sábado 23 de febrero de 2002

 

Pehuenches intentan impedir traslado de transformadores

Un grupo de cuatro pehuenches llegó ayer hasta el sector Cuatro Esquinas en Talcahuano con el objetivo de intentar impedir el inicio del traslado de un gigante transformador hasta las obras de la hidroeléctrica Ralco, en el Alto Biobío.

Personal de Carabineros impidió que los indígenas se acercaran a la maquinaria. En el grupo estaba Berta Quintremán, la líder de los pehuenches que se oponen a la permuta de sus tierras en el sector cordillerano, para permitir la construcción de Ralco.

Ante la impotencia de no poder hacer mucho, Quintremán, Carmen Paine y Francisca Treka comenzaron a lanzar piedras a los vehículos que circulaban a esa hora por Cuatro Esquinas. El cuarto integrante del grupo, un hombre, se restó a las acciones de protesta de sus compañeras.

Ante el inicio de incidentes, personal de Carabineros de la Cuarta Comisaría de Talcahuano debió intervenir. Después que las mujeres ya habían causado daños menores a algunos automóviles, como a uno al cual le trizaron el parabrisas, y habían impedido el normal tránsito vehicular, uniformados procedieron a detenerlas.

Alrededor de las 10 horas, Quintremán, Paine y Treka fueron trasladadas en un furgón -en calidad de detenidas- hasta el cuartel policial en el sector Hualpencillo del puerto.

En la comisaría fueron notificadas de los cargos de desórdenes y daños a la propiedad. Tras la comprobación de su domicilio, Carabineros procedió a dejar a las mujeres en libertad, pero citadas para comparecer el lunes ante el Primer Juzgado de Policía Local de Talcahuano.

En el lugar, el prefecto (s) del puerto, comandante Fidel González, indicó que los servicios policiales está dispuestos para permitir el normal desplazamiento del transformador hasta el Alto Biobío, reconociendo que prevén una mayor resistencia al traslado después de pasar por Los Angeles.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.