viernes 29 de junio de 2001

Central se atrasa en seis meses
Desviarán otra vez el
río por obras de Ralco

Las obras en la construcción de la presa de la central Ralco se reanudarán en agosto, fecha en la cual se espera desviar nuevamente el río Biobío a través de la ''ataguía'', que es un muro de tierra y piedras y que se derrumbó en el temporal que afectó a la zona en el mes de mayo.

Así lo informó Endesa a través de un comunicado oficial en el que señala que de acuerdo a la reprogramación de las faenas, la nueva central estaría en condiciones de producir electricidad en diciembre de 2003, con la puesta en servicio de la primera unidad generadora. La segunda estará operativa en los primeros meses de 2004.

Con esta recalendarización, Endesa reconoció que la puesta en operaciones de la central sufrirá un retraso de cinco a seis meses, ya que originalmente se esperaba producir electricidad en junio o julio de 2003.

La empresa eléctrica precisó que las condiciones óptimas para el desvío del río se deben dar en agosto, pero que esto dependerá de factores como la hidrología, la meteorología y los niveles de los deshielos.

Por otro lado, se informó que a pesar de las continuas lluvias y altos caudales del río, se ha seguido con los trabajos en otros frentes de la construcción de la central.

Especialmente se ha puesto énfasis en la reparaciones de los caminos dañados por el mal tiempo y en las obras ubicadas en las zonas donde las condiciones climáticas han sido favorables.

Entre ellas están la construcción de la caverna de máquinas y el túnel que llevará el agua hacia este punto. También se mantiene el itinerario de la llegada al país de equipos como las unidades generadoras que se fabrican en Francia, Canadá y Brasil, lo que está previsto para el segundo semestre de este año.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.