Santiago de Chile,   Martes 2 de Octubre de 2001


ACCIONES 2000-2002:

Incierta ejecución de plan para mapuches

En agosto de 1999, cerca de 800 loncos mapuches acudieron a La Moneda a participar del acto donde se dio a conocer el plan diseñado por la administración de Eduardo Frei para responder a las demandas del pueblo mapuche.

En esa ocasión, el Gobierno anunció un plan trianual entre el 2000 y el 2002, lapso en que se invertirían unos $140 mil millones en las regiones VIII, IX y X.

A más de dos años de estos anuncios, nadie sabe qué pasó con la inversión anunciada, y si las medidas comprometidas se concretaron.

Tanto el Ministerio de Planificación y Cooperación (Mideplan) como la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) no entregaron información sobre el cumplimiento de los programas.

Fuentes ligadas a estas reparticiones indicaron que a la fecha no se ha realizado un seguimiento sobre el avance del plan, por lo que es imposible conocer el detalle.

Estiman que gran parte del desinterés por este paquete de medidas (destacado en su momento como el hito más importante desde la publicación de la Ley Indígena) se debe a que son promesas del gobierno anterior y no del actual.

También se reconoce que la gran mayoría de los dineros anunciados en ese entonces corresponden a partidas presupuestarias normales asignadas a esas regiones, y no a recursos extraordinarios.

Los $140 mil millones anunciados en 1999 contemplaban una serie de ámbitos específicos de inversión.

Unos $53 mil millones correspondían a inversión en infraestructura a través del Ministerio de Obras Públicas (MOP). Esto incluía mejoramiento de caminos vecinales, agua potable rural, pesca artesanal, y regular derechos de agua.

Para las Areas de Desarrollo Indígena (ADI) se contemplaba invertir $46 mil millones en este lapso. Las ADI son un instrumento que permite focalizar recursos públicos en zonas con alta población autóctona.

Otra partida importante era el desarrollo productivo, donde se anunció la inversión de unos $30 mil millones. Aquí se contemplaban aspectos como subsidios de tierras, recuperación de suelos, forestación y manejo de plantaciones.

A ello se sumaban recursos para cultura, salud y vivienda.

Critican promesas

Para Hilario Huirilef, consejero de la Conadi, el plan anunciado en ese momento sólo fue para hacer creer que se entregaban recursos.

"Pero los compromisos de inversión eran los habituales que existían en la región, a través de los fondos sectoriales o regionales. No había ningún dinero fresco distinto a lo ya programado", añadió.

El dirigente mapuche añadió que éstas son promesas irresponsables, al igual que las 16 medidas anunciadas el año pasado por el Presidente Ricardo Lagos. Ello, porque la gran mayoría cree que se están cumpliendo, cuando no es así.

En todo caso, opinó que no tiene importancia hacerles un seguimiento a las medidas e inversiones anunciadas, pues no tienen ni tendrán incidencia en el mundo mapuche.

La consejera de Conadi, Isolde Reuque, señaló que el principal impacto del "Plan Frei" fue que sirvió para sensibilizar a las distintas reparticiones públicas sobre el tema y "amarrar" a ciertos ministerios para que destinaran recursos.


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P