancianos es compartido por los habitantes de la isla, 3 mil según datos de 1996. De éstos, no más de un centenar es auténticamente originario de esta cultura.

Acusaciones

Este sentimiento genera permanentes conflictos entre los dirigentes de las organizaciones locales, que se acusan mutuamente de no representar fielmente ante las autoridades centrales el interés de la comunidad o de no hacerlo en forma oportuna.

Una muestra de este enfrentamiento se ofreció ante los asistentes al encuentro del Parcum, cuando uno de los 24 miembros del parlamento local, Levi Araki Tepano, interrumpió a gritos la presentación de Alberto Hotus, para decir que este dirigente no representa a todos los pascuenses. Lo mismo hizo la vocera de esa organización, Inés Teave, sobrina de Hotus, a quien el presidente de la organización, diputado Sergio Velasco, le dio la palabra. "Consideramos que no supo defender ante el Estado de Chile los intereses de los pascuenses en cuanto a la posesión de la tierra" es la crítica de Teave.

Alberto Hotus replicó las críticas diciendo que fue elegido en votación popular para ese cargo, el que ha conservado por 24 años. La propia Teave reconoce, sin embargo, que "no toda la culpa es de él, sino de un sistema político que está en contra".

Este conflicto se inició en 1933, cuando el Estado de Chile establece por ley que toda la tierra que no tiene dueño pasa a figurar como patrimonio del Estado. En Rapa Nui no existía ni un metro de tierra inscrito a nombre de nadie, porque en la cosmovisión del pueblo pascuense la tierra es la Madre, por lo que no se puede transar ni vender. El Gobierno está entregando títulos de dominio para resolver este problema, para lo cual se puso la meta de regularizar al año 20 mil hectáreas de terrenos.

Alberto Hotus planteó una serie de peticiones para que los parlamentarios las defiendan en el Congreso. Además del tema de las tierras, pidió aumento y mejoramiento de becas para educación superior, internados en Valparaíso y Santiago para los jóvenes que deben cursar estudios superiores en el continente, la definición de un distrito electoral para Isla de Pascua, entre otras.


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P